robots

¿Listos para matar? Crece el desconcierto sobre los robots autónomos a largo plazo

Con base en un informe de la Organización de las Naciones Unidas que reseñó un ataque dirigido a seres humanos por parte de drones militares autónomos en Libia durante el año 2020, y que fue difundido por la revista New Scientist, se evidencia un desconcierto creciente en torno al futuro de estas máquinas.

En dicha información se reseña el uso de sistemas de armas letales autónomas como el STM Kargu-2 y otras municiones, programadas para perseguir y atacar a las fuerzas aliadas del excoronel libio Jalifa Hafter, sin necesidad de usar una conexión por datos con el operador.

El articulista de RT, Luis Gonzalo Segura, enfatizó el peligro del arribo a las “guerras olvidadas” de los robots asesinos en una nota reciente, escenario que comparó con la película Terminator y el parecido de la sociedad occidental con 1984, novela de George Orwell.

Robotización de la guerra

En su opinión, la robotización de la guerra no es solamente el “gran sueño americano”, sino que es también el presente y futuro de los ejércitos.

Citó el uso del sistema turco STM Kargu-2 como método principal del accionar aéreo por parte de las fuerzas de Turquía, país miembro de la OTAN, en los conflictos en Siria o en Nagorno Karabaj.

Equipados con cámaras de video y capacitados para formar enjambres, detectar, perseguir y abatir automáticamente a diversas unidades militares, los drones de esta índole son “idílicos” para la industria militar.

La efectividad de dichos drones ya ha llamado el interés de países como Ucrania y Qatar.

“Cada vez más esenciales”

En un mundo donde la robotización de cada ejército es “imparable”, el también autor de la novela Un paso al frente advirtió que no se han calculado las consecuencias de disponer de estas maquinarias “cada vez más esenciales” por las ventajas que ofrecen.

Entre ellas cita el ahorro económico, así como la disminución del gasto humano y mediático gracias al uso de drones, pero también de vehículos militares navales y vehículos terrestres no tripulados con miras a facturar millones de dólares en esta década.

“Esto es, el gran sueño americano: un Vietnam, un Irak o un Afganistán sin norteamericanos muertos. El olor del napalm por la mañana en automático”, escribió Segura.

¿Quebrantamiento de las bases geopolíticas?

Como exteniente del Ejército de Tierra de España, Segura expuso las razones por las cuales cree que, culminada la carrera de la robotización militar, habrá un rompimiento de las bases geopolíticas.

Sin dilucidar muy bien para cuál país es una ventaja, Segura prevé una reorganización de poderes a escala global y un incremento de operaciones de paz u operaciones antiterroristas en el mundo que serán derivadas del ahorro mediático y humano.

“¿Qué detendrá a las grandes naciones a intervenir militarmente cualquier país si a la población occidental poco le importan los centenares de miles de muertos por conflictos bélicos, los millones de personas en situación de pobreza extrema o los millones de desplazados siempre y cuando no sean nacionales?”, se cuestionó.

Escenario “aterrador”

En medio de un escenario a largo plazo descrito como “aterrador”, señaló que lo más afortunado que podría suceder es un equilibrio de fuerzas con los mismos niveles de desigualdad económica y social de estos tiempos.

“Aterra pensar lo que pueden llegar a ser capaces de perpetrar los norteamericanos con un ejército de robots asesinos. Aterra pensar qué hará la potencia o las potencias que finalmente obtengan la victoria en la carrera armamentista de la robotización”, alertó Segura.

“Aterra pensar en las consecuencias que esta robotización tendrá para esos ciudadanos a los que a día de hoy les importa un carajo que Turquía haya violado el párrafo 9 de la resolución 1970 (2011) al usar robots asesinos autónomos”, añadió.

Las consecuencias para los ciudadanos que ignoran lo que pasa en las calles de Libia serán palpables más temprano que tarde, según Segura, debido a la indiferencia de las masas.

Advirtió que revueltas sociales como las acontecidas recientemente en Chile o Colombia serán “aplastadas” debido a la robotización neta de los cuerpos de choque y de la policía que favorecerá a las élites.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X