alex saab

¿Quién es Alex Saab?: señalado como testaferro de Nicolás Maduro y quien enfrenta a la justicia de EE UU

Siendo un personaje de la palestra pública desde el famoso acuerdo de la paz en el año 2011 entre los expresidentes Hugo Chávez, de Venezuela, y Juan Manuel Santos, de Colombia, Alex Saab es noticia nuevamente.

El año pasado, mientras repostaba combustible en su avión privado en Cabo Verde con dirección a Caracas desde Irán, fue arrestado por solicitud de la justicia estadounidense y lo acusaron de ser el eje de operaciones de lavado de dinero y corrupción del régimen de Nicolás Maduro.

La reacción por parte de la cúpula chavista ha sido dura tras fracasar en su defensa por más de un año y medio, así como luego de nombrarlo parte de su equipo diplomático en la mesa de diálogo llevada a cabo en México con actores de la oposición.

Agresión

Al conocerse que fue extraditado el sábado a Estados Unidos, desde la Cancillería de Venezuela condenaron lo que se calificó como otra agresión “arbitraria”. El régimen informó que no continuará con las negociaciones.

El jefe de la delegación chavista, Jorge Rodríguez, condenó una acción que según él “viola principios legales internacionales y que contradice el ánimo constructivo que debe privar en toda negociación política”.

Ficha clave

Acusado por EE UU de ser el testaferro de un esquema de corrupción estatal, lavado de activos y enriquecimiento ilegal, Saab, de origen libanés y nativo de Barranquilla, en Colombia, era solicitado por la Interpol en nueve naciones.

Encargado de trasladar los materiales necesarios desde Ecuador y Colombia para el proyecto Gran Misión Vivienda Venezuela, el también abogado fue presentado como representante legal del Fondo Global de Construcciones, una empresa colombiana.

Este proyecto habitacional, eslogan de campaña del chavismo por años, es señalado como fraudulento por EE UU bajo el argumento de que las residencias que estaban a manos de Saab fueron construidas con sobrecostos, si es que llegaron a construirse.

El portal de investigación periodística Armando.info asevera que de los $159 millones percibidos entre 2012 y 2013 por el jurista para concretar los materiales de construcción, solo entregó productos por el equivalente de $3 millones.

Cabe destacar que el acusado de 49 años de edad fue uno de los beneficiados por el sistema de control cambiario llamado Cadivi, extinto desde hace años y que permitía que se adquirieran dólares a tasa preferencial que luego bien podían revenderse en el mercado negro.

Abelardo de la Espriella, uno de sus abogados, descartó que hubiese un nexo entre Saab y la filial ecuatoriana del Fondo Global de Construcciones. Por su parte, María Domínguez, su otra defensora, afirmó hace poco a Bloomberg que su “cliente es un emprendedor del negocio de alimentos”.

Paladín de Maduro

Siendo un elemento primordial de la estrategia del régimen de Maduro contra la supuesta “guerra económica” aplicada desde EE UU y Colombia, Saab firmó otro contrato con Venezuela para mermar su desabastecimiento.

Saab fungió como uno de los contratistas autorizados por el régimen para importar alimentos bajo el esquema de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Ya en 2018, él y un empresario neogranadino llamado Álvaro Enrique Pulido Vargas fueron señalados de sacar provecho de los millonarios contratos de este sistema impulsado por Maduro.

El Departamento de Justicia de EE UU los acusó a ambos en 2019 por lavar $350 millones por medio de Cadivi y presentó varios cargos en su contra.

En su momento, Luisa Ortega Díaz, ex fiscal de Venezuela bajo el mandato de Chávez y ahora crítica del chavismo, acusó al colombiano de ser el testaferro de una empresa de Maduro en dichos negocios.

Panamá, Colombia, México, Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Hong Kong son algunos de los lugares en los que, según las autoridades estadounidenses, operaban una red de compañías fantasma que le permitían a Saab esconder las ganancias ilícitas de esos contratos para importar comida, trasladadas después a Turquía.

Por otro lado, el nombre Alex Nain Saab Morán está involucrado en el acuerdo para el intercambio de alimentos por exploración y explotación minera al sur de Venezuela, firmado por Maduro y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, según EE UU.

Represalia desde Caracas

José Pereira Ruimwyk, José Luis Zambrano, Alirio José Zambrano, Jorge Toledo, Tomeu Vadell y Gustavo Cárdenas, los seis empresarios con nacionalidad venezolana y estadounidense de la filial petrolera Citgo que fueron condenados por corrupción en 2020 y que estaban en arresto domiciliario, regresaron a la cárcel.

La información fue dada a conocer por la representante legal de los empresarios, María Alejandra Poleo, fue contestada por el Departamento de Estado de EE UU, el cual abogó por la “inmediata liberación de los estadounidenses detenidos de forma injusta”.

Tras la extradición de Saab el sábado, este lunes se dio inicio a su comparecencia ante el juez de la Corte del Distrito Sur de Florida, enfrentando una posible pena máxima de 160 años. Su estancia en la cárcel dependerá de si coopera o no con los detalles referentes a los negocios ilegales del régimen chavista.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X