Ley de Igualdad

Ley de Igualdad: impiden a atletas femeninas testificar ante el Senado

Tras la reciente aprobación de la Ley de Igualdad por la Cámara de Representantes, a varias mujeres atletas biológicas actuales y anteriores de la escuela secundaria de Connecticut se les impidió testificar el miércoles ante la audiencia del Comité Judicial del Senado al respecto.

Se trata de las jóvenes estadounidenses Selina Soule, Chelsea Mitchell y Alanna Smith, quienes están asesoradas legalmente por Christiana Holcomb, de Alliance Defending Freedom para la mujeres.

“Es una vergüenza que los demócratas se negaran a escucharlas sobre los daños que enfrentan con una ley como la Ley de Igualdad. Nuestros clientes han perdido campeonatos estatales, podios y oportunidades para avanzar en la competencia porque se vieron obligados a competir contra machos biológicos”, dijo Holcomb al medio The Epoch Times.

Video: Alliance Defending Freedom

Dicha Ley de Igualdad redefine el sexo como una identidad flexible y de elección, en contraposición de características biológicas fijas.

Culpables mutuos

Cuestionados por The Epoch Times, la fracción mayoritaria de los demócratas a través de un portavoz no identificado negó el hecho diciendo: “no, la mayoría no las prohibió. La minoría pudo llamar a dos testigos y eligieron a los testigos que testificaron hoy”.

Por su parte, Taylor Foy, portavoz del comité republicano, rememoró la negociación inicial de “una audiencia de consenso”, en la que ambas partes presentan tres testigos, así como una opinión sobre las elecciones de la contraparte.

Varias objeciones de los demócratas durante las conversaciones de la audiencia de consenso obligaron a un escenario de formato tradicional, en el cual la minoría solo podía presentar dos testigos.

En este sentido, el ala republicana minoritaria se vio obligada a recurrir a testigos que pudieran abordar todo el espectro de problemas causados por la Ley de Igualdad, a cambio de aquellos que tratan solo problemas en específico como las preguntas sobre el atletismo femenino.

Testimonios escritos 

En el estado de Connecticut se ha aplicado una definición similar a la recién aprobada Ley de Igualdad en la Cámara, con el desenlace de que dos hombres biológicos pudieron competir en lo que antes eran competencias de atletismo únicamente para el género femenino.

En el testimonio que tenía ya escrito la joven Selina Soule, y recopilado por The Epoch Times, dice: “la Conferencia Atlética Interescolar de Connecticut comenzó a permitir que los niños que se identifican como niñas compitan en deportes de niñas”. 

Soule apuntó a que durante los cuatro años de secundaria “estos dos machos biológicos ganaron 15 títulos de campeonatos estatales femeninos en pista y campo, en solo tres años estos machos biológicos establecieron 17 nuevos récords de encuentros individuales, récords que las chicas no teníamos ninguna esperanza de romper”.

Por su parte, Alanna Smith, estudiante de tercer año en Danbury High School, puntualizó en su testimonio escrito lo que ella considera el problema principal: “es difícil ignorar las diferencias físicas entre nosotras y los machos biológicos cuando están alineados con nosotras en los bloques de salida. Sabemos mentalmente el resultado antes de que comience la carrera”.

“Esa injusticia biológica no desaparece por lo que alguien crea sobre la identidad de género. Todas las niñas merecen la oportunidad de competir en igualdad de condiciones, pero no debemos quedarnos marginadas en nuestros propios deportes”, reclamó Smith.

La exalumna de Canton High School y tercera atleta que quiso testificar fue Chelsea Mitchell, quien expresó: “cuatro veces fui la mujer más rápida en cruzar la línea de meta, pero no obtuve la medalla de oro ni el título estatal; los hombres de mi carrera se llevaron ese honor. Perder un campeonato estatal es difícil, pero perder uno porque la carrera no es justa es desgarrador”.

A su modo de ver, observar cómo tantas chicas se vieron afectadas desde que se aplicó la política de género en Connecticut hace cuatro años “no es justo ni correcto”, como tampoco lo es que no puedan llevar a casa una medalla de oro.

“Necesitamos categorías deportivas separadas, basadas en el sexo biológico para poder competir de manera justa”, expresó Mitchell. Además, añadió: “si a los machos biológicos se les permite competir en deportes femeninos, ya no habrá deportes femeninos como los conocemos”.

Única estudiante en testificar

La joven Stella Keating, de 16 años de edad, sí testificó ante el Comité diciendo que sus pronombres son “ella/ella” y afirmó que su temor de asistir a la universidad se basa en que el estado de Washington, donde estudia, no le brinda la misma protección que en Connecticut a las personas transgénero como ella.

En su búsqueda de posibles universidades en las cuales estudiar, Keating dijo que ”todo en lo que puedo pensar es en esto: menos de la mitad de los estados de nuestro país me brindan la misma protección ante la ley”.

Identificada como transgénero, Keating dejó tres preguntas en el aire: “¿qué pasa si quiero asistir a la universidad en un estado que no me protege? ¿Cómo es eso correcto? ¿Cómo es eso incluso estadounidense?”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X