Merrick Garland

La investigación a Hunter Biden y las mentiras de Andrew Cuomo saldrán a relucir en la audiencia de Merrick Garland

Para Merrick Garland, juez, escogido por la administración de Joe Biden para ocupar el puesto de fiscal general de Estados Unidos, es posible que suceda una interrogación por parte de los republicanos en el Senado sobre temas controversiales, como las muertes en varios asilos de ancianos, las preocupaciones acerca de Hunter Biden, entre otras cosas.

Se espera que la junta empiece a las 09:30 am y se prolongue hasta la noche. Además, la audiencia seguirá en desarrollo durante el martes, pero es más probable que suceda con testimonios externos y no con Garland.

Esta es la primera audiencia de nominación en el Comité Judicial del Senado, que contará con demócratas a cargo del presidente del Comité, Dick Durbin.

Proceso de Garland

Merrick Garland es un juez que goza de amplio respeto en el Tribunal de Apelaciones del Circuito de DC, el cual es visualizado como el tribunal más alto del país.

Hasta ahora se tiene previsto que su nominación gane la cantidad de votos necesaria para que sea proclamado como nuevo fiscal general. Sin embargo, su entrevista se verá amenazada por los republicanos, quienes podrían cuestionarlo acerca de temás relevantes e informarle sobre las decisiones que deberá tomar en caso de ser elegido.

Uno de los temás más controversiales por el que se espera sea preguntado es sobre el supuesto caso de encubrimiento de los fallecimientos en asilos de ancianos, por parte del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, bajo la premisa de que fueron consecuencia de las políticas del estado a principios de la pandemia por el coronavirus.

Ante esto, el senador republicano por el estado de Texas, Ted Cruz, dijo en una carta: “cuando el juez Garland testifique ante este Comité, esperamos que comprometa al Departamento de Justicia a investigar a fondo este encubrimiento para determinar si se violaron las leyes penales, y para enjuiciar las violaciones”.

Asimismo, destacó que le preguntarán a Garland si realmente tiene los recursos necesarios para realizar una fuerte investigación, tanto de las muertes en Nueva York, como de los decesos registrados en otras regiones del país, que tomaron medidas similares y terminaron en la admisión de personas con la enfermedad del covid-19, entre ellas ancianos.

Por su parte, Cuomo, a pesar de las críticas que ha recibido de la izquierda y de la derecha, rechazó que haya procedido de mala manera. Al gobernador también se le acusa de un pésimo manejo de las muertes en los hogares para adultos mayores y de un “mal comportamiento” ante sus detractores.

Sin embargo, la pregunta más importante no es cómo se siente Merrick Garland sobre la investigación de Cuomo, sino quién será el que dirigirá un investigación en su contra.

Toni Bacon

Chuck Grassley, senador republicano por el estado de Iowa, y miembro de mayor rango en el Comité Judicial del Senado, solicitó ante el gobierno demócrata de Biden que mantuviera a Toni Bacon, fiscal federal interina para el Distrito Norte de Nueva York, en su puesto.

Bacon forma parte de la planilla de fiscales generales de la administración de Donald Trump que Biden ha pedido que renuncie.

De acuerdo con Grassley, Bacon debería conservar su lugar para que se encargue de las investigaciones sobre Cuomo, ya que Audrey Strauss, fiscal federal interina del Distrito Sur de Nueva York, es la suegra de la asistente principal de Cuomo, Melissa DeRosa.

Hunter Biden

Por otro lado, los senadores del Partido Republicano telegrafiaron que el juez Garland será cuestionado acerca de los “asuntos fiscales” del hijo del actual presidente de Estados Unidos, Hunter Biden. Ante ese caso, los republicanos podrían pedir que tome la misma posición de Joe Biden: mantenerse al margen.

“Los estadounidenses merecen saber que esta investigación no se verá obstaculizada de ninguna manera por el cambio de administración, y el candidato a fiscal general debe dejar este punto en claro. Así que sí, puede esperar que el senador Grassley pregunte sobre su papel en esta investigación”, subrayó un portavoz de Grassley en una entrevista para Fox News.

A su vez, un portavoz miembro del Comité, Lindsey Graham, señaló que es “muy probable” que ese tema salga a relucir.

David Weiss

Otro de los casos por los que pudiera ser entrevistado Garland, sería si aceptaría el compromiso de no despedir a David Weiss, fiscal federal por el estado de Delaware. Weiss fue la excepción de la solicitud de renuncia por parte de Biden a los fiscales de Trump.

Por su parte, el republicano por Colorado y miembro de la Cámara de Representantes, Ken Buck, pidió a Garland en una carta durante la semana pasada que siguiera la línea de Biden ante Weiss.

John Durham

También se espera que surja el tema de la investigación contra el fiscal especial, John Durham, quien es investigado por la policía federal por supuestas irregularidades en las averiguaciones sobre si Rusia estuvo involucrado en la campaña presidencial de Trump en 2016.

Ante ello, los republicanos podrían solicitar a Garland que no obstaculice el proceso investigatorio. Además, es probable que el juez enfrente interrogaciones sobre los cambios de la política migratoria de Trump de la mano de Biden.

Capitolio de Estados Unidos

Uno de los principales temas a tratar es el compromiso de Merrick Garland de colocar en juicio a “miembros de la mafia pro Trump”, que formaron parte del ataque al Capitolio el pasado 6 de enero. A la vez que enfatice que el país debe procurar que su sistema jurídico muestre un trato igualitario a todos.

“Si se confirma, supervisaré el enjuiciamiento de los supremacistas blancos y otros que irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero, un ataque atroz que buscaba interrumpir una piedra angular de nuestra democracia: la transferencia pacífica del poder a un gobierno recién elegido. Ese trabajo crítico es solo una parte del amplio alcance de las responsabilidades del Departamento”, dijo Garland en una declaración.

Además, indicó que la misión de la protección de los derechos civiles de los ciudadanos estadounidenses “sigue siendo urgente porque aún no tenemos la misma justicia. Las comunidades de color y otras minorías aún enfrentan discriminación en la vivienda, la educación, el empleo y el sistema de justicia penal; y son las más afectadas del daño causado por la pandemia, la contaminación y el cambio climático”.

Por su parte, el presidente del Comité Judicial del Senado, en sus declaraciones de este lunes, agregó que el nombramiento de Garland es uno de los “más críticos en la historia del departamento”.

“El Departamento de Justicia de Estados Unidos se convirtió en el Departamento de Justicia de Trump. Desde separar a miles de niños inmigrantes inocentes de sus padres hasta prohibir a musulmanes inocentes. El Departamento de Justicia de Trump ‘se convirtió literalmente en un brazo de la Casa Blanca”, dijo en su declaración inicial.

Durante el periodo de la administración de Barack Obama en 2016, Merrick Garland había recibido la nominación para la Corte Suprema, luego de que fuera anunciado el fallecimiento del juez Antonin Scalia. Sin embargo, el Partido Republicano rechazó una audiencia hacia Garland, con el argumento de que quien saliera victorioso sería el reemplazo de Scalia.

Actualmente, quien ocupa la Corte Suprema es el juez Neil Gorsuch.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X