josé gregorio hernández

Beatificación de José Gregorio Hernández, conocido como el médico de los pobres

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) realizará la ceremonia de beatificación del doctor José Gregorio Hernández Cisneros, popularmente conocido como “el médico de los pobres”, transformándose así en el primer científico venezolano en recibir la beatificación.

La ceremonia será realizada en la iglesia del colegio La Salle, en la ciudad de Caracas, y será presidida por el Nuncio Apostólico en Caracas, el arzobispo Aldo Giordano.

El director principal iba a ser el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, pero según la información oficial, “fuerzas mayores” relacionadas a la pandemia le impidieron viajar a Venezuela.

El papa Juan Pablo II nombró a Hernández como “El Venerable” en 1986, luego de demostrar su noble labor ante la atención de miles de personas enfermas y necesitadas.

Mensaje del papa Francisco

El jueves, el papa Francisco emitió un comunicado para los venezolanos, diciendo que reconoce a Hernández como “un hombre de servicio universal”, un hombre dedicado al servicio de la salud y el “modelo de santidad comprometida con la defensa de la vida”.

“Sé con cuánta ilusión esperaban desde hace muchos años el momento en que la Iglesia confirmase algo que ustedes creían firmemente: que ‘el médico del pueblo’ está junto a Dios”, dijo el papa.

El papa Francisco informó que todos los 26 de octubre se celebrará el día de José Gregorio Hernández, mismo día de su nacimiento.

Video: Vatican News

¿Quién era José Gregorio Hernández Cisneros?

El médico de los pobres nació el 26 de octubre de 1864 en el pueblo de Isnotú, estado Trujillo, Venezuela. Fue hijo de un dueño de un almacén de víveres y artículos de farmacia, Benigno Hernández, y su madre, Josefa Cisneros, se dedicaba a actividades del hogar.

En su juventud, José Gregorio pensaba en convertirse en abogado, pero su padre le aconsejó encaminarse hacia la medicina. De esa manera, a sus 17 años de edad, entró a estudiar medicina en la Universidad Central de Venezuela (UCV), culminando la carrera en 1888.

Su desempeño académico lo posicionó en aquel entonces como el estudiante más destacado. A ello se le suma que Hernández era políglota, pudiendo hablar un total de 6 idiomas: inglés, francés, portugués, alemán, italiano y latín.

Tiempo después regresó a Isnotú, donde por años se dedicó a atender a las personas más necesitadas y donde estableció un consultorio.

Durante la presidencia de Juan Pablo Rojas Paúl, fue enviado en 1889 a Francia y Alemania para que a su regreso ayudara a actualizar el sistema de salud de Venezuela.

De nuevo en su tierra en 1891, inauguró las cátedras de Histología Normal y Patológica, Fisiología Experimental y Bacteriología en la UCV; fue el fundador del Laboratorio de Fisiología Experimental de Caracas y trajo desde el exterior el microscopio.

José Gregorio falleció el 29 de junio de 1919, luego de que fuera atropellado mientras cruzaba la calle en La Pastora, Caracas, para atender a una paciente.

Las historias de su época dicen que había ofrecido su vida para que la Primera Guerra Mundial llegara a su fin, algo que posteriormente pasó un día antes de su fallecimiento.

Los restos mortales de Hernández descansaron en el Cementerio General del Sur hasta 1975, año en el que El Vaticano pidió que estos fueran asegurados en otro lugar. De esa manera, los restos reposaron hasta el año 2020 en la Iglesia de La Candelaria.

Como parte del proceso de beatificación, un grupo de expertos practicaron la exhumación de sus restos en 2020.

Milagros de José Gregorio Hernández

A través de los años, más de 2.100 personas de distintas religiones han testificado que, estando enfermas o siendo víctimas de graves accidentes, han orado por la ayuda Hernández y este las ha curado.

El milagro más reciente en Venezuela es el de Yaxury Solórzano, una niña que a sus 10 años recibió un disparo en la cabeza en 2017, perdiendo su masa encefálica.

Los doctores le pronosticaron a Solórzano una discapacidad muy grave, solo en caso de que lograra vivir. Su madre, según la información, le rezó a José Gregorio Hernández y a los pocos días la niña se recuperó totalmente, sin ningún tipo de traumas posteriores.

El año pasado, entre enero y junio, finalmente se había comprobado de manera oficial que la recuperación de Yaxury Solórzano era un milagro de José Gregorio Hernández.

Al finalizar la beatificación del médico de los pobres, este se sumará a tres mujeres venezolanas que han sido beatificadas: María de San José, Candelaria de San José y Carmen Rendiles.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X