protesta bristol

Protesta Kill the Bill en Bristol: la policía promete arrestar a más manifestantes

Video: BBC News

La policía de la ciudad de Bristol, Reino Unido, se encuentra revisando imágenes de los actos violentos registrados el domingo por la noche durante la protesta Kill the Bill, y ha dicho que arrestaría a más personas.

La protesta Kill the Bill trató sobre la reacción de los ciudadanos acerca de un plan del gobierno para que la policía tenga más poder y autoridad ante manifestaciones no violentas. La polémica sobre lo que sería una nueva ley se vio potenciada desde que una vigilia en memoria de Sarah Everard, mujer que desapareció y fue encontrada sin vida, terminara con múltiples mujeres detenidas.

Durante la protesta del domingo, los oficiales de la policía realizaron el arresto de ocho personas, mientras que 20 agentes fueron heridos.

De los oficiales heridos, uno presentó una perforación en el pulmón y costillas rotas. Ante ello, el presidente de la Federación de la Policía de Avon y Somerset, Andy Roebuck, comentó que algunos de los manifestantes parecían “estar cerca de un intento de asesinato”.

En cuanto a los detenidos, seis enfrentan cargos por desorden violento y dos por tenencia de armas ofensivas.

Asimismo, la policía de Avon y Somerset informó que podría estar ante la investigación más grande, por la cantidad de imágenes de sospechosos buscados, en el tiempo que tiene en existencia el cuerpo de seguridad.

Por su parte, Priti Patel, ministra del Interior, tildó de “matones” a varios de los manifestantes que protagonizaron los enfrentamientos. Por otro lado, Marvin Rees, alcalde de Bristol, los llamó “egoístas”.

Página para reportar imágenes

Carolyn Belafonte, superintendente jefe de Avon y Somerset, señaló que las imágenes de CCTV están siendo evaluadas, así como los videos de las cámaras corporales y las redes sociales.

Por otro lado, las autoridades informaron que se ha creado un página para que las personas envíen imágenes a la policía de Avon y Somerset.

“Por lo que ya hemos obtenido, estamos seguros de que son inminentes más arrestos. Para aquellos que participaron en esta ola de delitos, pueden esperar que llamen a su puerta en los próximos días o semanas; puede que llegue antes de lo que cree”, dijo Belafonte.

Violencia y anarquía

Por su parte, Boris Johnson, primer ministro, declaró que a pesar de que los ciudadanos están en su derecho de realizar manifestaciones, lo ocurrido el domingo es inaceptable. “Deberían protestar de forma pacífica y legal”, agregó Johnson.

Mientras tanto, Patel dijo que la protesta había sido violenta y anárquica, y que los manifestantes pusieron en peligro la vida de otras personas.

“Nuestros excepcionales y valientes agentes de policía se ponen en peligro para proteger al público. Que enfrenten la violencia criminal en su contra mientras respetan la ley es completamente inaceptable. Mis pensamientos están con los oficiales heridos y su familia”, declaró Patel.

Otro funcionario público que reaccionó ante los hechos fue Rees, quien calificó como “egoístas” a los protagonistas del alboroto, y comentó que querían “vivir sus fantasías revolucionarias”.

Sumado a las críticas, Andy Marsh, jefe de policía de Avon y Somerset, aseguró que lo ocurrido obedece a que los extremistas se habían adueñado de la protesta. “Personas que estaban decididas a cometer daños criminales”, dijo Marsh.

Estación de policía de Bridewell

“Había un grupo de criminales graves escondidos dentro de esas 3.000 personas, tal vez 400 o 500 personas, y ciertamente no lo activamos”, declaró Marsh.

Durante la protesta, los involucrados treparon la estación de policía de Bridewell, lanzaron fuegos artificiales hacia los grupos de personas y realizaron grafitis.

En declaraciones posteriores, Marsh comentó que los arrestos del domingo por la noche habían llegado al límite, siendo imposible arrestar a más personas.

“Pediremos a la gente de Bristol que identifique a estos ciudadanos matones para que podamos llevarlos ante la justicia”, dijo Marsh.

Video: The Sun

Al rededor de las 5:30 de la tarde, unos 300 policías se presentaron en el lugar de los hechos. De estos, un policía sufrió una perforación de pulmón y una costilla rota, y otro tiene el brazo fracturado.

Asimismo, 12 vehículos de la policía fueron dañados y a otros dos les prendieron fuego. En total, el despliegue de la policía está valorado en un millón de euros.

“Los teníamos echando líquido en nuestras viseras. Aparecieron con armas y luego intentaron prender fuego a un vehículo policial con agentes de policía dentro. Eso está cerca de un intento de asesinato de esos agentes de policía en lo que a nosotros respecta en la Federación de Policía”, denunció Roebuck.

Roebuck también señaló que los manifestantes eran “animales”, y que demostraron un comportamiento que no debe ser tolerado.

Policía superada en número

De acuerdo con lo expuesto por el corresponsal de Asuntos Internos de la BBC, Tom Symonds, el domingo la policía se vio superada en número por los manifestantes.

Contó que tan solo 50 efectivos del cuerpo policial debían enfrentarse al doble de manifestantes.

Actualmente, según Symonds, el distanciamiento social por el coronavirus ha provocado que sean necesarios tres policías y un vehículo para detener a un solo manifestante.

Ante esa realidad, la policía prefirió concentrarse en acumular toda las pruebas que sean posibles para, posteriormente, realizar los arrestos correspondientes.

Por otro lado, la empresa de servicios de limpieza y reciclaje, Bristol Waste, desplegó a sus trabajadores para que realizaran la limpieza de las calles, recogiendo escombros, vidrios rotos y borrando grafitis.

Desigualdad

El alcalde de Bristol declaró que los ataques violentos generaron que se aumentara la desigualdad de las personas de la ciudad. Además, Rees colocó en tela de juicio si quienes protagonizaron la manifestación eran ciudadanos de Bristol o “turistas de protesta”.

“Destrozar edificios en el centro de nuestra ciudad, destrozar vehículos, atacar a nuestra policía no hará nada para disminuir la probabilidad de que se apruebe el proyecto de ley. Por el contrario, la anarquía que se muestra se utilizará como prueba y promoverá la necesidad del proyecto de ley. Este es un día vergonzoso en un año increíble para Bristol. Estas personas deberían sentir vergüenza”, subrayó Rees.

Más críticas

La comisionada de policía y criminalística de Avon y Somerset, Sue Mountstevens, dijo: “es una vergüenza que estos hombres y mujeres que comenzaron sus días esperando un día normal de vigilancia hayan regresado golpeados y magullados. Estas personas han mostrado un desprecio imprudente por la vida y la seguridad de nuestras comunidades en el centro de Bristol y nuestros oficiales”.

Por su parte, Rhianna Prewitt, estudiante universitaria que estuvo presente en la protesta, comentó que cuando las autoridades no autorizan la realización de protestas, y luego las permiten, los extremistas van a sacar ventaja de ello para crear caos.

“Además, si el gobierno no quiere que protestemos durante la pandemia, ¿por qué están impulsando una ley importante en este momento sin el escrutinio público?”, criticó Prewitt.

Además, Sir Keir Starmen, líder laborista, condenó a las personas que cometieron actos violentos y las tildó de “anarquistas”.

Por último, señaló que las “personas decentes de Bristol” estarían furiosas por lo ocurrido el domingo, y que no se puede comparar la protesta Kill the Bill con el abuso policial durante la vigilia de Sarah Everard en Clapham, en Londres.

Video: La Vanguardia

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X