nicaragua daniel ortega

Elecciones en Nicaragua: resultados anticipados y escasa participación

Luego de los últimos meses protagonizados por el arresto de los siete principales opositores en Nicaragua, Daniel Ortega ha sido reelecto preliminarmente en la elección de este domingo para ser el presidente del país por cuarta vez consecutiva.

Con la ausencia de los candidatos opositores, la presidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE), Brenda Rocha, dio a conocer los resultados preliminares con el 50% de las mesas escrutadas: 75.92% de apoyo al candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Caracterizada por la escasa participación de ciudadanos nicaragüenses, el evento electoral fue calificado por Estados Unidos como una “pantomima”, mientras que la Unión Europea (UE) declaró la ilegitimidad de la reelección de Ortega.

Diversos corresponsales como Marcos González, de la BBC Mundo, contrastaron las imágenes de los centros electorales vacíos y las cifras de abstencionismo de fuentes independientes con la “participación oficial” del 65,23%.

Reacción nacional e internacional

Mientras que Ortega se apalancó con un discurso contra “los conspiradores que han sembrado el odio”, Berta Valle, la esposa de Félix Madariaga, uno de los líderes opositores más famosos tras las rejas, tildó de “farsa” la elección con el fin de “legitimar una dictadura”.

“Mis candidatos están presos injustamente por haber defendido su derecho ciudadano de elegir y ser electos, entonces para nosotros este proceso electoral tiene que ser desconocido”, dijo Valle a la BBC.

En este sentido, Costa Rica, que es la nación vecina que más ha sufrido por el éxodo de los nicaragüenses, descartó a través del presidente Carlos Alvarado la legalidad del proceso por carecer de condiciones y garantías democráticas.

A pesar de las múltiples críticas, en el apoyo al gobierno sandinista se posicionó el régimen venezolano de Nicolás Maduro, así como también una declaración oficial de Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia, y Evo Morales, ex presidente de Bolivia.

¿Fiesta cívica?

Calificada como fiesta cívica por las autoridades, para el evento electoral fueron llamados a votar más de 4,4 millones de ciudadanos para elegir, además del presidente, al vicepresidente, 90 diputados para la Asamblea Nacional y 20 legisladores para el Parlamento Centroamericano.

A pesar de la ausencia de personas en las imágenes exhibidas por medios locales como La Prensa, los canales de comunicación del oficialismo destacaron la afluencia, la tranquilidad y la participación constante durante el domingo.

La campaña con el llamado a no votar fue posicionada por la oposición, pidiéndole a la gente que permaneciera en casa a puerta cerrada para no “legitimar la dictadura” compuesta por la dupla de Daniel Ortega y Rosario Murillo, esta última primera dama y vicepresidenta del país.

Pocos focos

El régimen sandinista de Ortega-Murillo está siendo ampliamente criticado por invitar selectivamente a dos centenares de “acompañantes electorales”, y no a observadores internacionales independientes. La presencia de cualquier cadena de noticias internacionales también fue excluida.

La dupla gobernante que aspira a la reelección ejerció su voto en la capital Managua, rodeada de un cúmulo de adeptos sin tapabocas. El mismo domingo, Ortega no desaprovechó para emitir un discurso contra las sanciones estadounidenses, así como el carácter “terrorista” de las protestas de 2018.

Mientras que Ortega tildó a sus enemigos políticos de “demonios que optan por la violencia”, el presidente de EE UU Joe Biden exhortó al régimen sandinista a liberar a los presos políticos y a restaurar la democracia.

De no ser así, EE UU “utilizará todas las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para apoyar al pueblo de Nicaragua y responsabilizar al gobierno de Ortega-Murillo y a quienes facilitan sus abusos”.

Aspirantes arrestados

Con la marcada ausencia de siete aspirantes a la Presidencia, acusados por “traición a la patria”, lavado de dinero o conspiración, lo cierto es que Ortega compitió contra cinco candidatos desconocidos y señalados de “colaboracionistas” del régimen.

“Independientemente del pensamiento político o religioso de cada quien, tienen ahí diferentes partidos donde escoger para colocar su voto. Y de esa forma estamos enterrando la guerra y dándole vida a la paz”, expresó la cara del régimen este domingo.

De acuerdo con los datos de la encuesta CID-Gallup hecha a mediados de octubre, tan solo el 17% del electorado habría votado por Ortega de no ser por el arresto de los candidatos opositores, quienes contaban con una intención de voto de hasta el 65%.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X