kamala harris

Joe Biden le deja el poder a Kamala Harris por una revisión médica

Un hecho inédito en la historia de Estados Unidos tuvo lugar este viernes, ya que mientras el presidente Joe Biden era sometido a una colonoscopia, la vicepresidenta Kamala Harris asumió su rol por más de una hora.

Desde las 10:10 am hasta las 11:35 am fue el periodo en que, según comunicó la Casa Blanca, estuvo ausente el mandatario mientras era atendido en el Centro Médico Walter Reed en las afueras de Washington DC.

El deseo expreso de Biden ante el procedimiento médico fue transmitido en una carta enviada a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata por California Nancy Pelosi, y al presidente pro tempore del Senado, Patrick Leahy, demócrata por Vermont.

En ella, el mandatario demócrata de 78 años de edad comunicó su decisión de transferirle momentáneamente sus poderes y deberes a Harris debido a que el procedimiento médico “de rutina” incluía anestesia.

“Examen físico de rutina”

Si bien Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, anunció el viernes a primera hora que el presidente sería trasladado a Walter Reed para un “examen físico de rutina”, esta actividad no figuraba en el calendario original y público de Biden.

Finalmente, cuando el demócrata arribó poco antes de las 9:00 am, Psaki dio a conocer los detalles de la colonoscopia y transferencia de poderes a Harris.

En un posterior comunicado dirigido a Pelosi y Leahy, Biden aseveró que estaba en plena capacidad de cumplir con los poderes y deberes de la Oficina del Presidente de EE UU y que, de hecho, estaba “reanudando esos poderes y deberes”.

Prueba cognitiva

Aunque diversos legisladores republicanos han exigido que el presidente se someta a una prueba cognitiva, no quedó claro si esto fue incluido en los exámenes.

Durante sus 10 meses en el cargo, Joe Biden, quien está a un día de celebrar su cumpleaños número 79, ha sido cuestionado por ser la persona más longeva en ocupar el cargo del presidente. La semana pasada, Psaki fue presionada para anunciar la fecha del examen de Biden.

“Pronto hará su examen físico. Como he señalado antes, tan pronto como lo haga, les proporcionaremos esa información de forma transparente”, expresó Psaki en ese momento.

Pese a que una reciente encuesta halló que casi la mitad de los votantes estadounidenses tienen dudas sobre la salud del presidente, últimamente la Casa Blanca ha optado por omitir las preguntas sobre la salud del político.

La tos recurrente que se le escuchó a Biden en octubre, por ejemplo, según la secretaria de prensa de la Casa Blanca, fue causada por alergias.

Es un “hombre sano, vigoroso, de 77 años, que está en condiciones de ejecutar con éxito las funciones de la Presidencia”, así fue descrito el también ex senador por Delaware en el último informe médico publicado en diciembre de 2019.

Preocupación por el bienestar de Biden

Sobre el bienestar del 47. ° presidente de EE UU, la encuesta de Morning Consult publicada el miércoles en Politico arrojó que el 50% de los votantes registrados no coincidía con la afirmación “Joe Biden goza de buena salud”.

Asimismo, un 40% estuvo de acuerdo y el restante 10% no sabía o no opinó en el sondeo.

Sobre la afirmación “Joe Biden está mentalmente en forma” también se vio una tendencia en contra del demócrata, con un 48% que no cree que sea cierta y un 46% que estuvo de acuerdo.

Por su parte, 87% de quienes votaron por el líder republicano Donald Trump considera que, definitivamente, el actual mandatario no posee buena salud. 71% de los adeptos de Biden confía en que sí la tiene.

Otra encuesta hecha por Harvard-Harris reflejó que hasta el 53% de los votantes tiene sus reservas sobre la aptitud de Biden, frente a un positivo 47%. Mientras tanto, el 58% de los encuestados coincidió en que Biden es demasiado mayor para ejercer sus funciones, otro 42% no lo consideró así.

Donaciones

Donate

Paypal:

X