estándares estatales básicos comunes

Índices de matemática y lectura disminuyeron drásticamente en niños de 13 años en EE UU

El resultado de la evaluación del rendimiento en lectura y matemática de los niños estadounidenses de 13 años de edad no ha sido el esperado por los Estándares Estatales Básicos Comunes.

Pese a que los puntajes de la medida de largo plazo en la Evaluación Nacional de Progreso Educativo fue estable en los niños de 9 años con respecto a la última prueba hecha en el año 2012, ese no fue el caso en los infantes de un poco más de edad.

Mientras que la puntuación de lectura de los niños de 13 años disminuyó un 3%, en el caso de matemática el índice se contrajo un 5%.

Nick Storz y John Schoof, investigadores del Centro de Política Educativa de la Fundación Heritage, señalaron que esta es una caída inédita de la estadística en los 50 años de la fundación de este test.

Caída en los índices del estudiante medio 

Entre 2012 y 2020, los alumnos de 13 años con mayor rendimiento no sufrieron casi alteraciones. Por su parte, el estudiantado medio de matemática y de igual edad sufrió un notable descenso en el mismo lapso.

“La puntuación de matemáticas del estudiante medio se redujo en cinco puntos, el percentil 25 se redujo en ocho puntos y el percentil 10 se redujo en 12 puntos sorprendentes”, indicaron Storz y Schoof.

Los investigadores destacaron que aquellos que consiguieron calificaciones en el décimo percentil vieron una caída en su capacidad matemática peor a la del período del 2012.

La brecha de rendimiento entre los alumnos negros e hispanos no fue la excepción, con una reducción de hasta ocho puntos en el primer grupo y cuatro puntos en el segundo.

Estándares de Obama

Atribuida al expresidente demócrata Barack Obama, la adopción de los Estándares Estatales Básicos Comunes en 2012 es reseñada en el estudio The Common Core Debacle, publicado por el Pioneer Institute en 2020, como una acción con un resultado devastador.

“Casi una década después de que los estados adoptaron Common Core, la evidencia empírica deja en claro que estos estándares nacionales han arrojado resultados decepcionantes para los estudiantes”, expresó entonces Jim Stergios, director ejecutivo del instituto con sede en Boston.

“Los defensores de esta iniciativa política costosa y legalmente cuestionable tienen mucho de qué responder”, enfatizó.

El informe fue escrito por Theodor Rebarber, un investigador de políticas educativas que explicó cómo las “tendencias impactantes” en el crítico rendimiento de los estudiantes en matemática y lectura desde que se creó el Departamento de Educación hace 40 años deben llamar al replanteamiento de la participación federal en la educación.

Reforma izquierdista promocionada a nivel federal

Rebarber resaltó la creciente brecha de desigualdad estudiantil entre los niños en edad escolar de EE UU, en su mayoría pobres, e indicó que estos han sufrido una reforma educativa de izquierda de mala calidad.

“Insatisfechos con el ritmo de mejora, se convenció a la mayoría de los estados de que dejaran de lado sus propios esfuerzos por la promesa de un solo conjunto de estándares curriculares nacionales: los Estándares Comunes”, reseñó el investigador.

Asimismo, dijo que dichos estándares estaban fundamentados en supuestos y dogmas educativos progresivos y erróneos. Tampoco abordaban las críticas sustanciales.

“El declive sostenido que estamos viendo ahora, especialmente entre nuestros estudiantes más vulnerables, simplemente no se puede permitir que continúe”, expuso Rebarber.

El hombre alertó sobre que ya es hora de que la ley federal sea modificada para que los distritos escolares y los estados prueben “una gama más amplia de enfoques de reforma con una visión más de abajo hacia arriba”.

De esta manera, “más sistemas escolares tendrán la oportunidad de elegir planes de estudio consistentes con nuestros competidores internacionales y muchas décadas de investigación sobre la enseñanza eficaz en el aula”.

Donaciones

Donate

Paypal:

X