cambio climático

¿Cambio climático? ¿Qué es lo que ocurre con el invierno excepcional en Europa y Estados Unidos?

Las recientes nevadas registradas en Estados Unidos, Europa, América y otras naciones como Israel y Turquía son el vórtice de un cambio histórico en el patrón meteorológico del planeta.

La masa ártica que actualmente se está registrando en Estados Unidos, Canadá y el noreste de México está entre 10 a 20 grados de temperatura por debajo de una situación normal.

Por otro lado, países como Groenlandia han notado un aumento de hasta 20° C por arriba del promedio, lo que denota que se está calentando mientras se revierte el patrón meteorológico hasta como se conoce.

Asia está más frío, partes de África y del Medio Oriente también lo están, una tormenta gélida se registró hace poco en Japón, dejando claro que el hemisferio norte se vio drásticamente alterado por un calentamiento súbito estratosférico.

¿Cuáles son los patrones que influyen?

La respuesta a esta interrogante puede no ser tan sencilla, pues en la ecuación deben considerarse los patrones meteorológicos a gran escala que afectan en este caso: la corriente de chorro y el vórtice polar.

Tras un calentamiento súbito de la estratosfera, las corrientes de aire que serpentean a cientos de kilómetros por hora en los hemisferios de la Tierra han tenido una curiosa variación en su comportamiento.

Debido a ello, se generó un debilitamiento del vórtice polar que perturbó a la corriente de chorro y alteró el típico invierno al norte del planeta tierra.

El escape de aire a temperaturas extremadamente bajas en latitudes medias de Europa, Asia y América del Norte, así como una ola de calor dentro del Viejo Continente, son dos fenómenos perfectos que van de la mano para un coctel de nevadas excepcionales.

La trayectoria de la curva de la corriente de chorro va en concordancia con la temperatura de la corriente de aire, algo muy útil para corroborar la conexión entre ambas.

¿Cómo es una corriente de chorro en un invierno normal?

La falta de energía solar durante los meses de cualquier invierno normal hace que la región del Ártico se enfríe hasta -70° C, esto es gracias a un vórtice polar y una corriente de chorro estable que hacen del polo norte una reserva de aire frío.

En el invierno pasado se observó un vórtice polar mucho más estable, así como una fuerte y constante corriente de chorro que casi logró un récord de calor en ciudades como Moscú, derivado de un raro agujero en la capa de ozono ártica. ¿Cambio climático?

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático dio por sentadas sus razones en un tweet viral, donde aseguró que la desestabilización de la temperatura a raíz del calentamiento global es la causa esencial de las corrientes irregulares.

Expertos en la materia ponen en tela de juicio la tendencia a sobreestimar el papel de la corriente de chorro en el cambio climático que se señala, mientras los científicos continúan la investigación.

Récords de temperaturas en Estados Unidos

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, anunció la reincorporación del país al Acuerdo de París del año 2016, con el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero. La decisión fue tomada luego de que en el país se rompieran récords de temperaturas en estados como Texas.

Tanto los contrastes en el clima europeo, así como las temperaturas gélidas en Estados Unidos, plantean una interrogante: ¿se puede culpar por completo al cambio climático?

Según el gráfico emitido a través de Twitter por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los fríos extremos son fenómenos cada vez más aislados, aunque ciertamente este comportamiento imprevisible puede repetirse en cualquier momento.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X