Daunte Wright

Salen a la luz múltiples acusaciones en contra del joven afroamericano Daunte Wright asesinado en Minnesota

Luego de conocerse el asesinato policial del ciudadano afroamericano Daunte Wright en Minnesota, el cual copó los principales diarios estadounidenses, ahora varias demandas salen a la luz tras su funeral y dan un indicio de su violento historial.

Cabe destacar que la ex oficial de la policía de Minnesota que le disparó, Kimberly Potter, aguarda fuera de prisión gracias a una fianza de $100.000 y espera a ser juzgada por homicidio involuntario por la muerte del joven de 20 años de edad.

Wright, por su parte, tiene varias acusaciones en su contra, relacionadas con armas de fuego, algo que parece no ser tema de interés para los principales demócratas del estado, incluyendo el gobernador Tim Walz, quien también estuvo presente en su funeral.

Múltiples demandas en contra de Wright

En orden cronológico, las múltiples demandas en contra de Wright comienzan en mayo de 2019 cuando presuntamente el afroamericano le disparó en la cabeza al joven Caleb Livingston, de 16 años, mientras estaba en una estación de servicio, según una de las querellas.

Como resultado, ahora Livingston vive con un “síndrome de vigilia sin respuesta”, conocido como estado vegetativo, según el abogado Mike Padden.

Tan solo siete meses más tarde, Wright volvería a tener problemas con la ley por robo agravado.

Por medio de una acusación penal, una víctima femenina relató que fue objeto de violencia armada y estrangulación por parte de Wright, quien luego de una noche de diversión intentó robarle $820 que le habían sido entregados a la afectada por su compañera de cuarto.

La víctima le dijo a la policía que Wright le rodeó el cuello con los dedos, al tiempo que intentaba sacar el dinero de debajo del sostén, pero el joven fallecido no obtuvo el efectivo.

Tiempo después, y tras quedar en libertad condicional por ese robo, Wright agitó una pistola cerca de una intersección de Minneapolis sin herir a nadie, pero eludió a los agentes policiales y se abrió paso entre la multitud.

Desde ese momento era buscado por la ley y cuando en abril fue detenido por agentes policiales, estos intentaron arrestarlo sin éxito. Además, Wright contaba con antecedentes penales relacionados con ventas de drogas y conducta inapropiada.

En otro caso, el joven contó con un cómplice para dispararle a Joshua Hodges, un ex compañero de clases, para de esta forma dejarlo sin automóvil y con un daño permanente a raíz de una rotura de peroné, a tan solo tres semanas de su muerte.

De acuerdo con la querella presentada por Hodges, Wright fue identificado porque justo antes de bajarse de otro vehículo y proceder con el asalto, y aún sin su mascara, hubo un instante donde ambos hicieron contacto visual.

“Asesinato de carácter”

Una denuncia civil contra Wright indica que después de su muerte, “una narrativa falsa comenzó a establecerlo como una persona al que los jóvenes admiraban, cuando en realidad había una orden judicial por sus violaciones de la ley bajo fianza por un crimen pasado. Él eligió una vida de crimen”.

Los abogados de Daunte Wright, liderados por el experto en derechos civiles Ben Crump, tildaron de “trucos de distracción” al dolor y las quejas civiles póstumas, y definieron la acción del abogado Padden como un “asesinato de carácter”.

“Trucos como estos tienen como objetivo hacer una cosa: distraer. Pero nuestro equipo no se distraerá en nuestra lucha por la justicia en este caso y en nuestra lucha por la justicia para todas las comunidades marginadas”, dijo Crump.

Funeral

Durante el funeral de Wright coincidieron los principales demócratas de Minnesota, entre los cuales estaban las senadoras Tina Smith y Amy Klobuchar, así como el fiscal general estatal Keith Ellison, la representante islamista Ilham Omar, y el gobernador Tim Waltz.

“Sabemos que esta tragedia está relacionada con el racismo profundo y sistémico en nuestra sociedad, que enfrentan los negros en Minnesota y en todo el país todos los días”, expresó Waltz en el funeral, haciendo caso omiso a los cuestionamientos de la prensa sobre los antecedentes del joven afroamericano.

La cámara corporal de la ex agente Potter filmó a Daunte Wright mientras se escapaba de la policía en su detención de tránsito, poniendo en marcha su vehículo, no sin antes recibir un disparo a quemarropa y morir. Un pasajero que iba con él salió herido.

Luego de su renuncia al Departamento de Policía de Minnesota, Potter enfrenta cargos por homicidio involuntario en segundo grado, tras la calificación de accidente no intencional ofrecida inicialmente por los investigadores del caso.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X