república dominicana valla

República Dominicana construyó valla tecnológica en frontera con Haití para frenar la migración

República Dominicana ha construido hasta ahora 23 kilómetros de una valla en la frontera con Haití para frenar la inmigración irregular. La verja, hecha con un espiral de alambres de cuchillas, tiene cuatro metros de altura y contará con detectores de movimiento.

Hecha por el ejército nacional, la construcción se hizo prácticamente en silencio en el segundo y tercer paso fronterizo más importante entre ambas naciones caribeñas: Jimaní y Elías Piña.

Según el director de planes y operaciones del Estado Mayor, el general Santo Domingo Guerrero Clase, la valla frenará a los inmigrantes irregulares, disminuirá el contrabando, el tráfico ilícito de sustancias y armas, así como el hurto de ganado y vehículos.

Verja de cuatro metros de altura

El tramo más amplio de la verja de cuatro metros de altura se extiende desde la orilla del lago Azuei y bordea el paso árido de la colina que rodea a Jimaní, la ciudad más cercana a la vía que conecta a Santo Domingo con la capital haitiana de Puerto Príncipe.

La barrera, la cual cortó las pedregosas vías usadas por el contrabando ilícito proveniente de Haití, está reforzada por un espiral de alambres filosos que posee algunos bordes oxidados debido a la humedad del lago.

La vigilancia diaria de la valla depende del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), que a su vez cuida del tramo previamente finalizado en el centro de la isla caribeña en 2020, cercano a las lomas colindantes al paso oficial Elías Piña.

Construcción de la valla tecnológica

En su discurso ante el Congreso Nacional el pasado febrero, el presidente dominicano Luis Abinader informó sobre la construcción de una valla tecnológica en toda la frontera con Haití.

El mandatario detalló que el muro estará acondicionado con cámaras de reconocimiento facial y diversos sistemas tecnológicos como sensores infrarrojos y de movimiento.

Aun así, el general comandante del Cesfront, José Manuel Durán, señaló que no se requiere de la cobertura total de los 380 kilómetros fronterizos, y que solo se colocarán en lugares considerados como “neurálgicos y vulnerables”, los cuales no incluyen zonas montañosas.

“Todas las amenazas que enfrentamos a diario, con esa obra se van a controlar significativamente”, declaró el general Durán desde el paso fronterizo Dajabón, donde aún no hay una valla construida.

En este proyecto, que deberá arrancar antes de diciembre, existen varias compañías constructoras que están en proceso de exponer sus propuestas para la construcción de la nueva valla.

Varias fuentes militares han dicho que la verja debería iniciar en el paso fronterizo de Pedernales, el cual presenta la menor cantidad de tránsito.

Posiciones en contra

El gobierno dominicano informó al gobierno vecino de Haití sobre los planes de la valla punzante con anticipación, a pesar de que su construcción se hizo en territorio dominicano a cuatro metros de distancia de la delimitación fronteriza.

Jesula Blanc, quien es coordinadora de la Mesa de Diálogo Transfronterizo y mediadora del conflicto entre las naciones, dijo que la valla tecnológica atenta contra los miles de individuos “vulnerables” que buscan trabajo cada mes en Republica Dominicana.

“Lo que podemos constatar es que quieren poner más conflicto, poner los pueblos más de espaldas”, dijo Blanc desde Ouanaminthe, ciudad de Haití.

De cualquier manera, la obra ha sido controversial y duramente criticada por el sector empresarial haitiano y dominicano, así como por distintas organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Video: Acento TV

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X