la palma turismo

¿Destino volcánico? Turismo en medio de la emergencia por erupción de volcán en la isla de La Palma

Entre la emergencia y el turismo, así se han desarrollado las actividades en la isla española de La Palma, la cual vive su tercera erupción volcánica en 70 años desde la madrugada del pasado 20 de septiembre.

“Primero la pandemia y ahora esto”, expresó Karim Gaggstatter, dueño de uno de los hoteles de la isla a DW. Al igual que muchos, él teme que esto merme la conocida temporada de invierno, cuando llegan turistas alemanes adinerados.

Los tours para ver el volcán Cumbre Vieja a la distancia, atrayendo a una numerosa demanda a un lugar privilegiado con entremeses y cervezas, fueron ofertados por primera vez por las empresas Isla Bonita Tours y Getholiday.

Ahora, en el paraje seguro de la isla, los turistas disfrutan de un espectáculo impresionante durante las visitas diurnas o nocturnas.

¿Viaje ético?

Romeo Weber, un guía turístico, habló con DW sobre lo feliz que está por su nuevo trabajo debido a que puede mostrarle el poder de la naturaleza a los viajeros, sin entrar en detalles sobre si es o no ético esta clase de turismo.

En esencia, cada travesía nocturna dura aproximadamente seis horas y los visitantes, algunos con vino en el equipaje, viajan y disfrutan de un ambiente emocionante en un pequeño bus Mercedes de color negro.

Algunas de las víctimas que perdieron sus casas aún lamentan lo ocurrido, mientras que otras han optado por vigilar sus hogares evacuados por las autoridades locales para prevenir robos.

“Este nuevo turismo invita a la reflexión, pero no divide a los 80.000 habitantes de la isla, ya que a largo plazo atraerá a investigadores aficionados a La Palma y, quizás, también a centros científicos”, opinó por su parte Gaggstatter.

Hawái, el modelo a seguir

Además de albergar volcanes activos, en la isla dividida de norte a sur en dos zonas climáticas separadas por cadenas de montañas de hasta 2.400 metros de altura también se encuentra el observatorio astronómico más importante de toda Europa, ubicado en la montaña Roque de los Muchachos.

El Gobierno, consciente de que cada titular negativo de la prensa puede tener consecuencias perjudiciales, cercó el área del cráter y conserva la zona hermética, además de mantener la presencia policial durante los recorridos nocturnos para evitar riesgos.

Además de los oficiales que resguardan las propiedades, hay drones que sobrevuelan el área del volcán, lo cual ofrece datos e información útil a los servicios de seguridad para cualquier contingencia o evacuación.

Gaggstatter, de 31 años de edad, estimó que a largo plazo la isla ibérica podría llegar a ser un destino volcánico como la isla estadounidense de Hawái y generar ingresos por ello.

Pese a no haber realizado el tour, confesó que viajó por cuenta propia al volcán y quedó boquiabierto: “nadie sabe cuánto puede durar esto, así que tenemos que hacer las paces con el volcán y empezar a pensar cómo conviviremos con él”.

“Es una experiencia mucho más increíble en grupo”

Jonás Pérez, el multilingüe y carismático jefe de la empresa Isla Bonita Tours, también augura un ambiente de éxito en medio de la emergencia con sus demandados paquetes personalizados, los cuales son coordinados por su esposa.

Pérez, quien vive ahora con su pareja en casa de sus suegros, fue evacuado de los pies del volcán Puerto Naos.

Entre sus clientes destaca el escritor gallego Javier Sanz, quien durante la travesía en su tour llevó sus binoculares: “he subido solo un par de veces, pero es una experiencia mucho más increíble en grupo”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X