rusia ucrania

Rusia movilizó fuerza militar hacia Ucrania y la UE y EE UU están alertas

La advertencia sobre un probable ataque de Rusia contra Ucrania durante este invierno ha sido emitida por Estados Unidos, la Unión Europea y otros gobiernos debido a las últimas acciones de Moscú.

Dichas actividades comprenden la movilización de un grupo de tropas y equipos militares hacia la frontera con Kiev, un Estado que ha protagonizado varios enfrentamientos con el gobierno de Vladímir Putin a través de los años.

Más de 114.000 soldados han sido enviados a la parte limítrofe en el noreste, este y sur de Ucrania, según lo declarado por el Ministerio de Defensa de ese país.

De igual forma, se conoció que a ese batallón lo acompañan 92.000 funcionarios de infantería, así como de la Fuerza Aérea y la armada.

Esta situación y los anuncios de informes que EE UU dice tener sobre una invasión rusa han provocado el estado de alerta de varias fuentes de inteligencia occidentales.

“Vemos una concentración inusual de tropas y sabemos que Rusia ha estado dispuesta a utilizar este tipo de capacidades militares antes para llevar a cabo acciones agresivas contra Ucrania”, declaró el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, durante una rueda de prensa.

Mientras tanto, desde Francia y Alemania se expresó el rechazo de un ataque contra Kiev y se anunciaron varias consecuencias en caso de que se materialice una ofensiva. París dijo que defendería la soberanía del país de Europa Oriental.

Reino Unido es otra nación que ya notificó su disposición a enfrentar a Rusia, un Estado que se ha dedicado a responsabilizar a la OTAN por sus actividades militares, pues ha desarrollado ejercicios en el Mar Negro.

Una guerra desde hace siete años

La anexión rusa de Crimea, movimiento que ha mantenido a los dos países en guerra desde el año 2014, ha dejado un saldo de más de 14.000 fallecidos, incluso después de firmar la suspensión de los enfrentamientos hace más de un año.

Aún así, un grupo de tanques del Kremlin fueron desplegados por la frontera ucraniana en la primavera de este año, a poca distancia de Dombás, junto con equipamiento militar de carácter pesado.

Video: Ahí les Va

Estas tropas permanecieron en el lugar durante varias semanas, pero ahora, según el corresponsal para el medio BBC en Kiev, Zhanna Bezpiatchuk, “es más difícil explicar el movimiento de tanques y artillería en grandes cantidades desde las regiones centrales” de Rusia.

“Casi todos los componentes necesarios y las justificaciones para la intervención militar están en su lugar o se están moviendo hacia él. Tanto los indicadores a corto como a largo plazo sugieren que Kiev y Washington tienen buenas razones para preocuparse”, aseguró la Fundación Carnegie para la Paz Internacional en un informe.

Por otro lado, el corresponsal Bezpiatchuk tiene la hipótesis de que esta situación responde a la suspensión alemana del gasoducto Nord Stream-2, el cual recorre un camino establecido entre Moscú y Berlín, porque Alemania dice que el sistema tiene que cumplir con las leyes locales antes de obtener su certificado de aprobación.

Para sumar más tensiones al asunto, EE UU expresó su preocupación ante el hecho de que Bielorrusia y Rusia usen la crisis de migrantes que cruzan hacia Polonia para distraer a la comunidad internacional y atacar a Ucrania.

Antony Blinken, secretario de Estado del país norteamericano, declaró que “hemos visto en el pasado fuerzas de Rusia en las fronteras de Ucrania utilizar algún tipo de pretexto de provocación para luego invadir y básicamente seguir adelante con algo que estaban planeando todo el tiempo”.

Aunado a ello, Kiev podría tener que defender dos frentes al mismo tiempo, pues no solo se vería amenazada en la frontera con Rusia, sino en los más de mil kilómetros de sus límites pantanosos y boscosos con Misnk.

Ese es el escenario que observa Bezpiatchuk, quien cree que es posible que el líder autoritario bielorruso y aliado de Putin, Alexander Lukashenko, redirija a los miles de migrantes hacia Ucrania ante la posibilidad de que Polonia bloquee su frontera.

Declaraciones

Mientras tanto, Putin ha dicho que los simulacros de la OTAN con armas nucleares estratégicas se traducen en un desafío para su país, por lo que no bajará la guardia.

Del lado ucraniano, Bezpiatchuk dijo que el país tardó más de una semana en reconocer la presencia de los militares rusos y que ello se puede deber a un posible cansancio por los siete años de conflictos.

Uno de los últimos problemas fue la manifestación que tuvo lugar en Rusia luego de que Ucrania afirmara que usó un dron de origen turco con tecnología de combate en el área de Dombás el pasado 26 de octubre.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X