príncipe felipe

El príncipe Felipe: semblanza de una vida dedicada al Reino Unido

Video: CNN en Español

El príncipe Felipe murió a la edad de 99 años en el Castillo de Windsor el viernes, luego de semanas de estar entrando y saliendo del hospital por su delicado estado de salud.

El duque de Edimburgo ahora ha dejado un gran legado de fuerza, temple, deber y honor para las futuras generaciones de la familia real, y también para las sociedades, que actualmente están inmersas en los problemas mundiales y necesitan un ejemplo al cual seguir.

73 años de amor y lealtad a su esposa, la reina Isabel II, y toda una vida sirviendo a su país y miles de actos de servicio público realizados son algunas de las cosas que hizo el príncipe Felipe en vida.

Orígenes del príncipe Felipe y matrimonio con la reina Isabel II

El príncipe Felipe nació en el seno de las familias reales griegas y danesas, y 18 meses después de haber nacido, su familia fue exiliada de Grecia.

Sus primeros pasos en el mundo lo llevaron a estudiar en París en una escuela estadounidense, luego en el Reino Unido en la Cheam School, en Alemania en Schule Schloss Salem y luego en Gordonstoun School en Escocia.

Para cuando cumplió sus 18 años, decidió unirse en 1939 a la Marina Real británica. En julio de ese mismo año, había empezado a escribirse cartas con Isabel II, para ese entonces una princesa de 13 años que había conocido en 1934.

Años más tarde, luego de graduarse como el mejor cadete de su clase, Felipe sirvió en las fuerzas del Reino Unido en la Segunda Guerra Mundial.

Su desempeño en la guerra lo encaminó a ser designado como guardiamarina en la Marina Real en enero de 1940, lo que lo llevó a proteger convoyes australianos en el Océano Índico durante cuatro meses en el acorazado HMS Ramillies.

Asimismo, fue enviado a los acorazados HMS Kent, HSM Shropshire y Celilán. También lo transfirieron en 1940 al HMS Valiant en la Flota del Mediterráneo, luego de que Italia invadiera a Grecia.

Felipe intervino en la batalla de Creta y la de Cabo Matapan, conflictos por los que recibió la Cruz de Guerra Griega. Luego, para el año 1942 estaba sirviendo en el destructor y cabecilla de la flota HMS Wallace, el cual estuvo en la invasión aliada de Sicilia y la escolta de convoyes en Gran Bretaña.

Durante ese año, y siendo el segundo al mando del Wallace, evitó que la embarcación fuera atacada en la noche con un bombardero.

Dos años más tarde, Felipe fue enviado a servir en la Flota Británica del Pacífico en la 27a Flotilla de Destructores, en el destructor HMS Whelp, lo que lo condujo a presenciar el momento en el que Japón firmó su rendición en la Bahía de Tokio.

En 1946, luego de la guerra, Felipe pidió la mano de Isabel ante su padre, el rey Jorge VI. El rey aceptó con la condición de retrasar el compromiso oficial hasta que la princesa Isabel cumpliera 21 años.

Llegado el día antes del matrimonio, Jorge VI le otorgó a Felipe el título de Alteza Real.

El día de la boda, el 20 de noviembre de 1947, Felipe también recibió los títulos de duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón de Greenwich.

Video: FRANCE 24 Español

La Abadía de Westminster fue el lugar donde Isabel y Felipe se casaron, mismo lugar en el que el príncipe Guillermo, su nieto, y Catherine Middleton contrajeron matrimonio.

En los años posteriores, el duque de Edimburgo solo se dedicó al servicio público:

  • Fundó el Premio del Duque de Edimburgo en 1956.
  • En 1956 inauguró los Juegos Olímpicos de Verano en Melbourne y fue el primer integrante de la familia real en cruzar el Círculo Atlántico.
  • Patrocinó cerca de 800 organizaciones, además de presidir otras.
  • Fue rector de las universidades de Cambridge, Edimburgo, Salford y Gales.
  • Para abril del año 2009, Felipe se transformó en el consorte real con más años de servicio de Gran Bretaña.
  • Se convirtió en el hombre de más edad en la historia de la familia real.
  • En 2011, cuando cumplió 90 años, anunció la reducción de sus responsabilidades. La reina Isabel II lo nombró ese mismo año Lord Alto Almirante.
  • En 2017, abandonó por completo sus deberes y se reunió con los marines reales como su último compromiso real.
  • En noviembre del año 2020 celebró su aniversario de matrimonio número 73 con la reina Isabel II.

Homenajes del príncipe Eduardo y la princesa Ana

La única hija de la reina Isabel II y el príncipe Felipe, la princesa Ana, de 70 años, grabó una entrevista para ITV hablando sobre el impacto de su padre en el mundo, para que luego fuera transmitida al morir este.

“Sin él la vida sería completamente diferente. Pero creo que también, desde la perspectiva de la sociedad, ha podido mantenerse al día con el tipo de cambios tecnológicos que tienen tal impacto”, dijo la princesa Ana.

Además de la princesa Ana, los otros hijos del matrimonio real son los príncipes Carlos, Andrés y Eduardo. El príncipe Carlos se convertirá en el nuevo rey cuando su madre fallezca.

De ellos, el príncipe Eduardo también dio entrevistas sobre su padre, en las que dijo que él siempre estuvo con la familia, era alentador y nunca los presionaba.

Video: The Royal Family Channel

“Mis padres se han apoyado el uno al otro durante todos esos años y todos esos eventos y todas esas giras y todos los eventos en el extranjero”, dijo el también conde de Wessex.

El príncipe Eduardo agregó: “tener a alguien en quien confiar y sonreír sobre algo por lo que quizás no puedas sonreír en público es muy, muy importante. Poder compartir eso con alguien es inmensamente importante”.

Por último, Eduardo señaló que siempre recordará a su padre por su obra pública y por todo el apoyo que le dio a cientos de organizaciones.

Este sábado, los emplazamientos militares de Londres, Edimburgo, Cardiff, Belfast y Gibraltar, además de los destructores HMS Diamond y HMS Montrose, dispararon 41 salvas de cañonazos, una por cada minuto, como parte del primer homenaje al príncipe Felipe.

Por su parte, Nueva Zelanda anunció que presentaría su homenaje de artillería durante el día de mañana. Mientras tanto, la Fuerza de Defensa Australiana ya ofreció sus saludos a las 5:00 pm (hora local) frente al Parlamento en la ciudad de Canberra.

Por otro lado, los ciudadanos de Londres manifestaron su pesar por la muerte del duque de Edimburgo. Una mujer de 67 años dijo: “creo que todos estamos en shok, a todos les gustaría presentar sus respetos, pero debido al virus, mucha gente tiene que mantenerse alejada”.

La pandemia del covid-19 no ha sido un obstáculo para las personas, pues cientos de ramos de flores han sido colocados en las puertas del Palacio de Buckingham y el Castillo de Windsor, además de cartas de agradecimiento.

Desde América del Norte, las Fuerzas Navales de Estados Unidos publicaron en su cuenta de Twitter sus condolencias por la muerte de Felipe: “a un compañero marinero, vientos favorables y mares que siguen”.

Obituarios de los medios de comunicación

Algo que ha llamado la atención del público han sido los obituarios de medios como The Associated Press (AP), BBC y NBC News, los cuales se enfocaron en la parte sexista, racista, humorística y políticamente incorrecta del príncipe Felipe.

The Associated Press emitió un obituario en el que destacó, prácticamente al comienzo del texto, que el príncipe era muy conocido por expresar comentarios “ocasionalmente racistas y sexistas”.

“Era conocido por sus comentarios ocasionalmente racistas y sexistas, y por cumplir valientemente más de 20.000 compromisos reales para impulsar los intereses británicos en el país y en el extranjero”, dijo el medio.

Además, AP reconoció la labor benéfica del duque de Edimburgo: “dirigió cientos de organizaciones benéficas, fundó programas que ayudaron a los escolares británicos a participar en desafiantes aventuras al aire libre y desempeñó un papel destacado en la crianza de sus cuatro hijos, incluido su hijo mayor, el príncipe Carlos, el heredero al trono”.

Es bien conocido por los seguidores de la familia real que el príncipe Felipe poseía una personalidad fuerte y áspera, además de su mirada sin interés durante actos y compromisos reales. Sin embargo, los usuarios en redes sociales atacaron a AP y defendieron al duque de Edimburgo.

Por su parte, la BBC habló con un tono más sutil y dijo que Felipe se inclinaba hacia palabras “subidas de tono y un humor políticamente incorrecto”.

La cadena NBC News optó por escribir: “el príncipe intensamente privado probablemente será recordado por sus primeros esfuerzos para ayudar a modernizar la imagen de la familia real durante una época de grandes cambios para Gran Bretaña y el mundo, especialmente al comienzo del reinado de Isabel en 1952”.

NBC News agregó: “también desarrolló una reputación por los comentarios bruscos ocasionales y las bromas groseras, si no racistas”.

El tema racial en la familia real es uno de los principales focos de la opinión pública, más aun cuando este año el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle le ofrecieron una entrevista a Oprah Winfrey en la que confesaron que alguien de la familia preguntó por el color de la piel de su hijo, Archie, cuando todavía no había nacido.

Tanta fue la presión mediática luego de esa conversación que un periodista del medio Sky le preguntó al hermano de Harry, el príncipe William, si en su familia hay racismo.

El hecho ocurrió mientras William y Catherine Middleton hacían una visita a School21 en Stratford, Londres, por el regreso a clases de los niños. “No somos una familia racista”, respondió William.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X