iglesia anglicana fieles

La Iglesia Anglicana invierte más de $300 millones para atraer nuevos fieles y fracasa rotundamente

El programa de “renovación y reforma” de la Iglesia de Inglaterra, también llamada Iglesia Anglicana, para frenar la pérdida de fieles, no ha salido como se esperaba según lo dicho por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, al Church Times la semana pasada.

“Si eso sucede, sucede… Pero no somos nosotros los que hacemos crecer la Iglesia. Es Dios quien hace crecer la Iglesia”, comentó Welby en referencia a la posibilidad de que los fieles se reduzcan cada vez más.

El último Sínodo General reveló que el programa, ejecutado desde el 2017 hasta el 2020 y que también buscaba nuevas congregaciones, no rindió frutos tras gastar poco más de $322 millones.

Según el Church Times, la cuantiosa suma de dinero no bastó para evitar que la asistencia promedio a la Iglesia de Inglaterra bajara desde los 740.000 creyentes en 2016 hasta 690.000 en 2019.

Caída masiva de fieles jóvenes

Debbie Clinton, directora del programa de renovación y reforma, informó que la Iglesia Anglicana quiere duplicar el promedio de fieles jóvenes para el 2030. Sin embargo, admitió que no se puede revertir una tendencia de disminución “de la noche a la mañana”.

En 2018 se palpó la caída masiva con el escaso 2% de fieles jóvenes (entre 18 y 23 años) identificados como miembros de la Iglesia, en contraste con el 9% de 2002.

Breitbart News resaltó la sorpresiva disminución del número de jóvenes pese a las posiciones progresistas que han tomado los obispos y el clero, quienes han llegado a afirmar que “Dios no es binario”.

De igual manera, el grupo marxista Black Lives Matter (BLM) ha estado trabajando con la sede de la Comunión Anglicana mundial para buscar muestras de colonialismo o esclavitud en los diferentes monumentos que están bajo el poder de la Iglesia.

Dicha revisión deriva de la segunda disculpa de la Iglesia por su papel durante la esclavitud, así como después de que Welby admitiera su “ventaja blanca” y los izquierdistas destruyeran la estatua del filántropo Edward Colston.

Por otro lado, se han presentado decisiones polémicas como la instalación de un campo de golf en la Catedral de Rochester en 2019 y otras modificaciones que fueron permitidas en los espacios sagrados.

Autoridades y postura sobre la identidad de género

En 2017, las autoridades anglicanas transparentaron su postura progresista al emitir “orientaciones especiales” para recibir a los feligreses que han cambiado de sexo, además de alentar a sus escuelas a que inviten a los niños a “experimentar con su identidad de género”.

La Iglesia de Inglaterra permite, a pesar de no estar de acuerdo con el matrimonio homosexual, que se realicen bodas entre estas personas, pero solo si una de ellas demuestra legalmente que cambió su género antes del acto.

“Las personas trans con reconocimiento de género ya pueden casarse en nuestras iglesias. Ser transgénero no impide que alguien se ofrezca para el ministerio ordenado y tenemos clérigos transgénero y laicos”, dijo la Iglesia en 2018.

“Ha cambiado de bando”

Gavin Asheden, ex capellán de la reina Isabell II, se convirtió al catolicismo luego de criticar a la Iglesia de Inglaterra por su fracaso al desafiar a la “corrección política”.

“La libertad de expresión se está erosionando lentamente; aquellos que se niegan a ser políticamente correctos corren el riesgo de ser acusados ​​de delitos de pensamiento y los cristianos están siendo perseguidos injustamente”, dijo.

“¿Dónde está la Iglesia de Inglaterra en esta crucial guerra cultural? ¿Está en primera línea? En todo caso, ha cambiado de bando”, aseveró el también autor y teólogo.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X