china

Reporte: China cubre viajes y cenas privadas para seducir a la prensa y a los políticos

La reportera de investigación del medio The National Pulse, Natalie Winters, aseguró que el régimen comunista de China cubre el costo de lujosas cenas privadas, así como viajes selectivos, con el fin de presionar a la prensa y a distintos políticos para que formulen y difundan políticas favorables.

Explicó que desde el medio que representa se descubrió una organización con el nombre de Fundación de Intercambio China-Estados Unidos (Cusef por sus siglas en inglés).

De acuerdo con lo que dijo en una entrevista a Crossroads durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC por sus siglas en inglés), la empresa “busca específicamente cooptar y neutralizar cualquier oposición al Partido Comunista Chino”.

¿De qué va la Fundación de Intercambio China-Estados Unidos?

La Fundación de Intercambio China-Estados Unidos se estableció con el estatus de “independiente, sin fines de lucro y no gubernamental” en la ciudad de Hong Kong en el año 2008, con el objetivo de servir de puente para una relación positiva entre ambas potencias mundiales.

Su presidente es Tung Chee Hwa, quien también es el primer jefe ejecutivo de Hong Kong y el actual vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

Winters rememoró el año 2013 cuando el ahora presidente Joe Biden se reunió con el líder de la organización tras su visita a China. “En ese mismo viaje él vio convenientemente que su hijo firmara un acuerdo muy lucrativo con el Banco de China y otras entidades”, expresó la periodista.

Winters fue más allá al afirmar que a varios periodistas, reporteros y editores de varios medios occidentales “les encanta aleccionarnos sobre la integridad periodística”.

“Cuando se leen los expedientes de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (Fara por sus siglas en inglés), se ve que ellos estaban obligados a proporcionar esencialmente una ‘cobertura favorable’ y a ‘difundir información positiva’ sobre China”, agregó.

¿De qué trata la Ley Fara?

La Ley de Registro de Agentes Extranjeros fue aprobada en 1938 con la misión de identificar y controlar la propaganda nacional socialista de los germanos. 

Ser un “agente extranjero” conlleva a que una persona o entidad opere en territorio estadounidense en defensa de los intereses de otro país. De por sí no es ilegal, pero requiere cierta metodología con transparencia.

Actualmente son los lobbies (grupos de presión), los promotores de turismo e incluso las consultorías políticas los que están registrados, además de pocos medios extranjeros como Russia Today (RT).

“No se trata solo de mi opinión o de teorías conspirativas. Esto está dentro de los archivos de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros. Esto es explícitamente para lo que ellos son contratados, es lo que se supone que ellos deben hacer”, aseveró Winters al presentador de Crossroads, Joshua Philipp.

Expediente secreto

La firma BLJ Worldwide hizo declaraciones en el expediente de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros del año 2020, donde afirmó haber ayudado a la Cusef a relacionarse “de forma abierta con los líderes de pensamiento y académicos, incluso mediante el uso de cenas estilo salón”.

Por otro lado, Winters sugirió que tanto universidades, medios de comunicación y miembros importantes de Hollywood, así como funcionarios en función y anteriores, han hecho esos viajes a China donde recibieron una visión “muy elaborada” del régimen comunista chino.

“No es de extrañar por qué tratan esto con guantes de seda y son muy amables con ellos”, dijo Winters.

Trato suave consensuado

La periodista norteamericana sugirió que los medios informativos son bastante condescendientes con el régimen comunista chino para cubrir ciertas historias, como el genocidio de los uigures.

“Lo que ellos quieren es que todos los que están en la Casa Blanca se hayan vinculado de alguna manera con ellos, ya sea a través de una organización como la Cusef. Ellos quieren que provengan de programas universitarios que hayan sido enteramente financiados y costeados por el Partido Comunista Chino”, dijo Winters.

La periodista desestimó la idea de la bandera china ondeando encima de la Casa Blanca como la forma de dominación del gigante asiático sobre EE UU, antes de señalar que la mayoría de los congresistas afroamericanos que conforman el “Caucus Negro” del Congreso forjaron más de 10 años de relación intensa con dicha fundación sin fines de lucro.

También indicó que los constituyentes en edad de estudiantes han sido enviados en los mismos viajes pagos, y que muchos de ellos postean para el sitio web de la Cusef.

“En uno de los posteos, una de las pobres chicas que fue al viaje habló realmente de que China es un ‘increíble país comunista’ que supera a Estados Unidos en prácticamente todos los niveles”, contó Winters, ante lo que calificó como “propaganda en su máxima expresión”.

¿Red demócrata?

Según Winters, la “Cohorte Inaugural Marcia Fudge” fue el nombre que supuestamente tuvo el primer grupo de estudiantes que visitó China, en referencia a la representante demócrata del estado de Ohio, Marcia Fudge, quien “encabezó todo el programa”.

“Eso no es algo que yo quisiera que llevara mi nombre o que estuviera cerca o que sometiera a mis electores”, expresó Winters, quien lo calificó como un hecho “absolutamente fuera de lugar”.

Marcia Fudge es la nominada por el presidente Joe Biden para la secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano.

Antecedentes recientes

Otras cuatro organizaciones, aparte de la Fundación de Intercambio China-Estados Unidos, fueron vetadas a finales del 2020 por la administración presidida por Donald Trump, tras calificarlas como programas de propaganda china.

Mike Pompeo, entonces secretario de Estado de EE UU, señaló que los cinco programas estaban operados y financiados por el gobierno de la República Popular China como herramientas de propaganda de “poder blando”, además de ello “disfrazados de intercambios culturales”. 

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X