bill hwang

Bill Hwang: el “cachorro de tigre” de Wall Street que sufrió un colapso multimillonario en pocos días

En lo que significó pérdidas multimillonarias para varios bancos de inversión de Asia y Europa, el fondo familiar Archegos Capital Management está en el centro del fiasco financiero, así como Bill Hwang, “el cachorro de tigre” de Wall Street que perdió en días una de las mayores fortunas del planeta.

La firma de inversión privada está ahora en el centro de una de las mayores “margin call” de los últimos tiempos que involucra apuestas de mercado secretas que se apalancaron peligrosamente sin mucho ruido en poco tiempo.

Según NBC, las cifras son impresionantes: una estimación de $30.000 millones de las apuestas apalancadas de Archegos en el conglomerado de medios ViacomCBS provocó una cuantiosa liquidación forzada en una cantidad de bancos de Wall Street y de Asia, algunos que pueden enfrentar pérdidas “muy significativas”.

El colapso de su fondo de inversión podría representar “la pérdida de riqueza personal más espectacular de la historia”, aseguró en Twitter el millonario inversor en criptomonedas Mike Novogratz.

Trasfondo de Archegos Capital Management

Fundado por Bill Hwang en el año 2013, Archegos Capital Management es un fondo de inversión familiar. El conocido empresario y experto en el campo económico es colega de inversores de éxito como Lee Ainslee y Chase Coleman, gracias a su experiencia como empleado de Julian Robertson, histórico administrador de fondos de cobertura en EE UU.

Previo a Archegos, Hwang fue el creador de un fondo de cobertura conocido como Tiger Asia Management con sede en la ciudad de Nueva York, y que era reconocido entre los mayores inversores bursátiles de Wall Street en acciones asiáticas.

Todo iba bien hasta que en el año 2012 Hwang se declaró culpable por un cargo de fraude y se vio en la obligación de cancelar $44 millones para la resolución de una demanda civil presentada por la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC, por sus siglas en inglés).

¿Qué ocurrió con Archegos?

Dedicada a administrar la gran fortuna de la familia Hwang y especializada en acciones públicas de varias partes del mundo, según reseña su sitio web, la oficina familiar de nombre Archegos Capital Management fue fundada por Bill Hwang luego del cierre de Tiger Asia Management.

Con gran parte de apuestas apalancadas en acciones de empresas chinas como Baidu y Tencent Music, además de las estadounidenses como Discovery y ViacomCBS, una parte significativa de los activos del fondo recayó en el instrumento financiero llamado “permutas de rendimiento total” o “swaps”.

En lugar de vender a los fondos acciones, divisas o bonos, el significado de este instrumento es que la gran banca de inversión le vende el derecho a recibir ingresos por esos activos. 

Según RT, esto “podría ser comparado con una especie de alquiler de un producto que beneficia al arrendatario, por ejemplo, un automóvil de lujo que utiliza como le plazca al tiempo que se apropia de todos los ingresos que genera”.

No obstante, si al usar el bien su valor disminuye, Archegos deberá pagar a los bancos la diferencia de precio. En este caso particular, es muy probable que los bancos le brindaran un apalancamiento muy alto al fondo de inversiones familiar.

Ante esto, Archegos no pudo pagar el diferencial total que resultó del desplome de acciones de ViacomCBS, situación que obligó a los bancos a liquidar sus acciones que eran parte de los “swaps”.

Sin honor entre los bancos

Entre los prestamistas de Archegos se encuentran los bancos estadounidenses Morgan Stanley y Goldman Sachs, según The Financial Times, así como el banco suizo Credit Suisse y el mayor banco de inversión en Japón, Nomura.

Ante el apremiante escenario, los bancos involucrados no tuvieron éxito en ponerse de acuerdo sobre cómo deshacerse de las acciones de forma “ordenada” y así reducir al mínimo las consecuencias negativas para el mercado. ¿El resultado? Una competencia sin honor para vender esos activos y el derrumbamiento del mercado.

Aunque Goldman Sachs y Morgan Stanley lograron ser más audaces en vender sus acciones a tiempo y no sufrieron pérdidas significativas, la velocidad de los corredores de bolsa no fue suficiente en el caso de Credit Suisse y Nomura, cuyas pérdidas podrían alcanzar hasta los $2.000 millones y $4.000 millones respectivamente.

“No hay honor entre bancos”, dijo un banquero involucrado al medio Financial Times, luego de afirmar que “la realidad es que en una liquidación forzosa, si no eres el primero en salir por la puerta, te quemarás”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X