Las frases mas “basadas” del Principe Felipe.

El Principe Felipe, Duque de Edimburgo, quien falleció a la edad de 99 el día Viernes 09 de Abril, definitivamente nunca recibió el “memo” de los progres y los movimientos identitarios sobre que estaba “permitido” decir y que no, por las reglas del correctivismo político.

El Principe fue muy conocido a lo largo de su trayectoria por ser una persona que siempre decía las cosas tal como las pensaba, y le importaba poco si alguien se fuera a ofender por sus palabras, aquí están algunas de las mejores frases que dijo el Principe Felipe.

“¿Y de qué parte exótica del mundo vienes?” Preguntado en 1999 al político conservador Lord Taylor de Warwick, cuyos padres son jamaicanos. Él respondió: “Birmingham”.

“Tú tienes mosquitos. Yo tengo la Prensa”. A la matrona de un hospital del Caribe en 1966.

“No creo que una prostituta sea más moral que una esposa, pero están haciendo lo mismo”. Rechazando las afirmaciones de que quienes venden carne tienen mayor autoridad moral que quienes participan en deportes de cacería, en 1988.

“Ah, entonces este es un rincón feminista”. Al unirse a un grupo de mujeres parlamentarias laboristas, que llevaban placas de identificación que decían “Ms”, termino utilizado para referirte a una mujer cuyo estado de soltera o casada desconoces, en una fiesta en el Palacio de Buckingham en 2000.

“Reichskanzler”. El príncipe Felipe usó el título de Hitler para dirigirse al canciller alemán Helmut Kohl durante un discurso en Hannover en 1997.

Le dijo al presidente de Nigeria, mientras estaba vestido con túnicas tradicionales, en una visita en 2003: “Parece que está listo para irse a la cama”.

En 2002, cuando visitaba un parque cultural aborigen en las selvas tropicales de Queensland en Australia, le preguntó a un hombre de negocios aborigen: “¿Todavía se lanzan lanzas el uno al otro?” William Brim, dicho hombre, respondió: “No. Ya no hacemos eso”.

Perdió la paciencia cuando se tomó una fotografía oficial en 2015 en el RAF Club, y dijo: “Solo toma la maldita foto”.

Se reunió con una trabajadora municipal de 25 años, Hannah Jackson, en 2012 en Bromley, Kent. Llevaba un vestido con cremallera a lo largo de su frente y él le dijo: “Me arrestarían si desabrocho ese vestido”.

“Las mujeres británicas no pueden cocinar”. En el Instituto de Mujeres de Escocia en 1961

“Eres una mujer, ¿no?” En Kenia después de aceptar un pequeño obsequio de una mujer local.

“Estás demasiado gordo para ser astronauta”. Para Andrew Adams, de 13 años, quien le dijo al Príncipe Felipe que quería ir al espacio.

“¿Trabajas en un club de striptease?” A Elizabeth Rendle, cadete de Barnstaple Sea, de 24 años, cuando le dijo que también trabajaba en un club nocturno.

Gritó a la Reina, quien estaba en medio de una charla con amigos, desde la cubierta del Britannia en Belice en 1994. “Yak, yak, yak; vamos, apurate”.

En el programa de premios del Duque de Edimburgo en 2006. “Los jóvenes son los mismos de siempre. Igual de ignorantes”.

Después de que le dijeran que Madonna estaba cantando el tema Die Another Day en 2002, el duque de Edimburgo preguntó: “¿Vamos a necesitar tapones para los oídos?”

“Pareces hambriento”. A un jubilado en una visita al asilo de ancianos de Charterhouse.

“¿Con qué haces gárgaras? ¿Guijarros?” le dijo al cantante Tom Jones en el Royal Variety Performance de 1969. Más tarde añadió: “Es difícil ver cómo es posible volverse inmensamente valioso cantando las canciones más horribles”.

“Me gustaría mucho ir a Rusia, aunque los bastardos asesinaron a la mitad de mi familia”, en un período histórico muy acalorado en 1967.

“[Los niños] van a la escuela porque sus padres no los quieren en la casa”. A Malala Yousafzai, que sobrevivió a un intento de asesinato por parte de los talibanes y ahora hace campaña por el derecho de las niñas a ir a la escuela sin miedo.

“Espantoso.” Opinión del príncipe Felipe sobre Beijing, durante una gira de 1986 por China.

“Si te quedas aquí mucho más tiempo, te irás a casa con los ojos entrecerrados”. Al estudiante británico de 21 años Simon Kerby durante una visita a China en 1986.

“Parece el tipo de cosas que mi hija traería de sus lecciones de arte en la escuela”, murmuró mientras le mostraban arte etíope en 1965.

 “Si tiene cuatro patas y no es una silla, si tiene dos alas y vuela pero no es un avión, y si nada y no es un submarino, el cantonés se lo comerá”. Cuando se dirigió a una reunión del Fondo Mundial para la Naturaleza en 1986.

“¿Entonces lograste que no te comieran?” A un estudiante británico que había viajado a Papúa Nueva Guinea durante una visita oficial en 1998.

“No puedes haber estado aquí tanto tiempo, no tienes barriga”, le dijo a un turista británico durante una visita a Budapest en 1993.

“¿No son la mayoría de ustedes descendientes de piratas?”, Le preguntó a un isleño mientras estaba en las Islas Caimán en 1994.

A un instructor de manejo escocés, 1999: “¿Cómo logras evitar que los nativos beban alcohol el tiempo suficiente para aprobar el examen?”

“Era parte de la suerte de la guerra. No teníamos consejeros corriendo cada vez que alguien disparaba un arma y preguntaba ‘¿Estás bien? ¿Estás seguro de que no tienes un problema espantoso?’ ¡Simplemente seguiamos adelante! ” cuando se le preguntó sobre la terapia de estrés para soldados en 1995.

“Entonces, ¿quién está drogado aquí? … Parece como si estuviera drogado”, dijo sobre un niño de 14 años mientras estaba en un club juvenil de Bangladesh en 2002.

“Qué linda corbata … ¿Tienes bragas de esa tela?” le preguntó a Annabel Goldie, la líder conservadora escocesa, cuando recibió a Benedicto XVI en Edimburgo en 2010.

“Filipinas debe estar medio vacía; todos ustedes están aquí dirigiendo el NHS (la salud publica Britanica)”, les dijo a las enfermeras del Hospital de Luton y Dunstable en 2013.

“Parece como si lo hubiera instalado un indio”. El veredicto del príncipe sobre una caja de fusibles durante una visita a una fábrica escocesa en agosto de 1999. Más tarde aclaró su comentario: “Quería decir vaqueros. Acabo de confundir a mis vaqueros con los indios”.

“Tráeme una cerveza. No me importa de qué tipo sea, ¡solo tráeme una cerveza!” Cuando el primer ministro Giuliano Amato le ofreció los mejores vinos italianos en una cena en Roma en 2000.

“Los franceses no saben cocinar el desayuno”. Después de un desayuno de tocino, huevos, salmón ahumado, kedgeree, croissants y pain au chocolat, del chef galo Regis Crépy, en 2002.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X