iphone

Cofundador de Telegram afirma que usar un iPhone es sentirse “como en la Edad Media”

Pável Dúrov, cofundador de Telegram, fijó su postura sobre una investigación hecha por el New York Times (NYT) en la que se descubrió que Apple, además de almacenar los datos provenientes de usuarios chinos en China, de igual forma los comparte a petición de las autoridades.

El empresario ruso lamentó que Apple se preste a la censura y vigilancia masiva en territorio del gigante asiático al expresar que “es triste, pero no sorprendente. Las grandes compañías tecnológicas suelen elegir los beneficios en lugar de las libertades”.

Según la visión del hombre de negocios de 36 años de edad, la empresa creada por Steve Jobs mantiene atrapados a sus usuarios en su “ecosistema” mediante un modelo de venta de hardware “sobrevalorado y obsoleto”.

Dúrov descartó que los dispositivos iPhone con sus paneles de unos escasos 60 Hertz (Hz) compitan en la actualidad con teléfonos Android de 120 Hz, además de señalar que “cada vez que tengo que usar un iPhone para probar nuestra aplicación de iOS, me siento como si me hubieran devuelto a la Edad Media”.

“Te convierte en un esclavo digital”

En su declaratoria, la apreciación de Dúrov apuntó a la forma en como Apple “te convierte en un esclavo digital”, al solo permitir la descarga de apps admitidas por la tienda oficial de Apple, la App Store.

También infirió sobre la conveniencia que significa este modelo “totalitario” para el régimen chino, el cual juega a favor de la centralización de información por parte de funcionarios de esa nación.

“No es de extrañar que el enfoque totalitario de Apple sea tan apreciado por el Partido Comunista de China, que -gracias a Apple- tiene ahora un control total sobre las aplicaciones y los datos de todos sus ciudadanos que dependen de los iPhones”, concluyó Dúrov.

The New York Times

Diversos periodistas del diario The New York Times revelaron públicamente en un reciente artículo que Apple ha otorgado múltiples licencias al gobierno de China para continuar en el mercado y seguir con sus actividades en el país.

La empresa trasladó al país asiático los servidores que contienen bases de datos de los usuarios chinos, como parte del cumplimiento de la ley de ciberseguridad china vigente desde el año 2017.

La pesquisa afirmó que dichos centros de datos se hallan bajo el control de una compañía estatal china, así como sus claves digitales. 

Aunado a eso, la empresa del iPhone no emplea el cifrado típico de los demás países, como consecuencia de la prohibición de la legislación local.

También se detalló que una compañía de nombre Guizhou-Cloud Big Data (GCBD), propiedad del gobierno de la provincia de Guizhou, es la que maneja los datos de iCloud en el gigante asiático bajo ciertos parámetros acordados para almacenarlos en la nube.

De este modo, las autoridades chinas se permiten simplemente enviar una solicitud a la GCBD para obtener datos de algún usuario de Apple.

En el artículo del NYT se precisó que varias aplicaciones son filtradas según considere la misma empresa estadounidense, si cree que puede disgustar al régimen chino.

Apps que hablan sobre el Dalái Lama o Taiwán, por ejemplo, fueron removidas.

Defensa de Apple

“Muchas de las afirmaciones de este informe se basan en información incompleta, obsoleta e inexacta”, indicó Apple en una réplica abierta.

La empresa de la manzana descartó poner en peligro la seguridad de la data de la empresa estadounidense en China o en cualquier país, y aseguró que “mantiene el control de las claves de cifrado de los datos de los usuarios”.

“Cumplimos la ley, pero no hacemos concesiones en cuanto a la seguridad de los usuarios”, dijo Apple.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X