nancy pelosi aborto

Arzobispo ataca a Nancy Pelosi por llamarse “católica” y a la vez respaldar el aborto

Salvatore Cordileone, arzobispo de San Francisco, Estados Unidos, enfrentó a la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, y cuestionó la veracidad del catolicismo exaltado por ella hace poco en una rueda de prensa, mientras apoya el aborto.

“Permítanme repetir: nadie puede pretender ser un católico devoto y condonar la matanza de vidas humanas inocentes, y mucho menos que el gobierno pague por ello”, declaró Cordileone el jueves.

Pelosi dijo que pese a sentirse bendecida por Dios tras haber concebido a cinco hijos, no cree tener la autoridad para prohibirle a las mujeres pobres que se sometan a un aborto.

Palabras de Pelosi

En sus palabras, Pelosi expuso lo que considera un problema de salud de mujeres de bajos recursos en varios estados de EE UU.

“No me corresponde a mí dictar que eso es lo que otras personas deben hacer, es una cuestión de equidad y justicia para las mujeres pobres de nuestro país”, expresó.

Estas declaraciones de Nancy Pelosi sobre el aborto contribuyen muy poco con la tensión sobre un tema que está en el ojo de la opinión pública desde la toma de posesión del presidente Joe Biden.

Por su parte, el arzobispo Cordileone rechazó que el aborto sea la única opción para las mujeres embarazadas y pobres, y calificó la promoción de este método como una “cortina de humo” y “epítome de hipocresía”.

“¿Qué pasa con la salud del bebé que está siendo asesinado? ¿Qué hay de darles a las mujeres pobres opciones reales para que reciban apoyo para elegir la vida?”, cuestionó la figura eclesiástica.

En este sentido, aplaudió a todos aquellos verdaderos devotos encargados de dirigir a las que llamó “clínicas de embarazo pro-vida”.

Reprimenda pro-aborto

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (Usccb) realizó en junio una votación general para castigar públicamente a los políticos que se hacen llamar católicos pero aun así apoyan el aborto, el cual está considerado como un pecado grave por el Catecismo de la Iglesia Católica.

“El aborto directo, es decir, el aborto querido como fin o como medio, es una práctica ‘criminal’, gravemente contraria a la ley moral. La Iglesia impone la pena canónica de excomunión por este crimen contra la vida humana”, reza el Catecismo.

Por su parte, el Código de Derecho Canónico estipula que aquellos que “perseveren obstinadamente en un pecado grave manifiesto no deben ser admitidos a la Sagrada Comunión”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X