biden campaña

Lobista de socios foráneos de oleoducto ruso donó miles de dólares a la campaña presidencial de Biden

La firma independiente estadounidense encargada de rastrear el dinero en la política local, Center for Responsive Politics, expuso en un reciente informe a un lobista de los socios foráneos del oleoducto ruso Nord Stream 2.

El cabildero, según lo expuesto en el escrito, donó miles de dólares a la campaña del presidente Joe Biden y al Comité de Acción Política (PAC) Unite The Country, que admira a Biden.

La primicia fue dada tras conocerse por Axios que el gobierno declinará las sanciones a una empresa encargada de la conclusión del oleoducto de Rusia a Alemania, así como a su director ejecutivo.

Esta publicación ocurre luego de que el grupo delictivo DarkSide, presuntamente ubicado dentro de Rusia, hackeara al oleoducto Colonial Pipeline, el cual surte casi el 50% del combustible para la costa este de EE UU. También ocasionó su cierre.

Detalles del informe

Entre los reveladores detalles del informe, se encuentra el nombre de Richard Burt, ex embajador de Estados Unidos en la Alemania Occidental, perteneciente a diferentes grupos de expertos con influencias en Washington.

En el texto se expone que Burt ejerció presión a favor de varias empresas foráneas asociadas a un proyecto sobre “cuestiones de sanciones rusas” y “el gas natural como elemento de seguridad energética europea”.

En el tiempo que era un cabildero registrado para compañías extranjeras que se asociaron a la construcción del oleoducto ruso, el hombre de negocios y diplomático donó $2.000 para la campaña presidencial de Biden y hasta $10.000 al PAC Unite the Country.

Luego de más de seis meses desde su donación, Burt no ha recibido reembolso alguno por parte de la campaña de Biden, a pesar de la promesa electoral de refutar cualquier donación de grupos de presión. 

Los nombres y apellidos de los funcionarios del gobierno que conversaron con los lobistas son secretos ya que las compañías que trabajan para los propulsores del oleoducto ruso están registrados y amparados en la Ley de Divulgación de Lobbyng, y no en la correspondiente Ley de Registro de Agentes Extranjeros.

Postura oficial

Jennifer Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, hizo referencia al papel de la administración al respecto, y afirmó que “no estamos permitiendo que ningún país u otros países construyeran” el Nord Stream 2 debido a que estaba listo en un 95%.

“Creemos que es una mala idea, un mal plan, y también hemos implementado acciones durante los últimos días para dejarlo en claro, porque nuestra opinión es que es un proyecto geopolítico ruso que amenaza la seguridad energética europea, la de Ucrania y la de los aliados y socios de la OTAN del flanco oriental”, señaló Psaki.

Video: GOP War Room

En su exposición, Psaki comunicó que el gobierno estadounidense ha impuesto sanciones a cuatro entidades rusas, así como cuatro buques y nueve navíos de Rusia. “Este es el mayor número de entidades incluidas en esta ley hasta la fecha”, dijo.

Aun así, diversas fuentes indicaron a Axios que la vía para frenar la construcción del gasoducto es mediante algo que el gobierno de Biden no contempla, que no es otra cosa que la imposición de sanciones “a los usuarios finales alemanes del gas”.

Reacciones

Algunas de las reacciones referente al oleoducto ruso fueron muy críticas con el papel desempeñado por la administración Biden:

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo que “Biden cierra los oleoductos estadounidenses, pero da luz verde a los oleoductos rusos. Los conductores pagan más en el surtidor por el privilegio de depender del petróleo extranjero. Parece poner a Estados Unidos en último lugar”.

Rebeccah Heinrichs, investigadora principal del Instituto Hudson, alegó que “cuando los precios del gas ya estaban altos y, como dos días después de que la compañía estadounidense pagara el relativamente pequeño rescate, Biden levanta las sanciones sobre Nord Stream 2”.

Por su parte, el senador republicano por Florida, Marco Rubio, dijo: “si es cierto, el presidente Biden acaba de entregar una gran victoria a Putin, quien tendrá un dominio absoluto sobre los suministros de gas natural de Europa. Biden prometió ser duro con Rusia, pero está cada vez más claro que solo era retórica de campaña”.

“No hay absolutamente ninguna excusa para darle a Putin más influencia sobre nuestros aliados y socios, incluida Ucrania. Es peligroso, ingenuo, engañoso y débil”, añadió Rubio.

Por último, el senador republicano por Texas, Ted Cruz, comentó que es “impresionante. Desafiando la ley estadounidense, Biden está ayudando activamente a Putin a construir su oleoducto. Hablando objetivamente, la administración Biden se perfila como la administración más pro Rusia de la era moderna”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X