liga católica

Liga Católica alerta sobre nueva forma de persecución disfrazada de “progreso”

Bill Donohue, presidente de la Liga Católica, alertó sobre el peligro que corren los cristianos que residen en América del Norte y Europa, alegando que se ven amenazados por un nuevo “laicismo hostil”.

“Si los cristianos de Oriente Medio deben temer al machete, los cristianos del mundo occidental deben temer a los medios de comunicación, la educación superior, las organizaciones activistas y al gobierno”, declaró Donohue.

“Ellos son los que defienden, o imponen, una agenda secular sobre las instituciones religiosas”, agregó el presidente de la Liga Católica.

Donohue destacó que, evaluando el informe de 2021 de Libertad Religiosa en el Mundo, emitido por la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada, existen dos maneras de perseguir a los cristianos: violencia física y a la propiedad, y una violencia “basada en medidas restrictivas codificadas en políticas públicas y leyes”.

En el informe se denomina a esa nueva violencia como “persecución cortés”, describiéndola como un tipo de agresión que se disfraza de respetabilidad y “secularismo ilustrado”.

Donohue también advirtió que esta violencia, a pesar de que pueda no ser inmediata, tiene consecuencias “culturalmente letales”.

Papa Francisco

El presidente de la Liga Católica afirmó que el Papa Francisco está angustiado por observar el incremento de los “nuevos derechos”, normas culturales o legislaturas que arrojan a la religión hacia el olvido en la conciencia de las personas.

En el año 2013, el pontífice redactó una exhortación apostólica llamada Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio), en la que destacó que para que exista un “pluralismo saludable” no se debe reducir a la religión.

“Un pluralismo saludable, que respete genuinamente las diferencias y las valore como tales, no implica privatizar las religiones en un intento de reducirlas a la silenciosa oscuridad de la conciencia del individuo o de relegarlas a los recintos cerrados de iglesias, sinagogas o mezquitas”, dijo el Papa Francisco.

Francisco continuó explicando que esa realidad ocasionaría “una nueva forma de discriminación y autoritarismo”.

“El respeto debido a la minoría agnóstica o no creyente no debe imponerse arbitrariamente de manera que silencie las convicciones de la mayoría creyente o ignore la riqueza de las tradiciones religiosas”, dijo el Papa.

La máxima autoridad de la Iglesia Católica detalló que, con el paso del tiempo, esa imposición desencadenaría en resentimiento y no en “la tolerancia y la paz”.

Violación de conciencias

Donohue, quien es sociólogo y activista católico estadounidense, afirmó que lo que describió el Papa Francisco ya es una realidad, y que los cristianos están siendo obligados a violar sus conciencias.

“Los padres que se oponen a la instrucción en el aula que explícitamente pisotean sus creencias religiosas (por ejemplo, educación sexual) están siendo ignorados sumariamente por los administradores”, dijo Donohue.

El activista agregó que las leyes sobre los delitos de odio están siendo empleadas para “criminalizar las creencias de quienes se aferran a los valores morales tradicionales”.

La denominada “persecución cortés”, según Donohue, también tiene la tarea de minimizar el verdadero valor de la libertad religiosa en las sociedades libres y democráticas.

“La ‘persecución cortés’ de la religión puede que no nos ponga en peligro inminente, pero a la larga puede lograr el mismo fin. Las campañas para subvertirlo son de interés para todos”, puntualizó el presidente de la Liga Católica.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X