LeBron James NBA

Zlatan Ibrahimović pone en su lugar a LeBron, “dedícate al deporte y no a la política”.

En una entrevista para la UEFA y Discovery+ Suecia, el futbolista sueco Zlatan Ibrahimović, comentó sobre el basquetbolista de la NBA, LeBron James: “él es fenomenal, pero a mí no me gusta cuando los atletas hablan de política”.

Agregó: “no me gusta cuando la gente con un status habla acerca de política, haz lo que tú eres bueno haciendo. Yo juego fútbol porque soy el mejor jugando fútbol. Si hubiera sido político, estuviera haciendo política. Este es el primer error que la gente famosa hace cuando se vuelve famosa, para mí es mejor evitar ciertos tópicos y hacer lo que tú eres bueno haciendo, de otra manera corres el riesgo de quedar mal”.

Posterior al partido de los Angeles Lakers, donde ganaron por 102-93 a los Portland Trail Blazers, James le respondió a Ibrahimović: “no hay manera de que yo me apegue sólo a los deportes”.

James le recordó a todo el mundo que él es mucho más que un jugador de baloncesto. “Yo nunca me callaré acerca de las cosas que están mal”, dijo sobre los comentarios de Ibrahimović.

“Yo predico acerca de mi gente y la igualdad, injusticia social, racismo, supresión sistemática de los votantes, cosas que suceden en nuestra comunidad”, continuó LeBron James, quien es una de las estrellas de la NBA.

Además, dijo: “yo era parte de mi comunidad en una época y veía las cosas que estaban sucediendo y sé qué está sucediendo todavía hoy, porque tengo un grupo de más de 300 niños en mi escuela que están viviendo las mismas cosas y ellos necesitan una voz. Y yo soy su voz. Yo soy su voz y uso mi plataforma para hacer evidente lo que está sucediendo, no solamente en mi comunidad, sino en todo ‘este país y alrededor del mundo”.

Por otro lado, aseguró que él sabe cuán poderosa es su voz para el público.

Tweet de la cita:

James recordó que Renee Montgomery, ex estrella y activista de Atlanta Dream, también criticó a Ibrahimović, cuando en el 2018 fuera estrella de los Angeles Galaxy y habló de “racismo encubierto” en Suecia.

Según James, estos comentarios parecen evidenciar una cierta hipocresía.

El silencio sobre China muestra que la NBA prioriza el dinero

La NBA aparenta estar llena de luchadores sociales, pero cuando se trata de China, la crítica brilla por su ausencia.

En Julio del 2020, el reportero de la NBA, Adrian Wojnarowski, fue suspendido por ESPN luego de enviar un correo con la palabra “jódete” a Josh Hawley, senador republicano de Missouri, Estados Unidos, después de que Hawley emitiera una carta abierta criticando al comisionado de la NBA, Adam Silver, por la relación amistosa de la liga con China.

Mientras que las quejas sobre el expresidente Donald Trump son lugar común para estrellas de la NBA, tales como LeBron James, Steph Curry y Kevin Durant, así como también los entrenadores Steve Kerr y Gregg Popovich; quejas similares no existen sobre China, quienes algunos argumentan es el mayor adversario geopolítico de Estados Unidos.

El año pasado se hizo muy evidente esta postura de silencio frente a China, cuando la NBA publicó su disculpa en respuesta al manager general de los Houston Rockets, Daryl Morey, quien hizo un tweet con una imagen que decía “pelea por la libertad, apoya a Hong Kong”. Morey también se disculpó.

Poder chino

Los ingresos de origen chino de la NBA son la prioridad de la liga, así que al parecer el miedo al Partido Comunista Chino los censura.

La NBA tiene total acceso a los casi tres mil millones de personas que viven en China. Desde su página web, dicen que más de 500 millones de personas en China vieron juegos de la liga en la temporada 2018-2019, esas son personas que además pueden comprar mercancía alusiva.

La liga ya firmó un contrato para la transmisión de los partidos con la compañía china Tencent, contrato que asciende a más de 1.5 billones de dólares, por cinco años. Pero, desde el incidente con el tweet de Morey, la empresa china CCTV, dirigida por el Estado, no transmite los juegos, ni está en intención de volver a hacerlo.

Asimismo, a partir del incidente del tweet, la empresa Tencent tampoco muestra los juegos de los Houston Rockets.

Hasta el 2018, los negocios totales de la NBA en China estaban valuados en cinco mil millones de dólares, de acuerdo con la NBC News. Si la NBA se mantiene en buenos términos con China, ese número continuará creciendo.

Para mantener el negocio, la NBA debe mantener el perfil bajo y la boca cerrada sobre cómo China inunda al mundo con bienes falsificados (que destruyen trabajos), el rol de China en la epidemia de los opiáceos, su rampante robo de propiedad intelectual, sus condiciones inhumanas de trabajo, su tratamiento tipo Nazi para los Uighurs, y la opresión sobre Hong Kong, Tíbet, y Taiwán.

Esto no perturba a la NBA, mientras lo arreglan todo poniendo parches del movimiento Black Lives Matter a los uniformes. Podría parecer una posición hipócrita, pero se trata de buenos negocios.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X