g7 impuesto

La reunión cumbre del G7 acordó un impuesto global de al menos 15% para las empresas multinacionales

Este sábado, los ministros de Finanzas del G7 llegaron a un acuerdo en Londres para hacer que las empresas multinacionales paguen un impuesto mínimo global de al menos el 15% sobre sus ganancias.

Según el Tesoro de Reino Unido, el grupo conformado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Italia y Japón sigue en su batalla contra la evasión fiscal.

De esa manera, el acuerdo alcanzado por los funcionarios del G7, grupo que se reunirá entre el 11 y 13 de junio en Reino Unido, contempla varias normas que harían que estas multinacionales cancelen impuestos en las naciones donde tienen sus negocios.

“Después de años de discusión, los ministros de finanzas del G7 han llegado a un acuerdo histórico para reformar el sistema fiscal global y adecuarlo a la era digital global”, declaró Rishi Sunak, ministro de Finanzas del Reino Unido.

Con muchos países al borde de una crisis económica como consecuencia de los gastos por la pandemia del covid-19, este acuerdo llenaría el vacío creado por las innumerables deudas.

¿Qué es lo que se busca?

Las normas contempladas buscan en primer lugar que las multinacionales que obtengan ganancias por un margen del 10% deberán pagar impuestos en los países en los que operan.

Según el comunicado del G-7, el 20% de todo beneficio que supere ese margen deberá ser gravado en los Estados en los que las empresas mantienen sus actividades.

Por último, los países tendrán que cancelar una tasa impositiva corporativa mínima global del 15%, en principio.

¿Contra qué se está luchando?

El nacimiento y el poder de las multinacionales, sobre todo las tecnológicas del estilo de Amazon, Facebook o Google ha hecho que sea muy común que las empresas coloquen sus sucursales en naciones cuyas tasas impositivas para las compañías son oportunamente mínimas.

De esa manera, al declarar sus ganancias en esos lugares solo se ven obligados a pagar los impuestos locales, sin importar que sus ganancias provengan de otros países.

Es por ello que el acuerdo establece que las empresas cancelen impuestos en los lugares donde venden sus productos o servicios, y no donde están declarando sus ganancias.

A lo largo de los años se han colocado sobre la mesa varias acusaciones contra las multinacionales por lucrarse de manera significativa sin pagar altos impuestos.

G-20

A pesar de lo que significaría este impuesto acordado por el G7, el mismo no es de carácter vinculante, por lo que necesita de la firma de los países miembros del G20, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y otras entidades como el Congreso de EE UU para aplicarse.

El G20, cuya próxima reunión se celebrará el próximo mes, es un escenario en el que se espera que el acuerdo haga presión entre los ministros de Finanzas del Grupo de los 20 para que otros países se adhieran a esa línea.

Asimismo, según el Tesoro de Reino Unido, el acuerdo será discutido en julio por los bancos centrales.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X