toshiba

Toshiba es otra víctima del grupo de hackers que atentó contra oleoducto estadounidense

La multinacional japonesa Toshiba confirmó que su filial en Francia fue también víctima del grupo de piratas informáticos llamado DarkSide, el cual atentó recientemente contra el oleoducto Colonial en Estados Unidos.

El ataque comunicado desde su filial francesa dejó en un segundo plano el anuncio de revisión estratégica bajo la presión de buscar pretendientes por parte de los accionistas activistas de Toshiba, empresa valorada en $2.300 millones.

La compañía desestimó la cantidad irrisoria de datos laborales perdidos tras el ataque informático por parte de DarkSide.

Aumento de ataques 

Según el experto y analista senior de malware, Takashi Yoshikawa, la seguridad informática de las empresas se ha vuelto más vulnerable en la pandemia debido al acceso remoto usado desde casa por los empleados que entran a los sistemas.

“Hay alrededor de 30 grupos dentro de DarkSide que están intentando piratear empresas todo el tiempo, y esta vez lo lograron con Toshiba”, destacó Yoshikawa.

Capturas de pantalla suministradas por la firma de ciberseguridad Mitsui Bussan Secure Directions dieron cuenta de más de 740 GB de información laboral y personal comprometida, así como de la inaccesibilidad reciente a los distintos sitios web que posee DarkSide.

Los ataques cibernéticos han aumentado, y la amenaza de los autores es que divulgarán los datos robados si no reciben pagos en criptomonedas.

Muestra de ello fue el reciente ataque descrito como “significativo” el viernes por el servicio de salud irlandés, lo que produjo que cerrara sus sistemas de Tecnologías de la Información (TI).

Investigaciones recientes sobre el caso de Colonial Pipeline en EE UU señalan que el software con el que se inhabilitaron las tuberías principales fue distribuido por el grupo DarkSide.

También se asegura que el grupo lo integran ruso hablantes, y que evita los objetivos de piratería de la extinta Unión Soviética, además de tener diferentes “aliados” a los cuales les permite atacar otros objetivos. La negociación y liberación de datos corre por cuenta de DarkSide.

Estrategias

Luego de ser fuertemente rechazada una oferta privada por parte de CVC Capital de $20.000 millones hace meses para comprar el conglomerado, Toshiba adelantó que estaba en la creación de un comité para revisar las estrategias, además de designar a UBS como asesor de finanzas.

Creada para ayudar a la junta directiva a crear un renovado plan de negocios para ser presentado en octubre por la gerencia, la revisión de estrategias será ejecutada por directores independientes.

Los planes de retener la administración que lideró el ex director ejecutivo Nobuaki Kurumatani fueron percibidos con recelos por parte de algunas personas que pensaron que el objetivo era protegerlo de los accionistas activistas.

Los accionistas número dos y tres de Toshiba, 3D Investment Partners y Farallon Capital Management respectivamente, criticaron en la reunión del viernes lo reacio del conglomerado japonés a considerar ofertas para cambiarse a privadas.

El nuevo presidente ejecutivo de Toshiba, Satoshi Tsunakawa, descartó la resistencia de la compañía nipona a aumentar su valor corporativo y a la privatización. Distintas fuentes han apuntado el supuesto interés de Bain Capital y KKR & Co Inc para invertir en ella.

Al respecto, el medio Asahi señaló que Toshiba no entra en los planes de compra de Bain Capital, según declaraciones del jefe de operaciones de Bain Capital en Japón, Yuji Sugimoto.

Aunque los escándalos abundan sobre Toshiba en los últimos tiempos, esta sigue siendo una de las escasas fabricantes japonesas de equipos de defensa y de reactores nucleares, por lo que el gobierno nipón debe aprobar o no su venta.

Pronóstico de ganancias favorables en 2021

El buen pronóstico de las ganancias operativas en 2021 hecho el viernes por Toshiba se eleva al 63%, traduciéndose en $1.6 mil millones, y contrasta con la caída del 20% de las ganancias del año pasado en plena pandemia.

Toshiba espera que los nuevos nombramientos de la junta y las reestructuraciones rindan frutos, tras la renuncia de Kurumatani en abril por acusaciones de que los inversores fueron coaccionados en 2020 para apoyar nominaciones deseadas por la junta.

Los accionistas votaron en marzo precisamente para llegar al fondo del asunto mediante una investigación independiente, la cual debe finalizar antes del 25 de junio, fecha en que se celebra la reunión general de cada año en Toshiba.

El nombre del ex banquero de UBS, George Olcott, se incluye en la lista de nominaciones de la junta.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X