¿Que es el turismo “de borrachera”?

Con una cuarta ola del virus covid-19 en puerta, España vive un inusitado fenómeno caracterizado por la llegada de una oleada de turismo, particularmente de ciudadanía francesa, los cuales aprovechan el buen tiempo de la primavera.

La capital española tiene varios fines de semana experimentando un aumento de visitantes de países vecinos, con la intención disfrutar las restricciones más blandas de la Unión Europea, a pesar de que España ha registrado 75.000 muertes de las más de 2,7 millones de personas fallecidas a causa del covid-19.

En medio del peor registro de muertes y de contagios en la comunidad de Madrid, a excepción de Melilla y Ceuta, la poca regulación crea, dudas sobre el método aplicado que prohíbe desplazarse a otras regiones en el interior del país, aún más luego de ver las imágenes de turistas franceses de fiesta en las calles ibéricas.

Varias imágenes virales se han multiplicado en la web, en las cuales se pueden ver el centro de Madrid abarrotado de multitud de ciudadanos de origen francés, colmando los callejones y terrazas sin conservar las medidas sanitarias adecuadas, coreando canciones e incumpliendo con el toque de queda.

Atractivo de movilidad

La dupla gobernante de Madrid, es decir, la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, así como el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, han alentado a disfrutar la “libertad” ofrecida en la comunidad madrileña como una forma de reactivar la mancillada economía a causa de la pandemia.

El hecho es que mientras en Francia está establecido un toque de queda válido desde las 7 pm. y los distintos locales nocturnos están cerrados desde el 2020, además de restricciones de confinamiento estrictas, en la región de la capital española el toque de queda empieza hasta las 11 pm.

Además de empezar más tarde que en otras capitales europeas como París, la Comunidad de Madrid deja abierta la hotelería y con mínimas restricciones de aforo hasta la hora que inicia el toque de queda, aun así no siempre se cumplen.

Se espera que en Semana Santa no haya movilidad de ciudadanos hacia otras Comunidades Autónomas, medida extendida en todo el territorio español y que tiene varios meses de vigencia en algunas regiones específicas para evitar la propagación del coronavirus.

La paradoja de que los mismos españoles no puedan moverse de región durante los días festivos de Semana Santa, mientras que observan como arriban los franceses y sacian su ocio. Se ha creado un vacío en el tratamiento de la situación sanitaria y ha originado un turismo que pretende evadir las restricciones de su lugar de origen.

Díaz Ayuso, ha reiterado que los ciudadanos franceses no solo van a emborracharse a la ciudad, sino que también disfrutan de la estancia en los museos y de la oferta cultural existente, y tildó de xenofóbico el término usado para referirse a los visitantes de Francia.

Las críticas no se han hecho esperar, desde la oposición y la candidata rival de Ayuso para los próximos comicios regionales en España, Mónica García, del partido Más Madrid, ha sido dura al ponderar la puesta de “luces de neón en toda Europa” logrando hacer un llamado al “turismo de borrachera”.

“Mientras a los madrileños se nos está pidiendo responsabilidad y no estamos pudiendo ir a ver a nuestros familiares, resulta que en el piso de al lado nos están haciendo fiestas ilegales que no tienen control ni regulación”, ha afirmado García.

Francia sugiere no viajar a España

Desde la Embajada francesa en España, se sugiere reiteradamente el mensaje que desaconseja los desplazamientos internacionales y los viajes a España, por motivo de ocio. Entre sus recomendaciones incluyeron cumplir las reglas vigentes en el país ibérico “para evitar sanciones y sobre todo por respeto y solidaridad”, dicen voceros de la embajada señalada.

Hasta ahora, los viajeros que salen desde Francia a España, por vía aérea, deben constatar en una prueba PCR negativa, la ausencia de virus en el organismo con una antigüedad inferior a las 72 horas.

Turismo en el resto de España

Con el polémico discurso del gobierno de Madrid, que alienta a los extranjeros a visitarlos, los turistas de Europa están arribando a toda España en general.

Cientos de ingleses y alemanes, también han llegado a Islas Canarias y a las Islas Baleares, comunidades turísticas por tradición, a pesar de que no se contemplan tantas libertades como en la capital. La isla de Mallorca, aguarda el arribo próximo de hasta 40 mil turistas alemanes.

Mientras que en Cataluña se mantiene el cierre comercial a las 5 pm, la Comunidad Valenciana ha implementado las medidas más firmes conservando el cierre de hostelería hasta las 6 pm, el toque de queda a las 10 pm, el comercio hasta las 8 pm y los encuentros entre no convivientes está limitado a 4 personas.

¿Inicio de cuarta ola pandémica?

Con una incidencia de 138 casos de contagio por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, España podría atravesar el presagio de la cuarta ola pandémica de covid-19.

Luego de la época navideña y el relajamiento de las medidas restrictivas, las autoridades españolas decidieron prohibir la movilidad entre territorios durante Semana Santa, una de las festividades tradicionalmente con mayor afluencia de personas cruzando entre regiones.


La Comunidad de Madrid acumula 19% de los positivos y 19% de los fallecimientos de toda España según datos actualizados de Ep. Data.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X