biden pólipo

Los médicos de Biden confiesan que le extrajeron un pólipo benigno

El presidente Joe Biden se sometió a una colonoscopia la semana pasada que resultó en la remoción de un pólipo, una acumulación de células que de acuerdo con lo confesado por sus médicos era una lesión benigna.

La lesión era de crecimiento lento y no necesitaba que los doctores siguieran su desarrollo, a pesar de que una vigilancia de rutina fue aconsejada por las autoridades médicas.

Por su parte, el doctor presidencial, Kevin C. O’Connor, explicó el martes en un comunicado de la Casa Blanca que a Biden le fue extirpada una muestra de adenoma tubular parecida a una removida hace 13 años.

“La mejor prevención para el cáncer de colon es la detección regular y la extirpación de pólipos”, explicó el hospital sobre esta acumulación de células que tiene la capacidad de transformarse en un cáncer de colon.

El ocupante de la Casa Blanca cumplió 79 años de edad el pasado 20 de noviembre, y la recomendación del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos es que aquellos hombres que tienen entre 45 y 75 años se hagan exámenes de rutina para detectar cáncer colorrectal.

De hecho, la vigilancia de rutina recomendada por los médicos de Biden se traduce en que el mandatario deberá someterse a una colonoscopia dentro de 10 años, como máximo.

Los presidentes de ese país deben realizarse un examen físico cada año, y según O’Connor, Biden presenta evidencias de su envejecimiento, a pesar de asegurar que sigue saludable, vigoroso y en capacidades para ejercer la Presidencia.

Durante las horas que el demócrata estuvo sometido al examen, y todavía bajo los efectos de la anestesia en el Centro Médico del Ejército Walter Reed en el estado de Meryland, la vicepresidenta Kamala Harris asumió sus poderes presidenciales.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X