Black Lives Matter

Testimonio: “Black Lives Matter es la ilusión de la inocencia racial”

Este martes, el cineasta Eli Steele, creador de ¿Qué mató a Michael Brown?, reveló un encuentro cercano sobre lo realmente alejado que está el movimiento Black Lives Matter (BLM) de las comunidades afroamericanas en Estados Unidos, específicamente en Woodlawn, al sur de Chicago, Illinois.

La historia de Steele comenzó al detener su auto en King Drive, para luego entrar a la Iglesia New Beginnings del pastor Corey Brooks. Al encontrar al pastor, el cineasta le explicó que esperaba observar el respaldo de ese vecindario a BLM, a lo que Brooks contestó con una sonrisa.

Posteriormente, Steele le preguntó si su organización sin fines de lucro, Project HOOD, percibió alguna parte de los $90 millones que BLM recaudó luego de la muerte de George Floyd. Brooks pronunció un largo “no”.

Como ya pasó en otras partes de EE UU, BLM ocasionó destrozos en King Drive, con saqueo y vandalismo a varias farmacias y tiendas. Esto obligó al pastor a enviar a integrantes de su iglesia a transportar a los residentes de la localidad hasta otras ciudades para que accedieran a sus medicinas y comida.

El trabajo del pastor Brook en esa comunidad se tradujo en todas las posibles mejoras que se pudieran lograr para que las empresas se establecieran y generaran miles de empleos para los lugareños. Sin embargo, luego del caos generado por BLM, lógicamente ninguna compañía colocaría su dinero ante la idea de que el suceso se repita.

Ciudadanía ciega ante la realidad de BLM

Steel destacó que una de sus vecinas en la ciudad de Los Ángeles había colgado un cartel que decía “te veo”, en apoyo a Black Lives Matter y a las comunidades afroamericanas. Asimismo, esta persona le comentó que había donado $500 al movimiento.

Ante ello, Steel le informó sobre el trabajo de varias organizaciones que sí están realizando cambios tangibles en la sociedad, como el Proyecto HOOD.

Asimismo, le dijo que organizaciones sin fines de lucro anteriores a la aparición de ese movimiento no se habían beneficiado de sus $90 millones recaudados.

“Black Lives Matter es más un movimiento ideológico que carece de la infraestructura para impactar realmente a la gente sobre el terreno. Aun así, a ella no le importó. Probablemente carecía de la autoconciencia o la educación para saber que era la última encarnación del ‘Salvador Blanco’, que prefería la ilusión de ‘hacer el bien’, a la realidad mucho más difícil de hacer un cambio real y duradero en una persona o vecindario”, lamentó Steele.

El cineasta declaró que no podía ser más grande el abismo entre la realidad de Brook y la ilusión de su vecina.

Proyecto HOOD

El pastor Corey Brooks contó cómo soñaba con derrumbar un motel decaído y que era la cuna de la prostitución, la venta de drogas y el asesinato de la localidad, para edificar un centro comunitario, el Proyecto HOOD.

El hotel, llamado Super Motel, quedaba frente a la Iglesia New Beginnings, y era un show de actividades obscenas observado por los niños que transitaban por el lugar para ir hasta su escuela.

Ante la realidad de esa situación, Brook convocó una serie de marchas con la comunidad para lograr el desalojamiento del hotel y su demolición. Cuando la medida no surtió efecto, decidió subir al techo de la iglesia para protestar.

Tras 94 días en el techo, logró que le dieran innumerables donaciones para demoler el hotel.

De esa manera, desde 2012, el Proyecto HOOD ha estado funcionando y es reconocido en Woodlawn, Chicago, por trabajar en la disminución de tiroteos y represalias a través de su Equipo de Impacto de Violencia.

¿Por qué la gente apoya a Black Lives Matter?

Esta pregunta es respondida por Steele de la siguiente manera:

“Black Lives Matter funciona principalmente como un movimiento ideológico sin ataduras a las realidades sobre el terreno. Lo que hace que los movimientos ideológicos sean mucho más atractivos que las duras realidades es que crean marcos convenientes y de significado. Mi vecina, comprensiblemente, se angustió cuando vio lo que le sucedió a Floyd, y lo que más quería era disociarse de lo que veía como el lado equivocado de Estados Unidos. Y, por el precio de un letrero de jardín y una donación, el marco de significado antirracista que Black Lives Matter le proporcionó le permitió comprar la ilusión de la inocencia racial”.

En contraste, destaca que la labor del pastor Brooks se caracteriza por alejarse de las ilusiones y enfocarse en las crudas realidades de las comunidades.

“El crimen del pastor en el Estados Unidos de hoy es no traficar con ideologías o consignas. No puede darse el lujo de hacerlo porque la realidad que lo rodea ha sido muy dura e implacable”, comentó Steele.

A diferencia de Black Lives Matter, Joe Brooks y el Proyecto HOOD no imponen ningún tipo de ideología, sino que hacen que las personas se enfrenten a la realidad de la vida.

“Para muchas personas, este podría ser un lugar insoportable porque la realidad a menudo puede ser brutal y despiadada. Es a partir de ahí que puede comenzar la larga y difícil tarea de curación o verdadera transformación para mejor. Esta es la lección con la que muchos estadounidenses perdieron contacto mientras corrían hacia la ilusión de la inocencia racial”, advirtió Steele.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X