San Francisco invertirá $16.1 millones en carpas para personas sin hogar

San Francisco invierte $16.1 millones en carpas para personas sin hogar

La ciudad de San Francisco, Estados Unidos, realizó la inversión de $16.1 millones para la adquisición de 262 carpas para lidiar con una creciente epidemia de ciudadanos sin hogar. La inversión se desglosa en $190 por noche, o $61.000 cada carpa por año.

Estas carpas serán ubicadas en cada uno de los lotes vacíos de la ciudad para que se logre la creación de los “pueblos seguros para dormir”, según los funcionarios a cargo. En estos centros, las personas serán provistas de comida, agua y otros servicios básicos.

De acuerdo con el San Francisco Chronicle, “el costo anual de un lugar en un sitio es 2 ½ veces el alquiler medio de un apartamento de una habitación en San Francisco”.

Refugios limitados

La información del diario indica que los líderes de San Francisco están siendo presionados por el creciente número de personas que no tienen un hogar, una realidad que se ha visto impulsada por la pandemia del covid-19.

Lo que ha causado el nuevo virus es que los refugios limiten su capacidad para mantener el distanciamiento social y las medidas de bioseguridad. Además, se han visto en la obligación de interrumpir algunos de sus servicios.

Proyecto costoso

Al respecto de la inversión de la ciudad, algunos funcionarios comentaron que se trata de una estrategia sumamente costosa, y que debería ser evaluada de nuevo. El programa de las carpas no es elegible para un reembolso federal.

Actualmente, San Francisco posee un déficit presupuestario que alcanza los $650 millones, el cual está proyectado para los siguientes dos años.

Asimismo, la inversión de $16.1 millones para el programa es una fracción de los más de $300 millones que la ciudad gasta anualmente para la atención de las personas sin hogar.

El informe del San Francisco Chronicle también señala que una votación en 2018 está en proceso de recaudar de $250 millones a $300 millones por año.

Por su parte, la directora interina del Departamento de Personas sin Hogar de San Francisco, Abigail Stewart-Kahn, dijo que la ciudad debió colocar en marcha otras opciones para las personas sin hogar, debido a que los albergues se cerraban temprano por el covid-19.

Además, explicó que algo que también aumentó la inversión es que los funcionarios no tuvieron el tiempo necesario para la licitación de contratos, lo que hubiera reducido la millonaria factura.

También comentó que las carpas se encuentran en los lotes al rededor de la ciudad, como fuera del Ayuntamiento y en un estacionamiento del centro educativo City College, el cual tuvo que ser conectado a tuberías de agua y a electricidad, además de poseer seguridad durante las 24 horas del día.

Un mejor plan

Por otro lado, Rafael Mandelman, supervisor de San Francisco, propuso en otoño de 2020 una ley para que se desarrollaran más opciones para las personas que no tienen hogar.

“Es asombroso, y debemos entender por qué es así. Tenemos que encontrar la manera de tener salidas a las calles. Pero necesitamos que sean más rentables que el programa de sueño seguro que ha estado ejecutando la ciudad”, dijo Mandelman.

Por su parte, Jennifer Friedenbach, la directora ejecutiva de la Coalición para Personas sin Hogar, subrayó que estas carpas son una buena opción para evitar la propagación del covid-19, ya que proveen de una mayor protección que los refugios.

Sin embargo, Friedenbach dijo en el informe del Chronicle: “pero no creemos que una tienda de campaña sea una solución permanente para las personas sin hogar”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X