hunter biden

Hunter Biden: de qué trata el informe que involucra un revólver

Hunter Biden, hijo de Joe Biden, presidente de Estados Unidos, enfrenta una nuevo escándalo por un incidente que ocurrió en octubre de 2018 con un arma de su propiedad, y que estuvo desaparecida por un tiempo.

Político, un medio de comunicación, publicó un informe en el que se explica la presunta intromisión del Servicio Secreto de Estados Unidos en el caso del arma de Hunter, lo que ha generado que esté bajo el ojo público una vez más.

Video: CNN

¿Qué pasó en octubre de 2018?

Hallie Biden, viuda del difunto hijo de Biden, Beau, y quien mantenía un romance con Hunter, encontró un revólver calibre 38 en el auto de este. Posteriormente, tomó el arma, se trasladó hasta una tienda de comestibles en el estado de Delaware y la tiró a la basura.

Luego de ello, Hallie le contó a Hunter lo que hizo y este le explicó que era necesario que el arma fuera localizada. Sin embargo, cuando procedieron a buscar el revólver, había desaparecido.

Como consecuencia, los Biden se encargaron de notificarle al propietario de la tienda de comestibles donde fue arrojada el arma, y este le avisó a la Policía de Delaware. Durante la investigación de la policía, el FBI apareció y contribuyó con las averiguaciones.

Durante los procedimientos investigativos, un policía le preguntó a Hunter si su arma había estado involucrada en algún crimen, a lo que respondió de forma negativa. “Se puso muy nervioso conmigo y me preguntó si estaba tratando de hacerlo enojar intencionalmente”, dice el reporte de Político.

Asimismo, al ser cuestionado si había estado ingiriendo drogas o alcohol, Hunter dijo, “escuche, no es así. Creo que ella cree que me voy a suicidar”, haciendo referencia a Hallie en el momento en el que encontró su arma.

De acuerdo con Político, el revólver había sido hallado posteriormente por un hombre que revisaba la basura.

Antecedentes con la adicción a las drogas

Fox News tuvo acceso a una copia del registro de ventas del local donde Hunter compró el arma, en el que se refleja que mintió acerca de su pasado sobre el consumo y adicción a las drogas, específicamente a la cocaína.

En un apartado en el que se cuestiona al comprador si es “usuario ilegal o adicto a la marihuana o cualquier depresivo, estimulante, narcótico o cualquier otro”, Hunter respondió “no”.

Hunter fue dado de baja en la Marina por su consumo de cocaína.

Video: CNN

Informe de Político

La investigación de Político sugiere que funcionarios del Servicio Secreto fueron hasta la tienda de armas y le solicitaron al dueño que eliminara los registros de su venta. Ante la solicitud, el vendedor se negó, ya que pensaba que el Servicio Secreto intentaría ocultar alguna evidencia sobre quién era el propietario del revólver, en caso de que fuera usado en un crimen.

El informe sobre la venta, el cual llegó a manos de Fox News, indica que Hunter adquirió el arma a inicios del mes de octubre de 2018.

¿Protegidos por el Servicio Secreto?

La controversia en el caso se enfoca en la posibilidad de que agentes del Servicio Secreto se encargaran de proteger a Hunter y a Joe Biden.

Sin embargo, según Fox News, el Servicio Secreto le brinda protección a los exvicepresidentes y a sus cónyuges hasta seis meses después de que abandonen su cargo.

Teniendo eso en cuenta, y con el hecho de que Biden dejó de ser el vicepresidente de la administración de Barack Obama en enero de 2017, la agencia de seguridad argumenta que no participaron en el incidente del arma de Hunter Biden.

Según Fox News, el Servicio Secreto les envió un comunicado en el que dijo: “el 24 de febrero, en respuesta a una consulta de Político, el Servicio Secreto proporcionó una declaración oficial en la que negaba claramente la participación de la agencia en un supuesto incidente de una tienda de armas en Delaware”.

Chuck Grassley y Ron Johnson

Luego de la publicación de Político, los senadores republicanos Chuck Grassley (Iowa), y Ron Johnson (Wisconsin), se han dado la tarea de preguntarle al Servicio Secreto, el FBI, y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), si estuvieron involucradas en las investigaciones del caso de Hunter.

Los senadores republicanos habían explicado que: “después de que se descartó el arma de fuego, el Servicio Secreto de Estados Unidos (Usss) supuestamente se involucró y solicitó el papeleo del Licenciatario Federal de Armas de Fuego (FFL) relacionado con la compra de Hunter Biden del arma de fuego”.

También señalaron que un oficial de la ley indicó que el Servicio Secreto estaba involucrado en el caso, por lo que de ser cierto, la agencia debería presentarse ante el Congreso y explicar su procedimiento.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X