China guerra

China aumenta su presupuesto militar y se prepara para una posible guerra

China anunció un incremento de su presupuesto para el sector militar de 1,35 billones de yuanes, lo equivalente a $207,8 mil millones. Según los medios de comunicación estatales, el aumento representa 6,8% más que en 2020. La orden del Partido Comunista de China es de inflar a su ejército para una posible guerra.

“Debemos fortalecer de manera integral los ejercicios militares y prepararnos completamente para la guerra”, advirtió Li Keqiang, primer ministro chino, en las Dos Sesiones, un encuentro del Partido Comunista de China que sucede una vez al año.

Por su parte, Tang Jingyuan, comentarista de asuntos de China radicado en Estados Unidos, dijo que “construir un ejército fuerte es una de las principales tareas de Xi Jinping. Su lema es construir una ‘China fuerte”.

“Creo que Xi tomará acciones agresivas después de que pueda tomar otro mandato en 2022”, comentó con respecto al presidente de la República Popular de China.

Por otro lado, y con la mira en Estados Unidos, el vicepresidente de la Comisión Militar Central, Xu Qiliang, afirmó que China debe incrementar las inversiones del Ejército Popular de Liberación para una guerra probable con el país norteamericano.

“Ante la trampa de Tucídides y los problemas fronterizos, los militares deben acelerar el incremento de su capacidad. Debemos hacer avances en los métodos y la capacidad de combate”, aseguró Qiliang.

Según el medio El Orden Mundial, la trampa de Tucídides plantea que “la tensión entre dos potencias puede conducirlas a una guerra hegemónica en la que la gran potencia venza y asegure su primacía, o pierda y sea reemplazada por la potencia en ascenso”.

Inversión de las Fuerzas Armadas de China

De acuerdo con la agencia de noticias de China, Xinhua, basada en dos medios de comunicación extranjeros, el capital destinado este año para las Fuerzas Armadas es de 1,35 billones de yuanes.

Asimismo, 21st Century Business Herald, empresa estatal, detalló que para el año 2020 el presupuesto militar había subido 6,6%; 7,5% en 2019; 8,1% en 2018; 6,94% en 2017 y 7,46% en 2016.

Cada una de esas cifras es mayor que la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto del año respectivo.

Al respecto, Keqiang comunicó el pasado 5 de marzo que el país no espera obtener un PIB de menos del 6% en 2021. La inversión de 1,35 billones de yuanes resultará en un PIB de 6,8%.

El año 2020 fue un año de múltiples dificultades para la potencia asiática: pandemia del covid-19, inundaciones, sequías, langostas, peste porcina africana y el decaimiento de la exportación, además de invertir 1,27 de yuanes en su cuerpo militar. Todo lo anterior ocasionó que su PIB fuera de 2,3%.

Planes para el ejército

Según un documento de las Dos Sesiones, elaborado por Keqiang, China planea aumentar la fuerza del ejército para este año mediante el trabajo conjunto de la política, las reformas, el área de tecnología, talentos y la administración por leyes.

Además, Keqiang le solicitó a los gobiernos de las localidades que respalden la evolución de las Fuerzas Armadas.

“El decimocuarto plan quinquenal para el desarrollo económico y social nacional de China y el esquema de los objetivos a largo plazo para 2035”, ese es el nombre del informe de las Dos Sesiones.

En ese documento, se le exige al ejército que le sea leal al Partido Comunista de China. Asimismo, en él se detalla que los cambios en el cuerpo militar de China se lograrán con el desarrollo de tecnologías en las siguientes áreas: océano, espacio, ciberespacio, biología, nuevas energías, inteligencia artificial y tecnología cuántica.

Otro de los requerimientos del régimen comunista chino es que se logre la cooperación entre militares y ciudadanos, unión llamada “fusión civil-militar”.

“Los militares y los civiles deben planificar el desarrollo de la tecnología en su conjunto, compartir los recursos y las instalaciones entre sí, transferir las tecnologías a ambos usos y desarrollar conjuntamente los negocios clave”, según el informe.

Por otro lado, la misiva contempla procesos de recursos humanos como: “fortalecer la formación conjunta de personal militar y civil, completar el sistema que apoya al personal para trabajar ya sea para militares o civiles, establecer certificaciones de calificación comunes”.

También aclara que se deben actualizar y desarrollar armas avanzadas, así como proveer a las Fuerzas Armadas de “armas inteligentes”.

Fines de defensa

Según lo dicho por los funcionarios chinos, la billonaria inversión solo tiene propósitos de defensa.

El Ministerio de Defensa Nacional de China dejó una pregunta en su cuenta de WeChat (aplicación china) el pasado 28 de febrero: “China sigue fortaleciendo su fuerza militar y mostrando sus músculos al mundo. China se vuelve cada vez más agresiva cuando tiene disputas con países vecinos. ¿Significa esto que China ha cambiado su política de defensa defensiva?”.

Posterior a esa publicación, el Ministerio señaló que el único objetivo que buscan es la “defensa defensiva”, y no la hegemonía y expansión.

A pesar de esto, las acciones del ejército chino muestran lo opuesto: ejercicios militares y navegación de portaaviones en el Estrecho de Taiwán y el Mar de China Meridional, así como el envío de aviones de guerra al espacio aéreo de Taiwán.

Asimismo, en agosto del año pasado, China disparó misiles balísticos al Mar de China Meridional para atacar portaaviones extranjeros imaginarios.

Jingyuan opina que el presidente de china quiere competir con Estados Unidos, por lo que esa sería la causa de que su lema político sea “China fuerte”, lo que se diferencia del lema “levántate” de Mao Zedong, expresidente, y “China rica” de Deng Xiaoping.

Unificación de Taiwán

“Es bien sabido que el régimen chino quiere con entusiasmo unificar Taiwán con el continente. Es sólo una cuestión de tiempo”, dijo por su parte Jingyuan. Según el comentarista, Jinping estaría preparando la unificación de Taiwán con el continente durante la presidencia de Joe Biden.

“El gobierno chino llama a Taiwán una isla del tesoro. Quiere ocupar Taiwán, lo que puede fortalecer al régimen de Beijing”, indicó Jingyuan.

Al respecto, Jingyuan siguió diciendo que “las autoridades de Beijing han tenido miedo de Estados Unidos y sus aliados cuando piensa en unificar Taiwán por la fuerza en las últimas décadas. Ahora la economía de Estados Unidos se ve gravemente afectada por el virus del Partido Comunista Chino, y Biden es blando con China. Es una buena oportunidad para que Beijing inicie una guerra en el Estrecho de Taiwán. Pero ahora no es un buen momento”.

Promocionar la paz para mantener la presidencia

De acuerdo con Jingyuan, lo que Xi Jinping tiene entre manos en este momento es el control de su cargo en el régimen de China, por lo que no puede arriesgarse con una guerra.

“El punto más importante es que a Xi Jinping le preocupa su posición en el régimen, o más exactamente en el partido. Si Xi lanza la guerra ahora, perderá su poder si no puede unificar Taiwán en muy poco tiempo… algo así como en una semana”, declaró Jingyuan.

Asimismo, detalló que el apoyo de Biden a Taiwán será decisivo para el resultado final. De lo contrario, Taiwán estaría en aprietos.

Sobre la postura del gobierno estadounidense ante China, hay que recordar que Estados Unidos lo tiene clasificado como una amenaza, razón por la que envía portaaviones al Mar de China Meridional constantemente.

“El Departamento dará prioridad a China como nuestro desafío de ritmo número uno y desarrollará los conceptos operativos, las capacidades y los planes correctos para reforzar la disuasión y mantener nuestra competitividad”, señaló Lloyd Austin, secretario de Defensa de EE UU, el pasado 4 de marzo.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X