piers morgan meghan markle

Piers Morgan destroza la entrevista de Meghan Markle.

Después de la entrevista que Oprah Winfrey realizó con el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, en la que dieron declaraciones escandalosas, entre ellas acusaciones de racismo, el periodista Piers Morgan arremetió furiosamente contra la pareja y dijo que no creería ni siquiera el reporte del tiempo, viniendo de Markle.

En The Daily Mail, Morgan escribió: “nauseabundo, vergonzoso, salaz, mojigato, espectacularmente egoísta y lleno de autocompasión. Nunca había visto una entrevista mas repulsivamente falsa, ni una más horriblemente hipócrita y contradictoria”.

La pareja estuvo más de dos horas en un ajuste de cuentas y autoindulgencia, en donde se quejaban por el acoso de la prensa, mientras al mismo tiempo sacaban sus trapitos al aire frente a decenas de millones de televidentes en todo el mundo.

En medio de una pandemia que ha cobrado hasta ahora más de 2.5 millones de muertes, la pareja que vive en una mansión californiana de más de $14 millones quería hacer ver al mundo que, a pesar de vivir rodeada de lujos y privilegios, es la verdadera víctima.

Por su parte, Markle llegó al extremo de comparar su vida en el Palacio de Buckingham con la terrible existencia de la cuarentena, y lo que eso representaba para la gente en general, tratando de generar empatía en familias que viven en altos edificios sin ascensores y con tres hijos y sin trabajo ni dinero para darles de comer.

“Ni siquiera  podía reunirme con mis amigos para almorzar”, se lamentó la duquesa, quien voló a Nueva York para un baby shower de $500.000 con todos sus nuevos y famosos amigos. Luego viajó de regreso a Londres en el jet privado de George Clooney.

Pero más allá de toda duda, esta entrevista fue un éxito para Meghan en Estados Unidos. Su narrativa de una pobre mujer biracial, desprevenida y vulnerable, arrojada a los lobos por una familia real, blanca y racista, así como también una prensa británica racista, está logrando que se le vea en Estados Unidos como valiente e icónica.

Consiguió exactamente lo que quería, que su país sintiera lástima por ella.

Apareciendo en Good Morning Britain, Morgan dijo: “estoy enfadado hasta el punto de desbordarme. Estoy asqueado por lo que acabo de tener que ver.… este es un maratón de basura de dos horas de nuestra familia real, de la monarquía, de todo por lo que la reina ha trabajado tan duro, y todo se está haciendo mientras el príncipe Felipe yace en el hospital. Destrozan a todo el mundo”.

Asimismo, comentó: “básicamente, hacen que toda la familia real sea un grupo de supremacistas blancos al lanzar esta bomba racial. No nombraron cuál era, simplemente lo tiran, podría ser cualquier miembro de la familia real, y Harry dice: ‘nunca diré quién fue’. Será mejor que lo digas rápido”.

Por último, dijo que todo se trata de una caricatura, un retrato despreciable sobre lo que es la monarquía y la familia real.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X