chad read

Hombre asesinado en Texas por disputa sobre custodia de sus hijos. Ejemplo de que el problema es el usuario, no el arma

Chad Read, un hombre divorciado de 54 años de edad, fue asesinado luego de que la actual pareja de su ex esposa, Kyle Carruth, le disparara en el exterior de su casa mientras el antiguo matrimonio discutía por la custodia de sus hijos.

El hecho ocurrió el pasado 5 de noviembre en la ciudad de Lubbock, estado de Texas, pero no fue sino hasta el martes de esta semana que el abogado de Jennifer Read, ahora viuda de Chad, mostrara las imágenes a través de las redes sociales.

Fue Carruth quien instigó el suceso cuando sacó su rifle durante la discusión, según lo que muestra el video grabado con un teléfono celular. Read solo había llegado a la casa para recoger a sus hijos, pues le tocaba la custodia ese día. Su ex esposa no los quiso entregar.

El medio Avalanche-Journal reseñó que David Guinn, el abogado de la nueva pareja sentimental de la ex esposa de Chad, llamada Christina, está argumentando que el disparo ocurrió en defensa propia y que se trata de un “homicidio justificable”.

Pese a ello, los videos publicados en plataformas como YouTube muestran a Carruth saliendo de su casa con el rifle, intercambiar palabras con la víctima y luego dispararle. Un caso muy diferente al de Kyle Rittenhouse, quien sí actuó en defensa propia al verse realmente amenazado y atacado antes de matar a dos hombres.

“Todos los tejanos pueden blandir legalmente un arma de fuego para protegerse a sí mismos, su propiedad y su negocio. Cuando Kyle hizo eso, Chad Read avanzó hacia él”, dijo Guinn, quien se basó en la Doctrina del Castillo de Texas, figura que permite el “uso razonable” de un arma contra intrusos.

El defensor dijo que Read, quien estaba desarmado frente a un hombre con un rifle, había amenazado a Carruth con quitarle su arma de fuego. “E instantáneamente, intentó quitarle el arma a Kyle. Al hacerlo, fue lo suficientemente poderoso como para lanzar a Kyle 180 grados en el patio”, añadió.

“Levantando su pierna izquierda, continuaba su avance hacia Kyle, amenazándolo y planteando una amenaza inmediata. Kyle respondió. Este es un homicidio justificable”, concluyó Guinn.

Declaración jurada

Jennifer Read acusó a la ex pareja de su difunto esposo en una declaración jurada de haber “puesto en peligro la salud física y el bienestar emocional de los niños al permitirles estar en presencia del hombre que asesinó a su padre”.

Read tenía dos hijos, de 9 y 14 años, y Jennifer está realizando el proceso correspondiente a la ley para quedarse con la custodia de los menores de edad. Según ella, Carruth y Christina tienen pensado contraer matrimonio pronto.

El Avalanche-Journal también detalló que los registros de la corte civil tienen a Carruth clasificado como el pistolero, pese a que la policía local no lo identifica como tal ante el público. Los informes de la policía lo catalogan como sospechoso.

El caso no ha arrojado ninguna imputación de cargos ni detenciones desde que ocurrió el suceso.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X