xueli abbing modelo

La niña que triunfó como supermodelo en Vogue tras ser abandonada en China por su albinismo

Xueli Abbing era tan solo una bebé cuando sus padres la abandonaron en las puertas de un orfanato en China, y es que a pesar de ser hija única, algo dentro de la ley para su época, nacer con albinismo hizo que su familia la rechazara.

“Tuviste muy mala suerte si tuviste un hijo con albinismo. Algunos niños, como yo, fueron abandonados, otros fueron encerrados o si iban a la escuela se pintaban el pelo de negro”, le dijo Abbing a la BBC.

Sin embargo, a la corta edad de tres años fue adoptada por una mujer que se la llevaría a vivir a los Países Bajos, donde la esperaba una nueva hermana.

Su nueva madre le colocó el nombre de “Xueling” porque, según Abbing, “era importante mantener una referencia a mis raíces chinas”.

Ocho años después, Abbing desarrolló el gusto por el modelaje, y a sus 11 años ya posaba en sesiones fotográficas a pesar de la claridad extrema en su cabello y piel, características propias del albinismo

Con la suerte de que su madre tenía un contacto en Hong Kong, perteneciente al mundo del diseño, la joven logró catapultarse hacia su carrera en el modelaje profesional.

El contacto “tiene un hijo con labio leporino y decidió que quería diseñar ropa elegante para él para que la gente no siempre se quedara mirando su boca. Llamó a la campaña ‘imperfecciones perfectas’ y me preguntó si quería unirme a su desfile de modas”, contó Abbing.

Modelaje con causa

No fue sino hasta una sesión de fotos con el fotógrafo Brock Elbank que se hizo reconocida, ya que este subió sus fotografías en Instagram, provocado un despegue casi instantáneo de su carrera como supermodelo.

“La agencia Zebedee Talent Modeling se puso en contacto y me preguntó si quería unirme a ellos en su misión de lograr que las personas con discapacidades estén representadas en la industria de la moda”, señaló Abbing.

El éxito de Xueli Abbing como supermodelo la colocó en 2019 en la revista Vogue Italia, en la cual la cantante Lana Del Rey era la imagen de portada.

Feliz por modelar para una causa específica, Abbing comentó que “en el modelaje, lucir diferente es una bendición, no una maldición y me da una plataforma para crear conciencia sobre el albinismo”.

Pero, añadió, lo negativo de tener una condición como el albinismo en el modelaje se enfoca en las luces de los estudios de fotografía, debido a la sensibilidad a la luz.

“A veces, si hay demasiado brillo en una sesión, digo: ‘¿puedo cerrar los ojos o puedes hacer que la luz sea más suave?’ O diré: ‘está bien, pueden hacer tres fotos con mis ojos abiertos con el flash, y nada más'”, explicó la modelo de 16 años.

Xueli Abbing es ahora una supermodelo que se encarga de reflejar en todo el mundo que las personas con condiciones como la de ella pueden triunfar en lo que quieran hacer, siempre que luchen por ello.

“Quiero usar el modelaje para hablar sobre el albinismo y decir que es un trastorno genético, no una maldición”, concluyó Abbing.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X