Administracion de Biden suaviza sanciones a Maduro. Guaido no dice nada.

En una clara flexibilización de la política norteamericana de sanciones sobre el Régimen de Maduro, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro autorizó a partir de este miércoles 3 de febrero del 2021, a realizar tareas básicas para el funcionamiento de puertos y aeropuertos en Venezuela, así lo informó, el portal web argentino de actualidad y economía INFOBAE.

Muchas compañías navieras internacionales en los últimos años han sido cautelosas de atracar en los puertos venezolanos, debido a las preocupaciones sobre un posible castigo de Washington, dijo una fuente no revelada a Reuters, citada por el mismo portal argentino.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió este martes, una licencia específicamente “la License General Nº 30A”, que exime de las sanciones impuestas a Venezuela a algunas transacciones necesarias para las operaciones ordinarias de puertos y aeropuertos, acota la reconocida Agencia EFE.

En su momento, James Story, hoy el actual Embajador de Estados Unidos en la nación suramericana sostuvo que, para la transición democrática “la política hacia Venezuela es bipartidista y no anticipa mayores cambios ni en la tendencia ni en el equipo de trabajo que opera desde el Departamento de Estado”, posición que fue reseñada, el año pasado, por el portal web de política, finanzas y negocios “Descifrado”.

El anuncio de la Oficina del Tesoro entonces, destaca esta agencia noticiosa, matiza el alcance de las sanciones impuestas a Venezuela en 2018 y 2019 para autorizar a empresas bajo jurisdicción estadounidense “operaciones ordinarias y necesarias para el uso de puertos y aeropuertos en Venezuela”.

Con este anuncio, la administración de Joe Biden se desmarca del pasado consenso bipartidista sobre las sanciones y la salida de Maduro que tanto eco encontró en Juan Guaidó y en los partidarios venezolanos más enconados de la Administración Trump.

El silencio de Juan Guaido:

En Venezuela, esta medida fue recibida con suma cautela por el Presidente Interino y el equipo de gobierno que encabeza, tanto así, que, desde sus esferas, no ha realizado pronunciamiento alguno sobre el nuevo viraje de la política norteamericana hacia Venezuela.

Resulta sorprendente esta reserva, por quienes se han caracterizado, en estos últimos años, por ser los más fieros defensores de las sanciones como estrategia para forzar un cambio de gobierno en dicho país y para los que, aún sin definiciones en la disputa electoral norteamericana, salieron a reconocer precipitadamente el triunfo de Biden, cuando horas antes vociferaban su militancia a la causa Trump.

En comparación, Presidentes como Jair Bolsonaro en Brasil y AMLO en México, prosélitos seguidores del Presidente Trump, fueron más prudentes a la hora del reconocimiento a Joe Biden.

El mensaje es directo, y la posición de liderazgo de EEUU sobre la gestión del interinato se ha reafirmado con Joe Biden, y es una clara señal de la nueva orientación que deberá observar el actual Presidente Interino Juan Guaidó, si aspira a mantener el apoyo norteamericano a la causa que él lidera para la transición democrática en Venezuela.

Sin duda, el abordaje de dicha transición tiene un sello distinto en la nueva administración norteamericana, su iniciativa de suavizar las sanciones al actual régimen venezolano, puede constituir el primer adelanto de negociaciones secretas frente a una realidad prejuzgada del Equipo de Gobierno de Joe Biden, centrada en el fracaso de Juan Guaidó de aglutinar y afianzar las fuerzas de oposición frente al gobierno de Nicolás Maduro.    

Deja un comentario

Donaciones

Donate

Paypal:

X