Indiana armas

Votan por eliminar licencia para porte de armas en Indiana

Con una victoria política para los defensores de la segunda enmienda, durante una votación del lunes, la Cámara de Representantes de Indiana se inclinó a favor de eliminar la licencia actual para poder portar armas de fuego en el estado.

El proyecto de ley 1369 fue sometido a un sufragio que resultó en 65 votos a favor y 31 votos en contra, y ahora se dirige al Senado, donde anteriormente consiguió buena receptividad.

“Este proyecto de ley es para el ciudadano legítimo en el estado de Indiana”, dijo su autor, el representante Ben Smaltz, republicano de Auburn.

El derecho constitucional reflejado en la segunda enmienda es una base sólida para los defensores de este proyecto de ley al que ahora temen los opositores y la policía estatal.

Hasta ahora, para poder llevar un arma de fuego se debe tener 18 años de edad o más, hacer un registro online en el cual te agendan una cita para tomar las huellas dactilares y completar el procesamiento según la ley, todo dentro de un plazo máximo de 180 días.

¿En qué consiste y quiénes lo apoyan?

Este proyecto de ley plantea un escenario que promete ser gradual durante 2021 y 2022 para la eliminación de licencias sobre el porte de armas de fuego dentro de Indiana.

El republicano Ben Smaltz expresó: “este proyecto de ley es para la persona que obedece nuestras leyes y que ahora mismo tiene que superar los obstáculos para ser la persona que obtenga el permiso”.

A través de un servicio de por vida al precio de $75, el proyecto abriría el camino para obtener rédito económico, tal como se hace hasta ahora con las licencias emitidas.

Según datos estatales, menos del 5% de los más de 120 mil solicitantes de licencias para portar armas de fuego en todo el año 2020 fueron denegados por sus antecedentes penales.

A pesar de los rumores respecto al proyecto de ley, el mismo no permitiría que ciertas personas con antecedentes criminales porten un arma en público.

Guy A. Relford, abogado de la segunda enmienda de Indiana, afirmó que “ya son 16 estados que ya han adoptado el control constitucional”, también señaló como dato adicional que en ninguno de esos 16 estados existen registros que indiquen que la tasa de delitos violentos aumentó.

“Quienes se oponen a este proyecto de ley le harán creer que alguien que no le teme a la pena de muerte, que no le teme a la vida en prisión, le teme a un delito menor de clase A. Eso no es sensato”, expresó Relford, propietario de The 2A Project Inc e instructor en jefe de Tactical Firearms Training en Indianápolis.

Férrea oposición demócrata y de la policía estatal

El demócrata Mitch Gore, quien es el representante estatal de Indianápolis, expresó su descontento con la medida y dijo que “causaría menos paz”, según su experiencia como capitán de la Oficina del Sheriff del condado de Marion.

Por su parte, Douglas Carter, superintendente de la policía de Indiana, declaró en contra, incluso antes de la presentación del proyecto porque según su visión “aumentaría la carga investigativa de los oficiales y no de los propietarios de esas armas”.

Hasta ahora las licencias recaudan $5.3 millones en promedio al año, que son destinados a la capacitación de agentes del orden de la localidad.

Aun así, el jefe de policía de Lafayette, Patrick Flannelly, de la Asociación de Jefes de Policía de Indiana, dio su punto de vista: “creo que todos apoyamos firmemente la segunda enmienda”, sentenció.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X