software espía israelí

Software espía israelí fue utilizado para hackear teléfonos de políticos, periodistas y activistas en todo el mundo

Una investigación realizada por 17 medios de comunicación, entre ellos The Washington Post, reveló que un software espía israelí de grado militar fue utilizado para atacar 37 teléfonos inteligentes de periodistas, activistas de derechos humanos, ejecutivos de empresas y políticos en todo el mundo

El informe se publicó este domingo, y detalla que la licencia de este software espía, llamado “Pegasus”, es comercializado por la empresa NSO Group, de Israel, a los gobiernos que le siguen la pista a terroristas y también a criminales.

Los dispositivos que fueron hackeados pertenecen a una lista de más de 50.000 que, si bien no especifica cuantos fueron espiados, un análisis forense encontró que 37 de ellos poseen una correlación “entre las marcas de tiempo asociadas con un número en la lista y el inicio de la vigilancia”.

Estos números están ubicados en naciones que han mantenido contratos con NSO Group, cuyo software no está regulado en un 100%.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional y la organización periodística Forbidden Stories recopilaron los datos encontrados en la lista de números telefónicos y la enviaron al grupo de medios.

Las investigaciones y entrevistas posteriores de estos medios encontraron más de 1.000 individuos en más de medio centenar de países, entre ellos los integrantes de la familia real árabe.

“Al menos 65 ejecutivos de empresas, 85 activistas de derechos humanos, 189 periodistas. y más de 600 políticos y funcionarios gubernamentales, incluidos ministros del gabinete, diplomáticos y oficiales militares y de seguridad”, reseñó el Post.

Esta lista data del año 2016 e incluye a numerosos jefes de Estado y primeros ministros, así como periodistas de “CNN, Associated Press, Voice of America, New York Times, Wall Street Journal, Bloomberg News, Le Monde en Francia, Financial Times en Londres y Al Jazeera en Qatar”.

De acuerdo con el laboratorio de seguridad de Amnistía, que revisó un total de 67 smartphones con sistemas Android y iPhone, 23 fueron objeto de infecciones por Pegasus y 14 sufrieron intentos de ataques.

Asimismo, los últimos 30 fueron cambiados y por eso no hubo resultados definitivos.

De todos estos equipos, 15 eran Android y, en particular, este sistema operativo no registra la información que requieren los funcionarios de Amnistía. 3 celulares “mostraron signos de focalización, como los mensajes SMS vinculados a Pegasus”, dijo el Post.

En cuanto a los iPhone, la organización de derechos humanos compartió las copias de seguridad de 4 de estos con el grupo de investigación de la Universidad de Toronto, Citizen Lab, y que afirmó que todos “mostraban signos de infección por Pegasus”.

“Mal uso del sistema”

NSO Group alega que Pegasus es un software que únicamente espía a terroristas y criminales de alto nivel, además de vigilar a sus clientes por “abusos de derechos humanos”.

Shalev Hulio, su director ejecutivo, le dijo a The Washington Post que la empresa no estaba involucrada en la lista de números telefónicos de las investigaciones del Proyecto Pegasus, nombre de la agrupación de medios responsables del informe.

“La empresa se preocupa por los periodistas y activistas y la sociedad civil en general. Entendemos que, en algunas circunstancias, nuestros clientes pueden hacer un mal uso del sistema”, dijo Hulio.

Hulio también aseguró que, tal y como lo dice un Informe de Transparencia y Responsabilidad de la empresa, los sistemas de los clientes que abusaron del software fueron cerrados.

También reveló que dos contratos fueron eliminados luego de acusaciones por violaciones de derechos humanos en el último año.

NSO Group aseguró por medio de un comunicado que no opera al software espía israelí y que no tiene acceso constante a sus datos. Asimismo, alegó que ha prevenido ataques y desmantelado bandas de tráfico de niños y drogas.

“Al menos 10 grupos de países”

El Proyecto Pegasus, según su investigación, localizó a los números involucrados “en al menos 10 grupos de países”: Azerbaiyán, Bahréin, Hungría, India, Kazajstán, México, Marruecos, Ruanda, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Todos estos países han sido clientes de la empresa israelí, de acuerdo con lo dicho por Bill Marczak, investigador principal de Citizen Lab.

De todas estas naciones, México fue el lugar donde más se encontraron números telefónicos (15.000), entre ellos políticos, periodistas, representantes sindicales y críticos al gobierno.

NSO Group tiene una amplia cartera de clientes, como por ejemplo 60 agencias de inteligencia, militares y policiales en 40 países, y con identidades no expuestas por confidencialidad entre los clientes y la empresa.

Entre los teléfonos afectados estaban los de dos mujeres de estrecha relación con Jamal Khashoggi, periodista saudí asesinado en Turquía y quien era redactor de Opiniones del Post.

Amnistía señaló que las mujeres en cuestión son Hatice Cengiz, su prometida, cuyo celular fue atacado exitosamente por el software espía israelí luego del asesinato de Khashoggi.

Mientras tanto, el dispositivo de Hanan Elatr, una esposa del periodista, también fue infectado con el software.

Video: DW Español

Donaciones

Donate

Paypal:

X