biden papa francisco

Joe Biden y el Papa Francisco se reúnen por primera vez, con el acceso prácticamente nulo de la prensa

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, sostuvo este viernes su primera cita con el Papa Francisco desde que llegó al poder en enero. La prensa no tuvo mayor acceso a la reunión, la cual no fue televisada como en anteriores ocasiones.

Se conoce que el demócrata de 78 años de edad ya había visitado en al menos cuatro ocasiones la Santa Sede antes de ser electo, y que conserva una postal del Papa detrás de su escritorio de la Oficina Oval.

Entre risas y cordialidades, el jefe de la Casa Pontificia, Monseñor Leonardo Sapienza, trasladó a la delegación estadounidense al tercer piso del recinto para ser escoltados por los “caballeros del Papa” hasta llegar a la biblioteca papal.

La delegación norteamericana la componen, además de la primera dama Jill Biden, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, y el secretario de Estado, Antony Blinken.

“Cálida reunión”

Descrita como “cálida” por un funcionario de la Casa Blanca, la reunión de más de una hora inició con el tradicional intercambio de regalos. 

Con varios temas centrales de interés compartido entre ambos jefes de Estado, como el clima, la pobreza y la era post-pandemia, el mitin fue realizado en un tono amigable.

El Papa Francisco le concedió a Biden una figura de un peregrino en cerámica, además de sus escritos y su mensaje para la Jornada de la Paz.

Por su parte, el presidente estadounidense le obsequió una casulla (vestidura) perteneciente a la Compañía de Jesús de la colección de la Santa Trinidad de Washington que data del año 1930 y está bordada a mano.

El mandatario católico estadounidense anterior a Biden que visitó la Santa Sede lo hizo en la era de Pablo VI, y fue John F. Kennedy. La reunión se celebró el 2 de julio de 1963, a tan solo meses de haber sido electo.

El actual encuentro fue organizado como preludio de la cumbre del G20 que reúne a los jefes de Estado y de Gobierno de las 20 mayores economías del mundo.

Luego del Papa, Biden se reunió con el presidente italiano Sergio Mattarella, así como con el cardenal Pietro Parolin y con el primer ministro Mario Draghi, en el marco de varias reuniones bilaterales que incluyen una reunión con Emmanuel Macron, presidente de Francia.

Particularmente, el encuentro entre Biden y Macron tiene un tono especial luego de que ambas naciones se estancarán tras Aukus, el acuerdo nuclear que incluyó a EE UU, Reino Unido y Australia, y del que Francia quedó excluida.

Acceso limitado

El acceso limitado de la prensa ha sido constante durante las últimas semanas, y Steven Portnoy, presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, mostró su enfado luego de que le comunicaran la decisión de que le serían enviadas imágenes editadas de la cita a los periodistas.

“Los reporteros han estado cubriendo las audiencias papales de los presidentes estadounidenses desde que Woodrow Wilson se sentó con Benedicto XV en enero de 1919”, tuiteó Portnoy, quien es reportero para CBS News Radio.

“Nuestro grupo de reporteros completamente vacunados y enmascarados está listo para continuar este servicio público, consciente de su propia seguridad y de la de los líderes, para garantizar una cobertura independiente de la primera reunión del presidente católico en 60 años con el jefe de la Iglesia Católica”, añadió.

Aborto

Dicha reunión llega en un contexto de congelamiento del plan presidencial de “Reconstruir mejor” y uno de reconciliación llamado “infraestructura humana”, así como la presión del ala conservadora que critica la ambigua posición de Biden sobre el aborto.

El mandatario demócrata ha sido el eje de varias críticas por su neutralidad sobre el polémico tema, contrario al mandato de la Iglesia Católica, al igual que la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes. 

Diversos obispos han estado presionando para que se les niegue la comunión a varios políticos, y a modo de castigo votaron 168-55 a favor de la redacción de un “documento de enseñanza” en junio.

Acuerdo lejano

Por otra parte, las dudas predominaron en un Congreso dividido, pese a que Biden publicó el marco final para el paquete de reconciliación antes de viajar, que asciende a $1,75 billones, es decir, la mitad del dinero estipulado en la propuesta inicial.

Pese al deseo expreso del presidente de que se apruebe el paquete de infraestructura cuanto antes, la Cámara no votó el jueves y son pocas las probabilidades de que se someta a votación esta semana cuando expire la financiación temporal de las carreteras el 31 de octubre.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X