lukashenko avión

Lukashenko afirma que aterrizaje forzoso de avión por aviso de bomba fue “legal”

Luego de que un avión de guerra de Bielorrusia hiciera que un vuelo comercial desde Atenas hasta Lituania aterrizara en la capital, Minsk, por un aviso de bomba, el presidente Alexánder Lukashenko ha asegurado que fue una decisión “legal”.

Asimismo, explicó que la alerta sobre la bomba a bordo del avión de la aerolínea Ryanair provino desde las autoridades de Suiza, y que la medida fue proteger “a las personas, de acuerdo con todas las reglas internacionales”.

Por otro lado, funcionarios de seguridad bielorrusos detuvieron al periodista y activista Román Protasévich, cofundador del canal opositor a Lukashenko llamado Nexta, en Telegram.

Protasévich fue detenido junto con su pareja, Sofia Sapega, quien es de nacionalidad rusa.

Ambas personas fueron separadas del resto de pasajeros luego de que las autoridades revisaran el avión y enviaran a los viajeros a una inspección de sus docuementos.

Reacción de los países

Luego de conocerse el incidente con el avión de Ryanair y el arresto de Protasévich, varios países de Occidente se pronunciaron en rechazo, además de exigir la inmediata liberación del periodista y su novia.

Asimismo, se conoció la aplicación varias restricciones de vuelo sobre Bielorrusia por parte de las naciones, y Lukashenko aseguró que ahora sus enemigos atacan a su país con una “etapa de estrangulamiento”.

Lukashenko respondió que “si no les gusta volar a través de una Bielorrusia segura, que vuelen allí donde murieron 300 personas”.

La declaración del presidente de Bielorrusia estaría haciendo referencia al Boeing 777 de Malaysia Airlines que fue derribado al este de Ucrania, cerca de la frontera con Rusia, con cerca de 298 pasajeros.

Lukashenko también detalló que varias naciones no han querido contribuir o ser parte de la investigación sobre el incidente con el avión, y afirmó que estos habían violado “líneas rojas”.

Román Protasévich

El interés del gobierno de Bielorrusia en el periodista Román Protasévich comenzó en 2020 luego de las manifestaciones por los comicios presidenciales, las cuales fueron documentadas por su canal de Telegram, Nexta. El medio fue tildado por el Estado como “extremista”.

Protasévich también forma parte de una lista de individuos considerados como terroristas por Bielorrusa, y desde 2020 se le busca bajo las acusaciones de organización de disturbios, organización de acciones colectivas que violan el orden público, así como por incitación al odio social basado en la profesión.

En ese mismo orden, los cargos equivalen a un tiempo en la cárcel de hasta 15, 3 y 12 años. Es decir, un total de 30 años tras las rejas.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X