Princesa Latifa

La princesa Latifa, hija del Emir de Dubái, afirma ser rehén de su padre

El video revelado el martes por los medios británicos Sky News y BBC, ocurre en medio del desconocimiento sobre la ubicación de la princesa Latifa, hija menor del Emir Mohamed bin Rashin Al Maktum de Dubái, desde el verano del año pasado.

En una comunicación de hace dos años realizada a través de un teléfono filtrado por sus amigos, la hija de la realeza de Dubái habló de cómo trató de escapar de su propia familia en marzo de 2018.

Al intentar huir a través del Océano Índico, fue “rescatada” y puesta a la orden de la familia real, según un relato expuesto con sus propias palabras donde hace varias afirmaciones preocupantes, entre ellas:

  • Se considera una “rehén”, desea su pasaporte de vuelta y poder salir de Emiratos Árabes Unidos.
  • La confinaron a una villa con rejas en las ventanas y vigilada por guardias armados.
  • Fue torturada, drogada y privada de libertad.

El Emir fija postura

El jeque Mohamed afirmó que todo se trató de un intento de engaño por parte de criminales que querían lucrarse de su posición, por lo que fue toda una “misión de rescate” para devolverla a Dubái.

Como argumento principal por no saberse nada de ella desde hace tanto tiempo, la Monarquía federal alegó que es por privacidad.

Visto normalmente en reuniones con jefes de Estado, incluida la reina de Inglaterra debido a su pasión ecuestre, la influencia del padre de Latifa y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos es indiscutible.

Aun así, la mancha de acusación directa de varios miembros de su familia es muy grande, incluyendo un caso examinado por el Tribunal Superior de Reino Unido entre el jeque y la princesa jordana Haya bint al Hussein, y a la hermana de Latifa, Shamsa, que se conoce que también intentó escapar por ser víctima de abuso.

El juez principal a cargo del caso de la princesa Haya bint al Hussein en Reino Unido, sir Andrew McFarlane, aceptó hace un par de años que el jeque había sido responsable de la detención de Latifa, no solo en 2018, sino también en 2002 en la frontera de EAU con Omán.

Los representantes del jeque no han respondido en ninguna ocasión a las solicitudes de comentarios.

La voz de Latifa

Contado por primera vez y con su propia voz, el relato de la hija del primer ministro y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos ha sacudido la opinión pública internacional al afirmar que se encuentra recluida en una villa que “se ha convertido en una cárcel”.

“Hay cinco policías afuera y dos mujeres dentro de la casa, y ni siquiera puedo salir a tomar aire fresco”, contó Latifa, quien detalló la tensa situación que vive. “Todas las ventanas están cerradas con rejas, no puedo abrir ninguna ventana”, dijo.

En la cinta grabada tambien explicó: “estoy haciendo este video desde un baño porque es la única habitación con una puerta que puedo cerrar con llave”.

“Pongo una botella y algunas cajas debajo, así que si alguien abre la manija (de la habitación) hará un ruido fuerte y será como una alarma para que deje de hablar. Así que sí, esta es mi situación ahora”, relató.

El medio Sky News acordó con ella varias preguntas a finales de 2019, así como también publicar las cintas tras su autorización, sin embargo, en el verano de 2020 se perdió el contacto y se desconoce su ubicación actual.

¿Cómo fue la misión de “rescate” a Latifa?

En palabras de la hija del jeque Mohamed, “estaba peleando tan fuerte como pude. Llevaba sandalias y se me salieron, así que estaba descalza. No tenía armas. Estaba atada. Me enfrentaba a mucha gente con armas, no fue fácil”, explicó.

La frustrada fuga ocurrió de manera abrupta cuando fue abordada en un yate de escape frente a la costa de Goa junto a su amiga, la ciudadana finlandesa Tiina Jauhiaien, por una incursión militar india-emiratí.

Puesta en otro bote más pequeño, Latifa describió cómo fue que la sujetaron, amordazaron e inyectaron tras resistirse fuertemente ante su supuesto “rescatista”: “este tipo vino con una pequeña bolsa, como una bolsa de camuflaje y sacó una aguja y me inyectó en el brazo”.

De retorno a Dubái

Finalmente, fue trasladada en helicóptero, y cuando se dio cuenta ya había aterrizado en Dubái y su cabello estaba siendo trenzado por una mujer mientras dormía. “Y noté que mis manos estaban realmente amoratadas e hinchadas, especialmente mi mano izquierda, porque estaba atada aún a la camilla”, detalló.

Luego de haber sido interrogada, según su relato, la llevaron a una cárcel a las afueras de Dubái conocida como “Al Alwir”, antes de ser transportada a la villa con vigilancia.

Latifa detalló que “estaba en la Sección 13 en la cárcel de Al Awir y afuera decía 291, estuve allí desde el día de mi secuestro hasta el 27 de mayo de 2018. Así que aproximadamente estuve tres meses en la celda de la cárcel de Al Alwir”.

La princesa explicó que “no fue una buena situación. El baño no tenía puerta. Creo que era solo otra forma de humillarte, sabes”. 

Su amiga, Tiina, quien estuvo con ella a bordo de la embarcación Nostromo, que fue confiscada, esta liderando una campaña en su búsqueda, y relató la emoción luego de recibir un mensaje de una persona que no especificó.

“Estaba teniendo dificultades para contactarla, pero finalmente semanas después, cuando escuché por primera vez la voz de Latifa, rompí a llorar, fue uno de los momentos más emocionales que he tenido y que puedo recordar hasta hoy”, expresó Jauniaien.

Preocupación en Reino Unido y activistas de derechos humanos

Desde que se conoció del caso de Latifa y Shamsa, amigos de la princesa hicieron llegar sus mensajes en video a las Naciones Unidas, organización que ya conoce de primera mano los detalles.

Amigos, como el activista de derechos humanos David Haigh, anterior recluso de la Monarquía de Emiratos Árabes Unidos, expresó su deseo al medio Sky News de que “líderes mundiales, celebridades y supuestos influenciadores que van a los Emiratos Árabes Unidos y promueven ese país, se despierten y vean cuál es la realidad”.

Por su parte, el portavoz del gobierno británico, Dominic Raab, dejó ver la preocupación, detallando un caso en el que “si bien Reino Unido no está involucrado directamente, seguiremos de cerca cualquier desarrollo”.

El director ejecutivo de la organización por los derechos humanos Human Right Watch, Kenneth Roth, expresó su preocupación por la forma de tortura a la cual es sometida la princesa e hija del jeque de Dubái, y dejó una pregunta en el aire: “¿cómo es que el Gobierno de Emiratos Árabes Unidos permite que esto suceda?”.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X