frontera EE UU

Frontera de EE UU: niños confinados, traficantes y acceso cero a medios de comunicación

Mientras las condiciones en las que se encuentran los niños en la frontera sur de Estados Unidos empeoran y son retratadas por los medios de comunicación, los cuales han sido recientemente limitados según varios funcionarios anónimos de la Patrulla Fronteriza, las organizaciones criminales que trafican con los migrantes se lucran cada vez más.

Según fuentes de la Patrulla Fronteriza, las organizaciones fuera del margen de la ley que trafican con niños, mujeres, familias y adultos solteros a través de la frontera entre México y EE UU ganaron alrededor de $14 millones cada día durante el mes de febrero.

El exjefe de la Patrulla Fronteriza de Tucson, con 30 años de experiencia, Roy Villarroel, dejó en claro lo lucrativo que puede ser la trata de personas, siendo el eje central las poblaciones más vulnerables, donde hay personas que están a merced de transportar algún tipo de narcótico o servir por largo tiempo para saldar una deuda. 

Las inesperadas ganancias al alza se producen en medio de la crisis fronteriza de la administración del presidente Joe Biden, la cual ha dado “acceso cero” a los medios de comunicación tras la publicación de varias fotografías en una de las instalaciones de detención fronteriza que mostraron el estado de confinamiento de centenares de niños extranjeros ilegales.

Ganancias inesperadas del tráfico de personas

Justo cuando los costos de los contribuyentes estadounidenses continúan aumentando, superiores a los $5 millones por día, según cifras dadas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), las ganancias inesperadas del tráfico de personas aumentan.

Tan solo la semana pasada, la administración de Biden concedió un contrato de $86 millones adicionales para cubrir diferentes habitaciones de hoteles, en medio de la crisis por capacidad de espera del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), para albergar a 1.200 familias migrantes.

Anteriormente, en el año 2014, el Congreso le otorgó a la administración Obama $2.700 millones de dólares adicionales para lidiar su crisis fronteriza, así como en 2019 también se asignaron $4.6 billones adicionales en medio de un aumento similar de migrantes.

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional, ha defendido el manejo de la crisis por parte de Biden alegando que han incitado a las familias a que no envíen a sus hijos. “Sin embargo, si llegan a la frontera, tenemos la responsabilidad de permitirles hacer sus reclamos bajo la ley de Estados Unidos”, dijo en Fox News Sunday.

Según una determinación de un tribunal de apelaciones, Estados Unidos no está legalmente en la obligación de aceptar menores no acompañados.

Las agencias responsables del cuidado de los migrantes en la administración Biden, incluida la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), se han negado a dar una proyección de costos a Fox News. Sin embargo, sí han calificado la anterior gestión y el trato de los solicitantes de asilo de Donald Trump como “cruel”.

A pesar de ello, las cifras proporcionadas por el Departamento de Justicia muestran que Trump aprobó 57.014 solicitudes de asilo en solo cuatro años de gestión, mientras que en el primer periodo de Obama se aprobaron 36.536, y 34.933 en el segundo mandato.

Según cifras de funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a Fox News, se estimó un ajuste para tomar en consideración la reincidencia.

Lista de tarifas de contrabando:

  • Niños/Familia – $4.000 – $5.000
  • Adulto soltero – $8.000 – $9.000
  • Mexicano – $5.000 – $6.000

¿Total de febrero? $411,5 millones.

“Actuación patética”: Donald J. Trump

El expresidente republicano arremetió precisamente contra Mayorkas y su “actuación patética” al respecto durante el pasado domingo. “Todo lo que tenían que hacer era mantener este sistema funcionando sin problemas en piloto automático”, dijo Trump.

Trump continuó: “en cambio, en el lapso de unas pocas semanas, la administración Biden ha convertido un triunfo nacional en un desastre nacional”. Y agregó que “Mayorkas debería entender que si usted proporciona captura y liberación a los extranjeros ilegales del mundo, entonces el mundo entero vendrá”.

El exmandatario resaltó los “niveles récord” de drogas arribando a Estados Unidos desde el sur, “sin mencionar el tráfico sexual y de personas”. Además, exhortó: “deben completar el muro de inmediato, lo que se puede hacer en cuestión de semanas, nunca debieron haberlo detenido”.

“Las políticas imprudentes de esta administración están posibilitando y fomentando crímenes de lesa humanidad. ¡Nuestro país está siendo destruido!”, concluyó Trump en una comunicación vía telefónica con Fox News.

Apagón mediático

Varios reporteros y fotoperiodistas han reclamado el apagón mediático concedido por la administración Biden en la frontera sur de EE UU y la observación de operaciones por parte de Aduanas y Protección Fronteriza, tras limitar la difusión de información de los agentes fronterizos mediante la discreción fiscal en relación con la prensa.

“Le pido respetuosamente a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos que deje de bloquear el acceso de los medios a sus operaciones fronterizas”, tuiteó el pasado viernes John Moore, corresponsal de Getty Images y galardonado con la foto del año por la organización World Press Photo Foundation en 2019.

Con años de experiencia en el medio, para Moore no existe justificación alguna para una prohibición física total a los medios de comunicación y afirmó que el gobierno federal y “la Patrulla Fronteriza ha estado retirando a los periodistas que ingresan, incluido yo mismo, CBS y otros”.

El Washington Post informó el sábado que hay 15.000 niños no acompañados en posesión del gobierno federal de Estados Unidos, casi el doble del número más alto jamás registrado por el Departamento de Seguridad Nacional.

Presión de la opinión pública y crítica bipartidista

Ante la presión de la opinión pública, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jennifer Psaki, ha sido cautelosa en afirmar como “crisis” la situación en la frontera de EE UU y ha descartado la posibilidad de que Biden viaje a la frontera sur, porque recibió un informe de la situación actual con fotos.

Sin haber publicado las fotos que ha visto Biden, Psaki aseguró que hablaría con el equipo sobre la actualización pública de las imágenes y negó ante los periodistas una política de mantener “callada” a la gente.

“Ciertamente no lo caracterizaría de esa manera”, dijo Psaki en referencia a la logística del acceso a la prensa a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza. “Pero si nuestra política es mantener a la gente callada, no tenemos éxito y no es nuestra política evitar que la gente hable”, comentó.

El senador demócrata, Chris Murphy, criticó las instalaciones y calificó el sitio como “un lugar donde no quieres que tu hijo entre por más de 10 minutos”, al tiempo que el representante demócrata por Texas, Henry Cuellar, compartió varias fotografías del interior de las instalaciones con Axios.

Por su parte, James O’Keefe, periodista, se animó a realizar un trabajo particular y publicar su aporte en videos y fotografías en redes sociales, así como en el sitio web oficial de Project Veritas.

Con este registro audiovisual, O’Keefe desmontó el argumento del secretario de Seguridad de EE UU, que acusó a la pandemia del coronavirus como la razón principal por la cual los medios no habían podido acceder a las instalaciones para migrantes. 

El New York Times ha calificado las instalaciones como “similares a las cárceles”, y dijo que los niños han sido sometidos a “condiciones horribles” que incluyen “enfermedades, hambre y hacinamiento”. 

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X