scott rudin

Scott Rudin: el silencio de Hollywood sobre acusaciones de abuso laboral

Tras la difusión de un informe explosivo en la portada del medio The Hollywood Reporter (THR) la semana pasada, en el cual se alegan décadas de abuso mental y físico por parte del premiado productor de Hollywood, Scott Rudin, el silencio abrumador en la industria ha despertado la curiosidad de la opinión pública.

Tal como señaló The Associated Press (AP) el lunes, la mayoría del talento de primera categoría de la industria del cine en Hollywood ha permanecido en silencio, a diferencia del caso de abuso sexual denunciado hace tres años sobre el superproductor Harvey Weinstein, sentenciado en 2020 a 23 años de prisión en la cárcel de la isla Rikers, Nueva York.

“Si Hollywood ha tomado medidas para reformarse luego de un trastorno del #MeToo que comenzó con acusaciones de abuso sexual contra otro superproductor de Nueva York muy premiado, Harvey Weinstein, la respuesta inicial a la historia de THR sobre Rudin sugiere que la industria está menos ansiosa de frenar la cultura de abuso verbal y toxicidad en el lugar de trabajo”, informó AP

Faltando poco para estrenar su último filme en Netflix, llamado La mujer en la ventana, Rudin estrenó el jueves pasado el tráiler oficial en una reunión virtual en la que estuvo junto con el reparto estelar de la película: Amy Adams, Anthony Mackie, Wyatt Russell, Julianne Moore. No hubo comentarios a pesar de las solicitudes de la prensa.

Fuertes acusaciones sobre abuso laboral

El artículo de THR detalló que el productor de películas como El Show de Truman, Red social y Sin lugar para los débiles rompió un ordenador al golpearlo contra la mano de un asistente que no logró la reservación de un asiento en un vuelo aéreo.

En otra ocasión, le arrojó un recipiente de cristal a uno de los empleados durante una reunión laboral.

Ryan Nelson, ex asistente ejecutivo del productor entre el año 2018 y 2019, le resumió a THR su ambiente laboral diario compartido en su experiencia junto con Rudin como “extenuante y horrible”. Además, describió un horario laboral de hasta 14 horas que obligó a los empleados a quedarse en la oficina para descansar.

Megan Ellison, productora que trabajó con Rudin en la cinta True Grit, fue más allá en un tweet el miércoles pasado al afirmar que el artículo explosivo de The Hollywood Reporter “apenas roza la superficie de todo el comportamiento abusivo, racista y sexista de Scott Rudin”.

Luego, Ellison retuiteó una publicación del hermano de uno de los ex asistentes de Rudin, quien supuestamente sufrió abuso físico y mental a manos del productor y acabó padeciendo un trastorno de ansiedad severo y se suicidó tiempo después.

La acusación de otros ex empleados de Rudin dieron muestra de que el productor, con reputación de mal genio, es un verdadero “monstruo”, descrito por la actriz italiana y directora de cine independiente Rose McGowan, quien dijo que “desde Tom Cruise a Trey Parker. Todos lo saben”.

Andrew Coles, otro de los ex empleados de Rudin, aseguró que las consecuencias de las conductas de Rudin empeoraron en 2012. “Estaban los chicos que dormían en la oficina, a los que se les caía el cabello y los que desarrollaban úlceras. Era un ambiente muy intenso, pero eso fue diferente. Llegó a un nuevo nivel de locura”, dijo Coles.

Rudin y el peso de su duro historial

Conocido durante mucho tiempo por el trato tortuoso a un desfile de asistentes en movimiento constante y bajo mucha presión, Scott Rudin presumió sobre haber hecho dimitir a más de 100 empleados en un lapso de cinco años, según sus propias palabras hace más de una década.

“A los de piel fina no les gusta. La gente de piel gruesa… entienden que estoy trabajando tan duro como ellos”, dijo Rudin a The Wall Street Journal en 2005. En 2010 fue calificado por The Hollywood Reporter como “el hombre más temido de la ciudad”.

Hasta ahora no hay cargos legales presentados contra el multigalardonado director y ganador del premio Óscar por Sin lugar para los débiles, así como varios Globos de Oro, el último de ellos en 2017 por Lady Bird, además de premios Tony por obras como Un Dios Salvaje en el año 2009.

Ninguno de los estudios que ha hecho negocios con Rudin han comentado algo sobre el artículo de THR.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X