Hacker trato de envenenar el agua en Florida

En investigación: un hacker informático modificó la concentración de hidróxido de sodio en una planta potabilizadora de agua en Oldsmar, Florida, el pasado viernes, y encendió la alarma de las autoridades locales y federales.

Autoridades locales de Florida y federales realizan una investigación tras el intento de envenenar el suministro de agua de la ciudad de Oldsmar, según el alguacil del condado de Pinellas, Bob Gualtieri.

El pirata informático aumentó casi 100 veces los niveles de NaOH en el agua.

La sustancia se utiliza para la eliminación de metales y la reducción de la acidez. También es es el principal componente principal de los limpiadores de drenaje, y es altamente corrosivo.

Por otro lado, en concentraciones elevadas puede dañar la piel y provocar la caída de cabello, así como ingerirlo es casi letal.

Siendo común en los productos de limpieza domésticos, es un elemento usado en la regulación y control del pH.

¿Cómo ocurrió el incidente?

Un operador de la planta estaba monitoreando el sistema durante la mañana del viernes y notó que alguien accedió brevemente. No encontró esto inusual, dijo Gualtieri, porque otros empleados acceden al sistema de forma remota para resolver problemas técnicos.

En la tarde, cuando volvió a ingresar al sistema, observó que el intruso accedía a varios programas desde su computadora y manipulaba los controles del nivel de productos químicos, según medios de comunicación.

Esta vez, “el operador observó cómo alguien tomaba el control del ratón, lo dirigía al software que controla el tratamiento del agua, trabajaba en su interior durante tres a cinco minutos y aumentaba la cantidad de hidróxido de sodio de 100 partes por millón a 11.100 partes por millón”.

Tras el abandono del sistema por parte del atacante, el operador retomó el control y volvió la concentración del químico a su nivel normal de 100 partes por millón.

Se dio a conocer, para tranquilidad de los residentes locales y aledaños, que “el público nunca estuvo en peligro”, porque “los protocolos de monitoreo funcionan” y hubiesen impedido que llegara a las tuberías.

Origen de ataque: desconocido

A pesar de que no hubo un daño para la salud de la población de Florida, el alcalde de Oldsmar, Eric Seidel, recalcó que “lo importante es avisar a todos, y creo que ese es realmente el propósito de hoy, asegurarnos de que todos se den cuenta de que estos malos actores están ahí afuera”.

Asimismo, el senador republicano para el estado de Florida, Marco Rubio, abordó el ataque a través de un tweet paralelo a la rueda de prensa.

Aseguró que el hecho acontecido en la planta de agua “debería tratarse como una cuestión de seguridad nacional”.

A tan solo días del hecho, las autoridades han recopilado algunas pistas al respecto, aunque desconocen si el atacante estaba en el condado o fuera de Estados Unidos.

Si el sujeto es detenido “enfrentará cargos estatales por delitos graves y posiblemente cargos federales”.

Ciberataques: Del temor a la realidad

Si bien las grandes ciudades pueden estar protegidas por sistemas de seguridad más complejos, los proveedores de suministro de agua como la planta potabilizadora destinada a poco más de 15 mil residentes en Oldsmar no lo están, por lo que su infraestructura habría sido la favorita por los piratas informáticos.

La oficina del Sheriff dio inicio a una investigación criminal en conjunto con la Buró Federal de Investigaciones y el Servicio Secreto de Estados Unidos.

Pidió que todos los operadores gubernamentales de infraestructura crítica dentro del área de Tampa Bay hagan monitoreos y actualicen sus sistemas de seguridad.

Desde entonces, el software Team Viewer, usado para el monitoreo remoto de los expertos al mando, se desactivó para garantizar que una infracción como esta no vuelva a suceder, dijo el administrador de la ciudad de Oldsmar, Al Braithwaite.

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X