maestro pronombres transgénero

Juez permite que maestro vuelva al trabajo, tras ser suspendido por negarse a usar pronombres transgéneros en niños

Byron “Tanner” Cross, un maestro de 38 años de edad del estado de Virginia, Estados Unidos, había sido suspendido con licencia administrativa en mayo por rechazar la aceptación de la identidad transgénero de sus alumnos, además de no usar pronombres transgéneros.

Sin embargo, Cross pudo reivindicarse luego de ganar una demanda contra la Escuela Primaria Lessburg, donde ofrece clases de educación física.

El profesor consiguió por medio de la Alliance Defending Freedom (ADF, en inglés) que el juez James Plowman emitiera una orden judicial temporal a su favor.

La escuela afirma que no suspendió a Cross por sus creencias religiosas, sino por el ambiente disruptivo que este había creado, algo que, según Plowman, no pudo quedar demostrado. Plowman sí había entendido que los hechos ocurrieron al margen de la ley y que la decisión de la escuela fue “vengativa”.

Fe cristiana

Citando su “fe cristiana”, las palabras de Cross durante la junta educativa sobre la nueva política de identidad de género propuesta por el distrito escolar refutaron la exigencia del uso de pronombres transgéneros hacia los alumnos transexuales.

Cross también se negó a permitirles a estos participar en actividades deportivas “de una manera consistente con la identidad de género”.

“Amo a todos mis estudiantes, pero nunca les mentiré sin importar las consecuencias. Soy maestro, pero sirvo a Dios primero y no voy a afirmar que un niño biológico puede ser una niña y viceversa porque está en contra de mi religión. Es mentirle a un niño, es abuso para un niño y es pecar contra nuestro Dios”, expresó Cross.

Luego de dos días de sus palabras, Cross fue puesto en licencia administrativa en la Escuela Primaria Lessburg, según un correo electrónico del grupo Parents Againts Critical Theory filtrado por Fox News

Demanda

Byron Cross actuó con rapidez y halló a Tyson Laghofer, abogado de la ADF, y quien lo representó ante la demanda interpuesta contra el distrito escolar local.

“Las escuelas públicas no tienen por qué obligar a los maestros a expresar creencias ideológicas que no tienen, ni tienen derecho a suspender a alguien simplemente por dar su opinión de manera respetuosa en una reunión pública”, expresó Langhofer.

“El distrito escolar favorece a un cierto conjunto de creencias sobre un tema muy controvertido, y quiere obligar a Tanner a llorar y respaldarlas por igual”, dijo el abogado, quien agregó que eso “no es legal ni constitucional”, y que no tuvo nada que ver con poner al profesor de licencia.

Comunicado de prensa

Gracias a un comunicado de prensa, la organización legal y sin fines de lucro que defendió a Cross explicó con mayor detalle que el distrito escolar “no puede usar a los maestros como portavoces para promover una agenda política que viola sus creencias”. También instaron a detener la persecución.

“El debate sobre la política de la escuela es mucho más que pronombres. Se trata de la verdad científica. Se trata de si el gobierno puede obligar a un individuo a respaldar una ideología que entra en conflicto con sus creencias”, se lee en el breve texto.

Según el comunicado, “hay mucho en juego” en lo que se supone que es una sociedad libre, donde “todos deben tener el derecho de exponer sus argumentos ante sus funcionarios electos sobre cuál debería ser la política”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X