protestas colombia

Suben los muertos en protestas de Colombia y Duque ofrece recompensa para dar con autores de disturbios

Con más de una semana de continuas protestas contra el gobierno de Iván Duque, Colombia suma hasta ahora, según la Defensoría del Pueblo, 24 muertos, más de 800 personas heridas y 89 desaparecidas.

Sin embargo, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) detalló que las muertes ascienden a un total de 31, siendo 24 de Cali, desde el inicio de las protestas el pasado 28 de abril.

A ello se le deben sumar 1.220 personas heridas y 9 víctimas de violencia sexual. La estadística de Indepaz dice que entre las personas afectadas hay quienes fueron heridas en los ojos.

Por otro lado, la ONG Amnistía Internacional señaló que la Policía Nacional violó los estándares internacionales del uso de la fuerza en las protestas, explicando que se empleó armamento letal y gases lacrimógenos contra los ciudadanos.

El Comité Nacional de Paro convocó a esta nueva jornada de manifestaciones, siendo Medellín y la capital, Bogotá, las zonas donde más movilizaciones se han registrado.

En Bogotá, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) ha disparado gases lacrimógenos y desplegado tanquetas de agua para reprimir a quienes protestan. Mientras tanto, en Medellín, las personas denuncian que hay falta de asistencia médica para los heridos.

En Soacha (Cundinamarca), Pereira (Risaralda) y Santa Marta (Magdalena), también se ha presentado la represión por parte de las fuerzas de seguridad colombianas, además de disturbios.

En Popayán (Cauca), Amnistía Internacional dijo que las autoridades apuntaron contra los manifestantes, quienes estaban desarmados, con armas semiautomáticas.

De protesta pacífica a vandalismo y disturbios

A pesar de que en varias zonas del país las manifestaciones comenzaron de manera pacífica, tiempo después las calles se convirtieron en campos de batalla entre saqueadores, grupos violentos y las fuerzas de seguridad.

Por ejemplo, en Bogotá, 15 Comandos de Atención Inmediata (CAI) fueron atacados y luego incendiados. Se ha informado que 10 oficiales estaban adentro de uno de ellos, provocando lesiones en 5 de estos.

Por su parte, en Medellín, los manifestantes incendiaron la estación de la Ruta N de MetroPlus, la cual está localizada frente a la Universidad de Antioquia. Ante ello, Daniel Quintero Calle, alcalde de Medellín, dijo que una “tanqueta de agua apagó las llamas y la Policía recuperó el control”.

Recompensa para autores de disturbios

El presidente de Colombia, Iván Duque, expresó recientemente su apoyo a las medidas tomadas por la Policía contra los manifestantes, alegando que presuntamente hay una organización detrás del caos.

“Una organización criminal que se esconde detrás de legítimas aspiraciones sociales para desestabilizar a la sociedad, generar terror en la ciudadanía y distraer las acciones de la fuerza pública”, dijo Duque.

Para encontrar a los responsables de la criminalidad que se ha visto en las protestas, Duque ofreció 10 millones de pesos, cerca de 2.610 dólares, como recompensa para las personas que colaboren con información que guíe a la fuerza pública hacia sus capturas.

Enfrentamiento en la Plaza Bolívar de Bogotá

El miércoles, una multitud de manifestantes plantados en la Plaza Bolívar de Bogotá se enfrentó contra el Esmad. En el proceso, la protesta derribó las vallas de seguridad del edifico del Congreso, ocasionando la suspensión de la sesión de ese día, así como el desalojo del Salón Elíptico.

Mauricio Toro, parlamentario por el Partido Verde, explicó que los manifestantes trataron de ingresar al complejo, pero las autoridades lograron “controlar” el suceso.

Exigencias del pueblo y críticas de organizaciones

La chispa que encendió las últimas protestas fue la reforma tributaria planteada por el gobierno colombiano, y aunque ya se logró su retiro, los manifestantes siguen en las calles debido a la crisis que vive el país.

Ahora, lo que los ciudadanos piden es una reforma al sistema de salud, que se incrementen los esfuerzos para mejorar la atención de la pandemia del covid-19, y que la renta básica se adapte a la canasta alimenticia.

También exigen que se detenga la represión por parte de las fuerzas de seguridad, algo criticado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE), la Organización de los Estados Americanos (OEA), y Amnistía Internacional, las cuales piden respeto a los derechos humanos.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X