joven británica

Amputan pierna a joven británica tras infección sanguínea contraída en un jacuzzi

Lauren Briggs es una joven británica que vivió una experiencia terrorífica luego de bañarse en un jacuzzi con sus amigos en enero en Essex, Inglaterra, donde contrajo una potencial y mortal infección en el torrente sanguíneo.

De 25 años de edad, la mujer despertó al día siguiente sin poder respirar, por lo que de inmediato fue trasladada a un hospital donde se le diagnosticó septicemia meningocócica.

Según Dialnet, “la septicemia meningocócica es una enfermedad rápidamente progresiva que puede llevar al shock y al fracaso multiorgánico en escaso periodo de tiempo”.

De acuerdo con el diario The Sun, el desarrollo de la infección fue mitigado por los médicos que estuvieron en la obligación de amputarle a Lauren la pierna derecha hasta la altura de la rodilla para poder salvarle la vida, así como parte de los dedos de su pie izquierdo.

Video: Salud en Corto

Testimonio de Lauren

Tras el fatal incidente, y al ser cuestionada por el motivo, Lauren dijo en su testimonio que “los jacuzzis están llenos de bacterias, por lo que es probable que esa haya sido la causa”.

“Me fui a dormir esa noche sintiendo un poco de náuseas, pero mi amiga me encontró en las primeras horas de la mañana siguiente jadeando en el suelo. Lo siguiente que recuerdo es despertarme en el hospital preguntándome qué estaba pasando”, señaló Lauren.

La joven explicó que fue colocada en soporte vital por 48 horas y que le tuvieron que practicar varios injertos extraídos de su muslo para compensar y reconstruir sus pies.

“Al final, no pudieron salvarme la pierna o los dedos del pie derecho y tuvieron que ser amputados para salvar mi vida”, dijo Lauren.

Tracey Briggs, madre de Lauren, admitió que no pudo identificar a simple vista a su única hija al llegar al hospital porque estaba muy descolorida e hinchada, y se angustió cuando los médicos le dijeron que era “poco probable” que sobreviviera más de dos días.

“Pensé que me habían llevado a la ventana equivocada. Cuando la vi, caí al suelo y le rogué a Dios que la salvara y que no la dejara ir”, declaró Tracey.

“Cuando me enteré de las amputaciones, me dejé caer al suelo de nuevo porque sabía cómo esto afectaría su calidad de vida”, agregó Tracey.

Alta médica y discapacidad del habla

Tras recibir el alta médica por parte de los especialistas el pasado 30 de abril, Lauren Briggs no podrá seguir sus labores como recepcionista en un consultorio quirúrgico debido a una discapacidad del habla que ahora arrastra con su condición.

“Siento que estoy atrapada en mi propio cuerpo y solo quiero salir. Afectó drásticamente mi salud mental, mi vida dio un vuelco”, dijo la joven británica.

“No tenía idea de las amputaciones porque sentía que todavía tenía ambos pies. Levanté las mantas y vi y estaba devastada”, confesó Lauren, quien aún no tiene prótesis.

“Siempre estaba en movimiento, rara vez me sentaba y ahora dependo de la gente para hacer cualquier cosa”, señaló la mujer de 25 años.

Como consecuencia de su actual condición física, Lauren ha estado recaudando fondos ahora que su vida ha dado un lamentable e inesperado giro y no puede trabajar.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X